PROPUESTAS DE LA ASOCIACIÓN “BAZA HISTÓRICA” PARA DEFINIR LA BAZA DEL FUTURO A TRAVÉS DE FONDOS FEDE

PROPUESTAS DE LA ASOCIACIÓN “BAZA HISTÓRICA” PARA DEFINIR LA BAZA DEL FUTURO A TRAVÉS DE FONDOS FEDER (II)
 
PROPUESTA Nº 1:
“Proyecto de renovación urbana de los ejes ZapateríaTenerías”. Desde la plaza de Santo Domingo a la de San Juan.
 
. La ciudad industrial y comercial de Baza, desde la Edad Media al siglo XX.
 
    La asociación “Baza Histórica”, cuyo objetivo es el patrimonio local, viendo que el Ayuntamiento ha solicitado opinión a la ciudadanía para proponer dónde dirigir las próximas inversiones de fondos europeos y teniendo en cuenta que el patrimonio bastetano es uno de mayores recursos a nivel turismo y económico de la ciudad, propone que las solicitudes de inversiones europeas se dirijan a proyectos como el que presentamos a continuación, centrado en revitalizar el eje del flanco noroeste del Conjunto Histórico bastetano declarado BIC, enclave con numerosos edificios catalogados en proceso de ruina y desaparición. El objetivo sería recuperar el corazón industrial y comercial de la urbe, desde la Edad Media al siglo XX. Desde la Reconquista el centro industrial y mercantil se centraba en eje plaza de San Juan- Zapatería-Tenerías. A finales del siglo XIX y principios del XX se le unió la plaza de Santo Domingo, como pueden apreciar en fotografías antiguas que aportamos.
    Nuestro Proyecto se centra en recuperar las industrias relacionadas con el agua, desde la Edad Media al siglo XX (molinos, casa del Tinte, carnicerías), las torres de la muralla de la Medina, los edificios de arquitectura civil más destacados de su trayecto y los espacios públicos existentes sin intervenir adecuadamente: plaza de Santo Domingo y plaza Nueva.
    De hecho, este Plan puede ser concebido como una estrategia integrada de incentivación de la rehabilitación privada mediante la concesión de ayudas públicas. Además de la rehabilitación de viviendas -en muchos casos, infraviviendas-, el proyecto incluiría inversiones en infraestructuras, renovación de instalaciones –alumbrado, cableado y contendedores soterrados, abastecimientos, saneamientos-, eliminación de letreros inadecuados, pavimentación y mobiliario urbano, con objeto de regenerar también estos espacios públicos, especialmente las dos plazas mencionadas.
    Proponemos un Plan de Rehabilitación del Conjunto Histórico con inversiones europeas
[1].Existen varios programas europeos a los que el Ayuntamiento podría acogerse. Mencionaremos algunos:Plan Urban, plan de recuperación de edificios históricos a nivel europeo dirigido a zonas urbanas con una población de más de 20.000 habitantes. Numerosos inmuebles del Albaicín se han recuperado a través de este Plan. Existen otrosprogramas como el  EFTA, plan europeo empleado en la restauración del eje calle de Elvira-Cuesta de Gomérez de Granada con una inversión de 2.500 millones de euros, gestionado todo ello a través del Banco Europeo de Inversiones. Igualmente se podría solicitar cualquier otro programa europeo para recuperar patrimonio.
    Centraremos nuestro proyecto en cuatro puntos: recuperación de las industrias relacionadas con el agua (molinos, casa del Tinte, carnicerías), puesta en valor de las torres de la muralla de la Medina, restauración de de arquitectura civil más destacada de su trayecto y peatonalización y adecuación de los espacios públicos existentes: plaza de Santo Domingo y la desaparecida y  la olvidada plaza Nueva.
 
 
1. Recuperación de las industrias relacionadas con el agua
    Un número importante de las industrias medievales bastetanas tenían como elemento de unión con los zocos comerciales su emplazamiento común, la calle Zapatería y adyacentes[2], junto al cauce de agua más importante de abastecimiento urbano, el caz mayor. Casi todas ellas aprovechaban el preciado líquido o la energía que éste les proporcionaba para realizar sus actividades.
 
