EL PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ Y SU CONVERSIÓN EN PARADOR NACIONAL

EL PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ Y SU CONVERSIÓN EN PARADOR NACIONAL
 
            Las desafortunadas declaraciones del alcalde de Baza con relación al palacio de los Enríquez y su posible conversión en Parador Nacional son para agregar a la relación incalculable de desatinos y mentiras sobre temas patrimoniales de las últimas legislaturas en nuestra ciudad. Así nos luce el patrimonio.
            Consideramos, al igual que el PA, que es una pataleta del PSOE afirmar que no aceptan la transformación del palacio en parador porque no se puede cuando la Consejería de Cultura contesta por escrito al citado partido de la oposición que no existe ningún inconveniente en el marco de la normativa vigente para poder recuperar el palacio con tales fines. ¿Nos toma el pelo el alcalde o la Junta?. Ambas instituciones están acostumbradas a hacerlo, hecho que iremos desvelando en prensa poco a poco. Recuerden las afirmaciones de este mismo ayuntamiento en la primavera de 2010, que estaban copiando en Baza el mobiliario de Úbeda cuando no es así. Las declaraciones del alcalde se caen por su propio peso viendo la contestación de la Junta. Transformando este monumento en Parador Nacional, en un hotel de primera categoría, se dotaría a nuestra ciudad de un complejo hostelero de calidad con su consiguiente creación de puestos de trabajo.
El Parador Nacional de Baza
            El Parador Nacional de Baza debería incluir, además del palacio, al resto del complejo monumental (iglesia y convento de San Jerónimo), tal y como ha propuesto en numerosas ocasiones la asociación “Baza Histórica” y la Mesa por el Patrimonio. En este sentido les volvemos a recordar la transformación del convento de San Pablo de Cuenca en Parador Nacional, utilizándose la iglesia como museo, sala de exposiciones… El palacio, junto con la iglesia y convento de San Jerónimo, podría convertirse en un magnifico Parador Nacional, con algunos espacios de usos compartidos con el ayuntamiento. Recuerden la propuesta realizada durante años por la Mesa del Patrimonio y por esta asociación. La zona conventual es ideal para establecer los estancias (dormitorios) de cualquier instalación hotelera en torno a los distintos patios, tal y como sucede en el citado parador. En la siguiente imagen pueden ver ustedes el palacio de los Enríquez con la iglesia y convento de San Jerónimo al fondo, un futuro Parador Nacional de primera categoría.
         
Salones principales del palacio
Las dependencias palaciegas de mayor extensión podrían convertirse en salas de recepción de visitantes, sala de espera, comedor/es, cafetería/s y alguna suite principal tal y como sucede por ejemplo en el hotel instalado en el convento de Santa Paula de Granada. ¿No le parece adecuado a nuestro alcalde que estos salones sean la sala de recepción, sala de espera, comedor, cafetería (con la maquinaria fuera) y suites principales de un parador en nuestra ciudad?. La mayoría de estas estancias podrían ser visitadas por los ciudadanos sin ningún problema.
 
 
 
Las dependencias más pequeñas del palacio podrían convertirse, con la suite, en las habitaciones estrella de la futura instalación.
La iglesia
En la iglesia se podría instalar un centro de interpretación sobre algún estilo arquitectónico del altiplano granadino (o sobre la historia de la ciudad, capital de un partido de más de 8.000 kilómetros y de una abadía) o un museo y sala exposiciones como sucede en el parador conquese.
           
Observen el Parador Nacional de Cuenca. La iglesia, a la izquierda, sirve como museo, sala de exposiciones…
     
      Interior de la iglesia conquense. Muy similar a San Jerónimo.
Recinto conventual
La zona conventual es ideal para establecer las estancias (dormitorios) de cualquier instalación hotelera en torno a los distintos patios, tal y como sucede en el citado parador. Siempre hemos solicitado que el claustro principal se recupere siguiendo la tipología existente, no con diseños modernos que lo distorsionen y así lo hemos manifestamos por escrito ante la administración competente. Lo que queda del claustro es de gran valor y de recuperarse debería hacerse con rigor, reproduciendo el resto, aunque sea con materiales más económicos. Miren bien el claustro del Parador Nacional de Cuenca. Así podría quedar el de San Jerónimo.
 
 
2016-11-14T17:06:11+00:00 3 febrero 2011|Noticias|