CAE PARTE DE LA CUBIERTA Y ALEROS DE LA TORRE DE SAN JERÓNIMO DE BAZA
 
. Junta y Ayuntamiento llevan 18 años incumpliendo de la Ley del Patrimonio
 
    La cubierta y los aleros de la torre de San Jerónimo, como está sucediendo en gran parte del templo, siguen cayendo por decimoctavo año consecutivo. En el informe que enviaba Cultura al Defensor del Pueblo Español en 2011 se mencionaba de su estado alarmante de conservación. La restauración del inmueble, de propiedad municipal, se está pregonando desde 1995 todos los años. Es difícil creer en los anuncios del Ayuntamiento y Junta tras tantas promesas incumplidas en más de dieciocho años. En 1995 se anunciaba por primera vez el proyecto de intervención del templo. El 17 de octubre de 1999, en la prensa provincial, se pregonaba a bombo y platillo un plan JUNTA-AYUNTAMIENTO para recuperar el patrimonio local y entre sus actuaciones estrella se prometía que la iglesia de San Jerónimo se iba a declarar BIC de inmediato y que a continuación se restauraría. El 19 de octubre del 2000 el Parlamento Andaluz (BOPA 67) señalaba, en el punto 3, que se debían de acometer las obras de emergencia en dicho templo. Pocos días antes, 7 de octubre de ese mismo año, ante las denuncias públicas, la Consejería de Obras Públicas anunciaba 27 millones de pesetas para las obras de emergencia, además de informar que la recuperación del inmueble sería prioritaria en los presupuestos del 2001.
 
    Desde entonces los distintos delegados de Cultura han pregonado su declaración como B.I.C. todos los años y su rehabilitación en los prepuestos de la Junta pero jamás se ha adjudicado un euro. Una de promesas más destacadas es que su restauración estaba aprobada en los presupuestos de 2006. Tras denunciar el Defensor del Pueblo Andaluz (primavera de 2009) ante la Fiscalía que el Ayuntamiento de Baza y la Delegación de Cultura de Granada están incumpliendo la Ley del Patrimonio en numerosos edificios monumentales como la iglesia de San Jerónimo, el consejero de la Vivienda anunció literalmente el comienzo de las obras en 2010 y su restauración final para 2011. En marzo de ese año la Comisión Provincial de Patrimonio pregonaba a bombo y platillo que el Ayuntamiento tenía vía libre para comenzar el proceso de adjudicación de obras. Tras nuevas denuncias, el 5 de diciembre del 2012 el Parlamento Andaluz (BOPA 128), señalaba, en el punto 3, que se debían de acometer las obras de emergencia en dicho templo. Pocos días antes, el 29 de noviembre, se presentaba en Baza una comisión de la Consejería de Fomento afirmando se estaban en la ciudad recabando los datos del estado del templo para adaptar el proyecto, comprobando la urgencias de su aplicación. Han pasado siete meses y no se ha movido ni un dedo.
    El 4 de marzo de 2013 el  alcalde de Baza afirmaba en prensa que el Ayuntamiento llevaba trabajando varios meses con la Junta, asegurando que la Consejería es consciente de la urgencia de las intervenciones y de la necesidad de que las obras comiencen cuanto antes. Hemos preguntado a miembros de la corporación municipal y no hay nada de nada. Por todo lo comentado afirmamos, lo que ya denunció el Defensor ante la Fiscalía, que Junta y Ayuntamiento llevan dieciocho años incumpliendo la Ley del Patrimonio en San Jerónimo y engañando a los bastetanos.