    Las instalaciones industriales de la ciudad cristiana siguen siendo las mismas y  ocupan el mismo lugar que en la época árabe. Éstas tuvieron desde la Reconquista hasta el siglo XX gran importancia dentro del sistema productivo, proporcionando substanciales rentas a sus propietarios por lo que siempre estuvieron en mano de la nobleza local, el clero y el cabildo.
 
    Las Industrias medievales relacionadas con el agua (molinos, casa del tinte, carnicerías…), situadas en las calles Zapatería y Tenerías, son un conjunto propuesto para ser declarado BIC por el Parlamento Andaluz el 19-10-2000. Su puesta en valor ayudaría a la revitalización de una parte importante del casco histórico, las calles Zapatería y Tenerías. Hoy en día todos estos edificios están abandonados y en proceso de ruina.
   La asociación “Baza Histórica” lleva años proponiendo su recuperación a través del proyecto “El agua y las industrias medievales de Baza” (2007), por ser un recurso turístico excepcional en Andalucía Oriental. El objetivo sería recuperar estos inmuebles para transformarlos en una ruta cultural y turística sobre el agua y las industrias relacionadas con ella desde la Edad Media al siglo XX.  No hay que olvidar que la casa del Tinte es propiedad de la Junta y que los molinos y carnicerías son edificios muy pequeños. Nuestra propuesta está colgada en internet desde 2007, copia que recibió el consistorio ese mismo año .
    

   Localización de las industrias medievales: Molino de San Andrés (1), Casa del Peso del la Harina (2),
   Molino de los Santaolalla (3), Casa del Tinte (4), posibles Tenerías de Santa Isabel (5) y Carnicerías
   de 1568 (6).

 

 


1.1. Instalaciones derivadas de la producción agrícola
1.1.1. Los molinos
 
    Como consta en el Catastro de la Ensenada trece eran los molinos existentes en el término municipal de Baza a mediados del siglo XVIII, prácticamente el mismo número y los mismos cedidos tras la Reconquista: ocho en la Ribera, tres en la sierra y dos dentro del recinto urbano.
    Al igual que otras instalaciones industriales (hornos, tenerías, casas del tinte…) proporcionaban cuantiosas rentas a sus propietarios y permitían ejercer un control evidente sobre el común de los vecinos. Por este motivo fueron entregados por la corona tras la Reconquista a los poderosos personajes de la nueva sociedad bastetana y a algunas instituciones eclesiásticas. La propiedad de éstos permaneció hasta el siglo XIX en las manos de las mismas familias y entidades religiosas. Centraremos nuestra propuesta en los dos molinos localizados en el centro del Conjunto Histórico: el de San Andrés y el del Tinte, vinculados a dos grandes estirpes bastetanas del siglo XVI: los Robles-Santacruz y los Marín- Santaolalla.
    Se podrían recuperar los dos molinos tras su compra o permuta. Hace pocos años se vendían por 24 mil euros. Otra opción es un convenio con los dueños, pasando a propiedad pública la planta baja de los mismos (para su puesta en valor cultural y turística), dónde están las instalaciones harineras, a cambio de la restauración o parte de la intervención de los inmuebles por parte de la administración.
 
Molino de San Andrés
    Esta situado entre la Alcazaba y la calle Zapatería, lindando con la calle Boliche y la cuesta de acceso al recinto militar. Llamado de San Andrés durante los siglos XVIII y XIX por situarse muy cerca de la capilla y caz de agua del mismo nombre.
    Perteneció durante el último período de la dominación musulmana al moro Alí Abendega y tras la Reconquista fue cedido por merced de los Reyes Católicos a su tío don Enrique Enríquez. Éste lo aportó como dotación para el mantenimiento del hospital de Santiago fundado por él mismo. A principios del siglo XVI el comendador Diego Pérez de Santisteban se hizo cargo del molino otorgando a la citada institución los 6.000 maravedíes que anualmente recibía. Desde mediados de esta centuria el inmueble pasó a ser propiedad del licenciado Santacruz y desde entonces hasta 1875 perteneció a sus descendientes.  El edificio, y sus instalaciones industriales, están sufriendo las consecuencias propias de un inmueble abandonado con humedad galopante en algunas de sus dependencias, provocando el deterioro acelerado en maquinaria harinera de madera…
        
