LA ASOCIACION BAZA HISTORICA PROPONE LA CREACION DEL MUSEO DE LA SEMANA SANTA

LA ASOCIACION BAZA HISTORICA PROPONE LA CREACION DEL MUSEO DE LA SEMANA SANTA  ESCULTOR JOSE DE MORA EN EL CONVENTO DE SAN JERONIMO
 
    La asociación “Baza Histórica”, cuyo objetivo es el patrimonio de Baza y su puesta en valor, viendo que la Semana Santa de Baza es una de las expresiones más importantes de la cultura bastetana realiza la propuesta de crear un Museo de la Semana Santa en el convento de San Jerónimo, cumpliendo así dos objetivos fundamentales, tener una sede monumental y recuperar un inmueble histórico-artístico de nuestro ruinoso patrimonio y de propiedad municipal.
La rehabilitación de edificios históricos para destinarlos a uso público y/o oficial es una de las directrices fundamentales que ya recogía la Carta de Venecia sobre conservación y restauración de monumentos y de Conjuntos Históricos (1964) en sus artículos 3, 5 y 7, la Carta de Machu-Pichu (1977) y el Acuerdo de Granada de 1985, ratificado por España en 1989.
 
Una de las mejores formas para salvaguardar el patrimonio bastetano, sobre el que pesan serias amenazas de desaparición, es dotarlo de una función pública y/o oficial que permita su adecuado mantenimiento de cara al futuro, al tiempo que su uso público garantiza la contemplación y disfrute de la ciudadanía, de aquellos a quienes realmente nos pertenecen.
 
 Aunque en esta política cultural dirigida a la conservación y preservación del patrimonio histórico deberían colaborar las diferentes administraciones públicas (Consejerías de Cultura, Turismo, Obras Públicas, Diputación…), el punto de arranque ha de partir del municipio, del Ayuntamiento, llamado a la conservación y preservación del Patrimonio Histórico, no sólo en su calidad de propietario de bienes sino como el eslabón más importante de la cadena de agentes involucrados en la tarea. Así lo contempla el PGOU.
 
Los ayuntamientos tienen una importante labor con función planificadora en materia de protección patrimonial, demostrando con sus actuaciones no sólo concienciación ciudadana, orgullo y respeto hacia el patrimonio local sino presentando alternativas de creación de riqueza mediante la dinamización del patrimonio histórico cara el creciente turismo cultural.
 
Estos edificios deberían convertirse en sedes de organismos públicos a nivel educativo (guarderías, Escuela de Idiomas, Escuela de Artes y Oficios, Conservatorio de Música, Universidad…), socio-sanitario (consultorio médico, centro de salud, unidad de estancia diurna…), hostelero (parador de turismo, hoteles…), cultural (centro de exposiciones, de interpretación de la abadía de Baza o de algún estilo artístico del Altiplano o la comarca, museos, archivos, bibliotecas…) y administrativo (agencia tributaria, oficinas comarcales…), aportando una buena salida con su nueva utilización, dado que a su valor intrínseco como inmuebles histórico-artísticos se une su alto valor representativo como sedes.
 
    Cabe recordar que nuestros anteriores alcaldes no eran partidarios de recuperar edificios históricos para sedes públicas. En las primeras reuniones de la Comisión del Centro Histórico (1999-2000) nuestra asociación propuso reutilizar varios inmuebles para sedes públicas y el señor alcalde, don Antonio Martínez, contestó que no eran partidarios de tales actuaciones pues recuperar inmuebles históricos creaba numerosos problemas, que ellos preferían levantarlos de nueva planta. La misma tónica se ha seguido en las últimas legislaturas, todos las sedes públicas se han levantado en edificios de nueva planta (Biblioteca, Servicios Sociales, Residencia…), dejando que nuestros monumentos se arruinen. Esperamos que en esta nueva legislatura cambien los objetivos de nuestro Ayuntamiento y se busquen las soluciones adecuadas que está necesitando el patrimonio de Baza, la salida que nuestros edificios históricos se merecen.
 
   Si el Ayuntamiento dice que va a potenciar el patrimonio y el turismo tiene que tener una oferta turística competitiva, con suficientes recursos culturales, entre los que deben contar varios centros expositivos, museos, como la mayoría de las poblaciones que potencian el turismo.
 
                                                                                                       
 
Museo de la Semana Santa. Museo de las Cofradías.
 
