LA DIRECTORA GENERAL DE BIENES CULTURALES Y EL PALACIO DE LOS ENRIQUEZ

La administración andaluza vuelve a mentir a los bastetanos. La Ley del Patrimonio obliga al Ayuntamiento y a Cultura a intervenir urgentemente y se es necesario a comprar o expropiar el edificio desde el primer momento en que empezaron los hundimientos.

Vista general hace siete años.

Sr Director: Tras la reciente visita y declaraciones de la Directora General de Bienes Culturales a Baza con respecto a los hundimientos del palacio de los Enríquez es importante resaltar el descaro de los políticos andaluces. Doña Rosario Torres sabe que está incumpliendo la Ley del Patrimonio Histórico Andaluz como  doña Carmen Calvo, anterior Consejera de Cultura, lo hizo durante más de una década. La ley es muy clara y ella ha venido a contarnos una milonga, a intentar hacer ver blanco lo que es negro. Afirma que se van a poner duros con los dueños del inmueble, que los van a obligar a intervenir, tomando por tontos a los bastetanos otro año más. El palacio es Monumento Nacional, los hundimientos siguen por las cuatro esquinas del inmueble y la Ley le obliga a la Consejería y al Ayuntamiento a actuar desde principios de los noventa (art. 36.6). Si los dueños no han ejecutado las obras en las dos últimas décadas sólo queda una solución por ley, la actuación inmediata por parte de la administración o la expropiación y restauración. Lo demás son cuentos de la Consejera. ¿A quién quiere convencer con que no se puede comprar el palacio pues no hay una oferta por parte de los dueños?. Puede y debe comprar o expropiar de inmediato. Debería leerse bien la Ley y las declaraciones de sus delegados desde 1997. Mentir a los bastetanos es ya algo muy habitual por parte de la administración andaluza

Caída de muros, cubiertas y galerías hace más de diez años.
 

Los hundimientos en este importante edificio a nivel andaluz no son algo nuevo, su proceso de ruina lleva más de una década. Desde 1995 la asociación “Baza Histórica” está denunciando que el inmueble se está hundiendo. Según la Ley del Patrimonio, independientemente de la titularidad del edificio (art. 36.6. de la Ley del Patrimonio), se podía y se debía haber intervenido a partir de ese momento. En 1997 el delegado provincial comunicaba que iba a aplicar la Ley realizando las intervenciones de restauración de oficio si los dueños no actuaban. El 19-10-1999 la delegación de Cultura y el Ayuntamiento anunciaban a bombo y platillo que el edificio, uno de los mejores palacios andaluces, iba a ser intervenido. El 6-11-2003 doña María Escudero, nueva delegada, aseguraba que obligaría a los propietarios a restaurar el palacio tal y como marca la Ley y que si los propietarios no lo hacían lo ejecutaría la Consejería subsidiariamente. Un año después, el 10-11-2004, José Antonio Pérez Tapias, nuevo delegado, afirmaba que en el plazo de 60 días la Consejería acometería las obras de conservación y restauración integral del conjunto si el dueño no actuaba. En julio de 2006 la Consejería y el Ayuntamiento nos contaban un nuevo cuento, no se habían realizado las obras pues los plazos legales para intervenir cumplían en diciembre de 2006, momento que se ejecutarían definitivamente.

Cubierta hundida hace más de cuatro años.
El tamaño del agujero en la cubierta ha aumentado.

Para no olvidar:

1. La Ley obliga a la administración local y autonómica a actuar de oficio si no lo hace el propietario (art. 36.6. de la Ley del Patrimonio). Ambas administraciones llevan más de trece años de dejación de funciones e incumplimiento de la Ley.
2. 3-11-1995. Se comunica a Cultura los hundimientos ocurridos y previstos a partir de ese momento.
3. 17-10-1999. La Junta y el Ayuntamiento anuncian a bombo y platillo la recuperación del palacio.
4. 19-10-2000. El Parlamento de Andalucía anuncia un Plan especial para recuperar el patrimonio de Baza, entre cuyos edificios estaba previsto la de este inmueble.
5. 6-11-2003. Doña María Escudero, nueva delegada, aseguraba que obligaría a los propietarios a restaurar el edificio tal y como marca la Ley.
6. 10-11-2004. Antonio Pérez Tapias, nuevo delegado, pregonaba que en el plazo de 60 días la Consejería acometería las obras de conservación y restauración integral del conjunto si el dueño no actuaba.
7. 15-2-2006. El alcalde de nuestra ciudad, don Antonio Martínez Martínez, intentaba confundir al Defensor del Pueblo Andaluz afirmando: “Según dicta la Ley del Patrimonio vigente son los propietarios los que vienen obligados a mantener en buen estado el Bien y a costear, en su caso, las obras necesarias para su debida conservación”. Mentira, la Ley obliga a actuar al ayuntamiento y a Cultura.
8. 7-2006. La Consejería y el Ayuntamiento nos contaban un nuevo cuento. No se habían realizado las obras pues los plazos legales para actuar cumplían en diciembre de 2006. Que conste que hemos solicitado información y no el silencio ha sido la respuesta.
9. El palacio sigue hundiéndose y el Ayuntamiento y la Junta hacen dejación total de funciones y no aplican la Ley del Patrimonio. Vean las fotografías. Los hundimientos siguen y no se hace nada.

Vista de alero exterior junto a la torre hace cuatro años.
La situación ha empeorado. Los recalos son continuos.

10. El PSOE espera que aunque no cumpla con la Ley del Patrimonio y con lo que promete todos los años recogerá numerosos votos en Baza. Y como muestra las elecciones municipales y la mayoría conseguida. ¿Conocen ustedes alguna ciudad andaluza que le tomen el pelo año tras año y que siga votando a los que les engaña?. Nosotros no.
11. Funcionarios de la Junta afirman que al Ayuntamiento de Baza no le interesa el patrimonio. Que si quisiera, el conjunto del Palacio y convento de San Jerónimo estaría rehabilitado hace mucho tiempo.

Alero caído hace más de siete años.
Esta parte del palacio tuvo que abandonarse
a finales de los noventa.
 

12. ¿A quién quiere convencer la Consejera con que no se puede comprar el edificio pues no hay una oferta por parte de los dueños?. Debería leerse bien la Ley y las declaraciones de sus delegados desde 1997. Nos miente de nuevo. Le Ley obliga al ayuntamiento y a la Junta a intervenir si no lo hace el dueño, pudiendo comprar o expropiar el inmueble sin ningún problema desde el momento que empezaron las caídas de aleros, cubiertas y galerías. Han pasado más de trece años de los primeros hundimientos y de ello tienen conocimiento por escritos que la asociación “Baza Histórica” les ha enviado.

2016-11-14T17:06:15+00:00 20 octubre 2008|Noticias|