    Molino. Fachada principal mal intervenida.   Maquinaria.
    El molino está encajonado por un edificio de nueva planta que debería eliminarse, ampliando el espacio urbano y dejando a la vista la fachada principal y parte de la muralla anexa. Es lo que suele hacerse con los BIC.
    Edificio a eliminar.
Molino del Tinte o de los Santaolalla
 
    Denominado así por estar adosado a la casa del Tinte del municipio y por pertenecer a los Santaolalla, ilustre linaje bastetano. Posiblemente fue propiedad de los moros Alhage Yuca y Alhage Farax, donado por los Reyes Católicos a Gonzalo de Cortinas, repartidor de la ciudad.
     A principios del siglo XVII pertenecía a Juan Marín de Tobar y a su mujer Magdalena Guzmán de Molina, fundadores de un mayorazgo el l1 de marzo de l6l4 sobre las posesiones heredadas de sus antepasados entre las que se encontraba este molino. En la segunda mitad del XVIII era su propietaria Catalina Santaolalla y Marín, viuda de Fernando Santaolalla Dávalos.
    La fachada de este molino dispone de dos elementos singulares que aportan belleza a este rincón bastetano: una hornacina religiosa con su lápida conmemorativa y un pilar de agua realizado en piedra y mármol, que se intervendrían (limpieza de materias, recuperación de la hornacina con su cruz…)
             
Molino del Tinte.                                      Lápida conmemorativa de la reedificación.
1.2. Instalaciones derivadas de la producción ganadera
    Las industrias de la carne, la piel y la lana, derivadas de los animales degollados en las carnicerías, proporcionaban trabajo a múltiples talleres de curtidores (tenerías), zurradores, zapateros y tintoreros en torno a las calles Tenerías y Zapatería. La ganadería fue sin duda uno de los sectores productivos más relevantes desde época musulmana.
     Es de vital importancia reseñar que en Baza existía una mesta local al margen del Honrado Concejo de la Mesta castellana, donde estaban representados todos los “señores de ganado”, encargándose este organismo de defender sus derechos y dirimir sus conflictos. El profesor Francisco Tristán calcula que entre una sexta y una quinta parte de la población del quinientos se dedicaba al sector ganadero y sus derivados. Veremos en esta propuesta las tenerías y la casa del Tinte, instalaciones industriales que necesitaban de abundancia de agua para realizar sus actividades.
Tenerías
    Eran los talleres donde se curtían y trabajaban las pieles asentadas en los noques (pequeños estanques) al menos durante seis meses. Una vez secadas y blancas se herraban para vendérselas a los zurradores, quienes les daban el tinte y demás manipulaciones de acabado para venderlas a los zapateros, avecindados en su mayoría en la calle paralela, la Zapatería.
 
       Posible tenería.                  Otra posible tenería.                                    
Las carnicerías
 
    El complejo de las carnicerías, que incluía pósito y matadero, formaba parte del proyecto de renovación de instalaciones municipales llevadas a cabo en la segunda mitad del siglo XVI por el Ayuntamiento. Su levantamiento debió estar condicionado además por la necesidad de disponer de un inmueble más amplio ante el gran crecimiento demográfico y económico producido en esta centuria. Cuando el consistorio se planteó su construcción afirmaba que sería “la obra más principal” que habría en todo el Reino de Castilla. Del edificio se conserva aún una parte importante del mismo, las expendedurías de carne, parte del matadero y parte del pósito reutilizado en viviendas.
 
Carnicerías. Patio interior transformado en la actual calle Tenerías.
Casa del Tinte
    Otro de los recursos principales derivados del gran desarrollo ganadero desde la reconquista fue la lana, saneada fuente de ingresos de la élite bastetana del siglo XVI, no sólo de aprovechamiento local sino para de exportación a otros centros españoles y europeos: Flandes y Génova.
    En la primera mitad de la mencionada centuria el cabildo intentó mantener, potenciar y controlar esta industria y sus derivadas prohibiendo a través de las ordenanzas municipales el tintar lanas ajenas fuera del recinto urbano (hecho habitual hasta mediados del siglo XVI) y comprando una casa del tinte. De esta forma se beneficiaba del proceso de transformación, tratando de evitar exportar toda la materia prima, ordenando dejar un tercio de producción local en la ciudad para que fuese repartida entre los vecinos para su transformación. La casa del Tinte es de la Junta y se está arruinando año tras año, con hundimientos varios. Conserva techumbres de madera del siglo XVI.
    El edificio es de la Junta. La rehabilitación podría comenzar de inmediato… Conserva alfarjes de madera del siglo XVI. Su estado de conservación es bastante delicado…
                          
