La asociación “Baza Histórica”, cuyo objeto es la puesta en valor del patrimonio de nuestra ciudad, viendo que las industrias medievales bastetanas son un complejo excepcional a nivel andaluz que tuvo una de sus épocas de mayor esplendor durante el periodo histórico el Reino de Granada (molinos de Boliche y Tenerías, Casa del Tinte, Carnicerías, tenerías de Santa Isabel…), expuso el 8 de febrero de 2008 a todos los partidos políticos, a las asociaciones de vecinos, a las distintas entidades bancarias, a las empresas interesadas y a todos los organismos públicos (Cultura, Turismo, Proder…) la recuperación de dichos edificiosmediante la compra de las mismos y su restauración, transformándolos en un recurso turístico de primer orden. Al poco tiempo de realizar la exposición se le aportó a todas las instituciones mencionadas una copia en CD para que pudieran verla y dar su opinión. Cualquier ciudadano que desee verlo mas detenidamente puede hacerlo en nuestra página web: www.bazahistoria.net. La Casa del Tinte es de la Junta (comprada por EPSA), el patio central de las carnicerías es un espacio público y los molinos podrían comprarse (el año pasado se vendían a 4 millones de las antiguas pesetas cada uno), aunque al parecer ya han pasado a manos privadas. Todos estos edificios están muy cerca entre sí en pleno centro histórico.
 

 Localización de las industrias medievales: Molino de San Andrés (1), Casa del Peso del la Harina (2),
   Molino de los Santaolalla (3), Casa del Tinte (4), posibles Tenerías de Santa Isabel (5) y Carnicerías
   de 1568 (6).
            El proyecto de poner en valor las Industrias Medievales de Baza podría llevarse a cabo a través del Milenario del Reino de Granada o mediante la colaboración del ayuntamiento, Diputación, Junta de Andalucía (Consejerías de Empleo, Cultura y Turismo) y asociación de empresarios del Altiplano. Miembros de esta asociación estamos realizando estudios sobre dichos edificios que iremos aportando poco a poco con el fin de completar la información histórico-artística sobre los mismos. Para que la ciudadanía entienda mejor esta iniciativa presentaremos en este artículo una introducción sobre las industrias medievales y un resumen sobre la Casa del Tinte, dejando para próximos números el resto de las industrias medievales, molinos y carnicerías.
 
Las industrias medievales bastetanas
 
Un número importante de las industrias medievales bastetanas tenían como elemento de unión con los zocos su emplazamiento común, la calle Zapatería y adyacentes, junto al cauce de agua más importante de abastecimiento urbano, el caz mayor. Casi todas ellas aprovechaban el preciado líquido o la energía que éste les proporcionaba para realizar sus actividades.
 
Las instalaciones industriales de la ciudad contemporánea siguen siendo las mismas y ocupan el mismo lugar que en la época árabe. Éstas tuvieron desde la reconquista hasta el siglo XX gran importancia dentro del sistema productivo, proporcionando substanciales rentas a sus propietarios por lo que siempre estuvieron en mano de la nobleza local, el clero y el cabildo.
La casa del Tinte
 
            Uno de los recursos principales derivados del gran desarrollo ganadero desde la creación del Reino de Granda fue la lana, saneada fuente de ingresos de la élite bastetana del siglo XVI, no sólo de aprovechamiento local sino para exportación a otros centros españoles y europeos: Flandes y Génova.

La casa del Tinte

 
En la primera mitad del quinientos el cabildo intentó mantener, potenciar y controlar esta industria y sus derivadas prohibiendo a través de las ordenanzas municipales el tintar lanas ajenas fuera del recinto urbano (hecho habitual hasta mediados de la mencionada centuria) y comprando en 1549 una casa del tinte, el inmueble que tienen ustedes en la fotografía. De esta forma se beneficiaba del proceso de transformación, tratando de evitar exportar toda la materia prima, ordenando dejar un tercio de producción local en la ciudad para que fuese repartida entre los vecinos para su transformación. El edificio realizó sus funciones a lo largo de la Edad Moderna, pasando en el siglo XIX a ejercer otro destino. El 6 de abril de 1836 se vendía por 6.000 reales al fabricante de jabón Juan Padilla Roldán, estableciendo en este inmueble su residencia y reutilizando muy posiblemente las instalaciones de la mencionada tintorería para su fábrica de jabones: toma de agua, calderas, fuego… Quién desee más información sobre este inmueble puede encontrarla en número IX de la revista Péndulo, acaba de salir a la venta.
 
Para no olvidar:
 
  1. Miembros de la asociación “Baza Histórica” llevamos más de una década realizando esta propuesta de recuperar las industrias medievales a distintas administraciones (Ayuntamiento, Consejerías de Turismo y Cultura, Diputación, Fundación del Legado Andalusí…). Jamás hemos obtenido respuesta. Todo ello demuestra el escaso interés que ha habido hasta hoy en día por este patrimonio bastetano.De todas estas instituciones públicas tan sólo la Diputación contestó, que aunque la propuesta era bastante interesante, dependía de que el ayuntamiento de Baza la incluyera dentro del programa de “Concertación”.
  2. Hace algunas semanas se anunció a bombo y platillo que el organismo gestor del Milenario empezaría a funcionar en septiembre de 2008. Es el momento de que el Ayuntamiento presente la propuesta.
  3. Desde aquí volver a solicitar a todos los partidos políticos que muevan los hilos pertinentes ante las instituciones competentes para la inclusión del proyecto de recuperación de la Industrias Medievales Bastetanas en el programa de Milenario del Reino de Granada.  No debemos olvidar que Baza fue una de las ciudades más importantes del mencionado reino.
  4. El 20 de octubre del 1999 el Parlamento Andaluz aceptó la propuesta que está asociación sugirió a IU para que este conjunto de edificios se declararan BIC. Han pasado casi 10 años y no se ha hecho absolutamente nada. Es más, los redactores del PGOU han pasado literalmente y no han planteado su declaración como BIC a pesar de las alegaciones que hemos realizado desde que se presentó el primer borrador del mencionado Plan.
  5. Para la rehabilitación de la Casa del Tinte hemos sugerido una propuesta ya publicada en prensa (ver nuestra página web). Esta se puede concretar en la recuperación de los alfarjes interiores y de las fachadas principales en su materiales originales. Restaurando los aleros de madera y ladrillo en su color y utilizando carpinterías de madera marrón oscura y persianas de cadenilla en el mismo color.
  6. Seguiremos insistiendo en esta iniciativa durante los próximos años pues creemos que es un aspecto muy importante de la cultura bastetana que tendría que ponerse en valor lo antes posible. A partir de ahora intentaremos que su restauración, si no se llevara a cabo a través de las propuestas realizadas, se ejecutara por medio del Plan Nacional de Patrimonio Industrial bajo el Instituto del Patrimonio Histórico Español.