Estudios previos a la restauración-rehabilitación de la Alcazaba de Baza (II)

La restauración de cualquier inmueble plantea un proceso previo de investigación multidisciplinar (arqueólogos, historiadores, geógrafos, científicos y técnicos) para conocer de forma integral el monumento a intervenir a través de la consulta de investigaciones de carácter científico-técnico (realizadas a través de publicaciones, tesinas, tesis doctorales) y de los datos aportados por los estudios arqueológicos y todo tipo de sondeos. Este hecho primordial se ha obviado en Baza al presentar el proyecto de restauración de nuestra fortaleza, especialmente por no tener en cuenta la recuperación de los lienzos de murallas y torres que se encuentran tapados en las calles Aduana, Cava Alta, Mesto y Boliche.
 
Según los informes técnicos de Cultura el 80 % de la fortaleza esta tapado o soterrado y para poder ver lo que hay que emplear distintas técnicas no destructivas como sondeos eléctricos, georádar, microgravimetría, sísmica. Por ahora la delegación de Cultura sólo ha anunciado catas arqueológicas, insuficientes para conocer las estructuras de cimentación y partes del recinto militar tapado por otras edificaciones posteriores (profundidad a la que se encuentra, materiales que la conforman, alteraciones y daños…). Si no nos han informado mal las directrices de la Delegación son: para la Alcazaba de Baza cuanto menos presupuesto de inversión mejor… El proyecto presentado así lo confirma.

 
            Uno de los grandes errores de los que suelen partir muchas publicaciones relacionadas con nuestra fortaleza, especialmente cuando son tomados como base para realizar una intervención de restauración, es la afirmación de que apenas se mantenía en pie a finales del siglo XVIII gran parte del recinto amurallado, tomando como afirmación rotunda la descripción del abad Navarro, que señaló a finales de la mencionada centuria que de la Alcazaba apenas quedaba nada. Los que toman estas descripciones como ciertas no tienen en cuenta que cuando dicho señor, un destacado ilustrado del sudeste español, llegó a la ciudad ya se habían construido muchas casas junto a las torres y lienzos de murallas (desde la calle Boliche a la casa de los García de la Serrana en la calle Aduana (actual Comisaría), hecho que no le permitió apreciarlos por no estar a la vista.

¿Esta situada la capilla de la Cara de Dios en la base de una torre de la Alcazaba que habría que recuperar?
 
Aún no se sabe si la mencionada capilla está ubicada en la base (o delante de la misma) de una de las torres que bordean la fortaleza en la calle Mesto frente a iglesia de San Juan. La veneración a la Cara de Dios debió ser muy común en la Baza de la Edad Contemporánea, no sólo a nivel particular sino comunitario, influencia probable de las numerosas familias provenientes de Jaén, repobladores de la ciudad tras la reconquista.
 
Los datos actuales sobre esta capilla son escasos. Debió ocupar la base de una torre o una oquedad en la muralla que había junto a la misma. En este sentido es el momento de recordar que varias capillas reutilizaron partes de los recintos amurallados árabes para instalarse (torres y arcos de puertas de entrada): Magdalena, Encarnación, Cabeza, San José… Según los datos publicados por Manuel Sebastián Gallego Morales sobre la década de los treinta, en 1936, ante los problemas de inestabilidad de la mencionada capilla se planteó su demolición, aunque no se llevó a cabo (Alcaldes Bastetanos del siglo XX. Tomo I, p. 147). Ahora que se está realizado un estudio previo a la restauración del recinto militar es el momento de comprobarlo. ¿Se molestará la Delegación de Cultura en realizar las investigaciones oportunas o primarán las directrices de inversiones mínimas para nuestra Alcazaba? Comparen lo que se está haciendo en otras fortalezas bajo programas andaluces idénticos. La diferencia es abismal.
 
Para no olvidar:
 
  1. Se va a comenzar una intervención incomprensiblemente “por el tejado”. Se aprueba un proyecto sin conocer cuales son las partes más importantes que quedan hoy en día del recinto militar.
  2. Hay que emplear distintas técnicas no destructivas (sondeos eléctricos, georádar…), las que los técnicos consideren más adecuadas. Por ahora la delegación de Cultura sólo ha anunciado catas arqueológicas, insuficientes para conocer las estructuras de cimentación y partes del recinto militar tapadas por otras edificaciones posteriores.
  3. Los últimos delegados de Cultura nos han metido año tras año. Prometieron recuperar íntegramente el recinto militar, comprando las casas que bordean la Alcazaba para rehabilitarla desde la base.
  4. La intervención propuesta se va a limitar a tapar los “desaguisados” (actuaciones nefasta en contra la Ley) de nuestro ayuntamiento (parque, rampa Cava Alta, muros de Levante…) con construcciones de corte racional inapropiadas para una alcazaba árabe y poco más (enlosetar la parte alta…). El diseño es muy similar a lo realizado en los baños árabes, muros de hormigón totalmente inadecuados. Para más información les remitimos a nuestro artículo “La rehabilitación de la Alcazaba y sus grandes errores (I). Los lienzos de murallas y torres de la placeta de la Cava Alta”.
  5. Lo anunciado es un lavado de cara mas que una rehabilitación de una fortaleza ¿Por qué rehabilitan otros recintos militares de forma adecuada bajo el mismo programa de la Junta y el nuestro no?
 
 
                             
 

 

2016-11-14T17:06:16+00:00 11 diciembre 2007|Noticias|