2. Recuperación de la muralla y torres de la Medina
          Proponemos la puesta en valor de las torres de la Medina (una de ellas es de propiedad municipal).
      2.1. Torre de las Cinco Esquinas. Monumento Nacional
          Fue una torre pentagonal situada en el vértice suroriental de la muralla de la Medina, en la confluencia de las calles de los Dolores (antigua Cava Baja) y Zapatería, quedando parte de ella camuflada entre construcciones anexas. Fue recubierta de grandes sillares por algún cantero del siglo XVI, probablemente Rodrigo de Gibaja, quién hubo de derribar un lienzo despegado de la misma, quizás bajo las directrices marcadas por Alonso de Covarrubias, colaborador en la reconstrucción de la Alcazaba y murallas de la ciudad tras el terremoto de 1531.
          La torre sigue sufriendo recalos, año tras año, y está encajonada por varios edificios. Algunas dependencias están apuntaladas ante posibles desplomes.
  

         

Torre de las Cinco Esquinas.
 

Lo que queda de la torre está encajonada por un edificio frente al mercdo de abastos que debería eliminarse (como se hace como la mayoría de los BIC encajonados por obras posteriores), ampliando la plaza Nueva[3].

  

 2.2. Torres de la puerta de la Magdalena. Monumento Nacional
 Una de las torres (la más deteriorada) es propiedad municipal.
 
 
3. Recuperación los edificios de arquitectura civil privada
    Un número elevado del caserío de este enclave urbano está abandonado y en proceso de ruina. Nuestra propuesta se basa en la actuación directa y profunda sobre las casas catalogadas más importantes, proponiendo que el Plan de Recuperación intervenga el resto de las fachadas y cubiertas de edificios catalogados en mal estado. Los inmuebles más destacados sobre los que se actuarían de forma integral serían los siguientes:
3.1. Casa de los marqueses de Cadimo (1802-1804)
    Uno de los escasos edificios neoclásicos de la ciudad que destaca por dos magnificas fachadas a la vía pública y por su notable escalera. La fachada principal, asomada a la calle Corredera, destaca por su portada-balcón de mármol blanco (a punto de desplomarse) rematada por escudos, una galería aragonesa en la segunda planta y la torre esquinera. Esta asociación propondrá próximamente su transformación en la futura Escuela de Idiomas de la ciudad. En su interior presenta hundimientos varios, tal y como pudo apreciar la Mesa del Patrimonio hace varios años.
 El edificio es privado. Se debería pedir a los dueños que la intervengan de inmediato, lo permuten o cedan parte de la misma como pago por su rehabilitación por parte de inversiones públicas o la formula que la administración determine.


 
3.2. La residencia del tesorero Francisco Javier Parreño (S. XVIII)
    La casa del tesorero Francisco Javier Parreño es un edificio singular de mediados del siglo XVIII, propuesto para ser declarado Bien de Interés Cultural a nivel andaluz por sus valores arquitectónicos, entre los que destaca el patio, la escalera y su fachada con balconada en esquina y alero de cuarto de bocel. Está abandonado y su estado es bastante lamentable, necesitando una intervención urgente, tal y como pedía el PGOU en 2009.
   El edificio es de la inmobiliaria Molina y Gómez. Se debería pedir que la intervengan de inmediato, lo permute o cedan parte de la misma como pago por su rehabilitación por parte de inversiones públicas o la formula que la administración determine…
 
3.3. La casa de don José Sánchez Morales (Principios del siglo XIX)
    Edificio de principios del siglo XIX que destaca por su original patio (hundiéndose), escalera y fachada principal. Fue la residencia de relevante familia bastetana del siglo XIX, los Sánchez Morales…La fachada que mira a la plaza Nueva se distribuye espacialmente en tres cuerpos y tres calles con cierto toque de distinción y pretensiones señoriales, limitando la ornamentación a los recercos de puertas, balcones y ventanas con molduras planas y rectas y molduras de orejetas. Dos impostas refajadas delimitan las distintas plantas, elemento clasicista que contribuye  a ordenar visualmente la fachada.  La situación del inmueble es caótica pues parte de la cubierta sigue al aire, entrando el agua contantemente por la cubierta, estando afectadas la ala norte y el patio, cuya planta superior está a punto de desmoronarse según nos comentó un albañil que estuvo en las últimas intervenciones.
   Nuestra asociación propuso que se escogiera esta casa en los planes de rehabilitación de la Junta y la Delegación de Cultura aceptó nuestra propuesta. Al final la Oficina de Rehabilitación de Baza no la incluyó en su programa. Volvemos a solicitar que la dicha oficina proponga a los dueños su inclusión o que la rehabiliten con cualquiera de los programas públicos. De no ser así se debería pedir su intervención inmediata, su permuta o cesión de parte de la misma como pago por su rehabilitación por parte de inversiones públicas, o la formula que la administración determine.
 
3.4. Teatro Dengra
   Uno de los teatros principales de la provincia. Es el edificio que se encuentra en mejor estado de conservación.
4. Plaza de San Juan
   Proponemos la eliminación del cableado, limpieza y tratamiento de las carpinterías de las dos casas con balconadas de palo, junto a la regeneración de los solares de la placeta, levantando en ellos edificios, siguiendo los diseños preexistentes, facilitándole a los dueños todas las licencias gratuitas y facilitándole la administración proyectos gratuitos a través de técnicos locales, provinciales y de la Junta.
 
 
4. Recuperación de las plazas
   Las plazas del centro histórico deberían recuperarse para los ciudadanos, no como aparcamientos de coches sino como espacios para el disfrute de los vecinos del barrio y de toda la ciudad. Baza se merece una plaza Nueva y una plaza de Santo Domingo bien pavimentadas, peatonalizadas y con mobiliario de corte tradicional, unos espacios para el disfrute de la ciudadanía.
    Para ver nuestra propuesta sobre ésta, y otras plazas bastetanas, ver nuestro proyecto de plazas (2007), colgado en internet y los artículos publicados al respecto en webdebaza.com, en bazahistorica.net (apartado noticias), twitter bazahistorica… Para solucionar el problema de aparcamiento se han de ofertar otras soluciones, potenciando los aparcamientos públicos y privados en la zona (Anexo sobre aparcamientos). Veamos las dos plazas:
4.1. La plaza de Santo Domingo
    El P.G.O.U. solicita la configuración de esta plaza como “espacio libre peatonal” y la intervención realizada en la última legislatura sólo recuperó la mitad de la plaza, dejando la otra mitad de aparcamiento masivo totalmente inadecuado. No es vendible que una de las mejores plazas del conjunto histórico esté convertida en un extenso aparcamiento de coches como pueden apreciar en los flancos de levante y poniente.
 
 
    La plaza durante toda la Edad Moderna y la Contemporánea era peatonal, no un aparcamiento. Así lo pueden ver en la siguiente imagen, cuando se convirtió en la plaza principal del mercado.
   
    Así quedaría si se interviniera adecuadamente. Vista General.
  
    Aprecien a continuación el flanco de poniente con una casa señorial del siglo XVIII sin la decena de coches que habitualmente aparcan delante del inmueble.
 
 4.2. La plaza Nueva. La plaza desaparecida
    La que fuera la plaza Nueva de la ciudad hoy en día no existe, tan sólo conserva el nombre. El espacio que ocupaba está cubierto por un edificio abandonado de no muy bella arquitectura: el mercado de abastos. Por dicho motivo esta asociación propone la recuperación dicho espacio urbano, eliminando dicho mercado. Proponemos pavimentos (empedrados), mobiliario, fuente y farolas de corte tradicional…
 
 
Plano con la plaza hasta la construcción del mercado de abastos en el siglo XX.
 
   Eliminación del mercado de abastos, recuperando un espacio público para los ciudadanos…
Demolición de la casa de las frutas “Guillén”
 Con la eliminación de la casa de las frutas “Guillen” se ampliaría la plaza y se dejaría a la vista la torre, como se suele hacer con los BIC. Al suprimir el edificio podríamos apreciar la torre desde este nuevo espacio.
    El 3 de noviembre de 1819 Juan Martínez Navarro solicitaba a censo un solar unto a la entrada de un torreón (probablemente la torre de las Cinco Esquinas) para unirlo a su casa y poder así ensancharla. El terreno medía 88 varas y se le impuso un censo de 4 reales y medio al año. 
 5. Otros aspectos importantes a tener en cuenta: soterramiento de contenedores, eliminación de letreros e iluminación de monumentos (torres, industrias medievales y demás edificios propuestos para ser declarados BIC…)
    En este espacio urbano deberían soterrarse los contenedores y eliminarse los letreros y otros elementos prohibidos en el PGOU. Vean por ejemplo los contenedores de la plaza Nueva y el impactante conjuntos de letreros inadecuados y aparatos de aire acondicionado de la plaza de Santo Domingo.
 
Contenedores de Plaza Nueva
  
Letreros y aire acondicionado en un edificio catalogado. De infarto.
Anexo: Aparcamientos
Aparcamientos públicos y/o privados
    Cerca de de este enclave tenemos varias opciones de aparcamientos que se podrían explotar de forma pública y/o privada: calle Corredera (opción de levante) y solar situado en la calle Jacinto Benavente, junto a los solares del callejón del Barco (opción norte). No olvidamos la gran oportunidad que supone el extenso solar de la esquina formada por las carreteras de Granada y Benamaurel, aún sin urbanizar (propiedad de MOLINA Y GÓMEZ).
1. Calle Corredera
    La Corredera es la vía más importante que desemboca en la plaza de Santo Domingo. En esta calle hay solares que podrían contemplarse (varias plantas sótanos), a través de convenios antes de ser urbanizados, como lugares adecuados para desempeñar las funciones de aparcamientos públicos… Hablamos del extenso solar que ocupan las casas hundidas entre las calles Tras Tercia y Corredera (fotografía anexa) y las cocheras y huertos traseros que hay en una de las esquinas de una de las plazas de la calle Corredera, en la que desemboca la calle Barahonas, cuya entrada pueden ustedes apreciar en la siguiente imagen. Ante esta propuesta un ayuntamiento ha de ser previsor e ir contemplando todo ello para que no les pille el toro antes de dar las licencias de construir.
  
2. Calles Jacinto Benavente y callejón del Barco
    Los solares existentes al final de la calle Jacinto Benavente, callejón del Barco y subsuelo de la estación de autobuses (todos ellos muy cercanos a la plaza de Santo Domingo) podrían convertirse en un gran aparcamiento en esta parte de la ciudad. Ante estas propuestas un ayuntamiento ha de ser previsor e ir contemplando todo ello para que no les pille el toro antes de dar las licencias de construir.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



[1] En las recientes elecciones municipales (marzo-2015) el PSOE ha prometido en su programa electoral que va a elaborar y llevar a cabo un plan de Rehabilitación del Conjunto Histórico. El 10 de noviembre del año 2000 se aprobaba en el Boletín Oficial del Parlamento Andaluz (BOPA 67, 19-10-2000) una proposición relativa al patrimonio bastetano y en su punto nº 1 se especificaba que se iba a elaborar un Plan de Rehabilitación y Recuperación del Conjunto Histórico de Baza, en colaboración con entidades nacionales y europeas, plan que nunca se ha llevado a cabo. En 2012 el Parlamento lo volvió a aprobar(BOPA 128, 5-10-2012).
[2] A.M.B., Libro de Ordenanzas, f. 89 v. Aunque el punto neurálgico comercial por excelencia se articulara en torno a esta importante calle, éste se polarizaba con otros dos centros, la plaza Mayor y la calle del Agua, núcleos principales señalados por el cabildo al instalar en ellos las tres tiendas de jabón y aceite municipales en el siglo XVI.
[3] Al suprimir dicho inmueble quedarían a la vista los edificios inadecuados (edificio de la calle de los Dolores junto a la torre y edificio Ballesta.) Para amortiguar su imagen inadecuada se podrían colocar dos filas de cipreses en el jardín de los Sánchez Morales asomado a la plaza y la calle Luis Magaña.
 
2016-11-14T17:06:05+00:00 29 octubre 2015|Noticias|