     La Semana Santa de Baza es una de las expresiones más importantes de la cultura bastetana, que aúna fervor religioso con los elementos más importantes de nuestra identidad colectiva a nivel social.

    El trabajo de cada una de las Cofradías de la Semana Santa de Baza a título particular y el de la Federación de Cofradías en general ha engrandecido esta celebración en los últimos años. La singularidad de sus pasos procesionales que la hacen única y diferente, las actividades paralelas que existen durante todo el año y la participación de miles de personas a todos los niveles, así como su gran trascendencia socioeconómica, la configuran como una de las grandes celebraciones de la Semana Santa de nuestra provincia.
 
    Con la creación de este museo se podría acoger una amplia y representativa muestra de lo mejor del patrimonio de la Semana Santa de Baza, donde ofrecer a los visitantes un interesante recorrido por la historia y evolución de esta fiesta, resaltando la importancia que tiene para la propia ciudad y para su proyección hacia el exterior.
Dedicando una sala principal o parte del museo al importante escultor barroco José de Mora. El bastetano más ilustre.
                
 
    Las propuestas de nuestra asociación son:
 
·         Declaración de la Semana Santa de Baza como "Fiesta de Interés Turístico Nacional", nos consta que se están dando los pasos oportunos para ello.
 
·         Negociación desde el Ayuntamiento con las administraciones competentes para la creación de un Museo de Semana Santa en el edificio del antiguo convento de San Jerónimo.
 
    El centro dispondría de salas de exposición permanente, una sala de exposiciones temporales así como una serie de salones para reuniones, conferencias, etc, decorados con piezas de bordados y la totalidad de los carteles anunciadores de la Semana Santa.
 
    Asimismo, el museo podría contar con un pabellón donde albergase la mayoría de los tronos procesionales y esculturales que desfilan en la Semana Santa de Baza, los cuales podrán resultar muy atractivos para los bastetanos y los visitantes. Dicho pabellón, además de permitirnos ahondar en el tema de nuestro interés, nos acercaría más a la Diócesis de Guadix-Baza en colaboración con la misma.
 
    Podría contar también con una sala de exhibiciones temporales en donde se muestre la riqueza en dicho tema que nos podemos encontrar en el altiplano granadino o comarcas limítrofes.
 
La intención es que el visitante pueda realizar su recorrido a través de distintos bloques temáticos diferenciados:

–  Convento de San Jerónimo: en él se puede conocer la historia del edificio, así como un repaso a la historia de otros edificios representativos en la Semana Santa.

–  Historia de las Cofradías: hace un recorrido sobre la historia de las cofradías bastetanas dividiéndola en distintos periodos.
– La imagen procesional: descubre interesantes aspectos relacionados con las imágenes procesionales. Ocupa un lugar destacado el oficio de imaginero, encargado de la realización de las tallas.
– La imagen oficial de la Semana Santa de Baza: exposición de carteles de Semana Santa, elemento que anuncia cada año esta importante celebración bastetana.
 El ajuar de las imágenes: espacio dedicado al bordado y a la orfebrería donde admirar una representación de piezas delicadas y de gran valor que visten y adornan a las imágenes que salen en procesión en la semana santa bastetana.
– La Procesión. En esta sala se puede conocer cómo se estructura una procesión, saber el nombre y función de cada parte de la misma.
 – La figura del importante escultor bastetano del barroco español José de Mora.
 
   Además, el centro podría ofrecer los siguientes servicios: visitas escolares, recorridos guiados. En el auditorio, que podría ser la iglesia de San Jerónimo (temporal), con capacidad aceptable, se podrían llevar a cabo proyecciones de documentales, actuaciones y conferencias.
 
 
    El convento de San Jerónimo podría convertirse en una magnifica sede del “Museo de la Semana Santa de Baza – Escultor José de Mora”, con algunos espacios de usos compartidos con el Ayuntamiento.
 
 
           
 
            
      
Salones principales
    Las dependencias de mayor extensión podrían convertirse en salas de exposiciones, salas de almacenaje, biblioteca (con archivo y almacén). Las dependencias más pequeñas podrían dedicarse a despachos administrativos, conserjería, reprografía y aseos. Finalmente, otros espacios comunes, entre los que estarían la cafetería-restaurante, tienda-librería, actividades didácticas, sala de audiovisuales y servicio de atención al visitante, podrían ubicarse dónde los técnicos viesen oportuno.
    La zona conventual de San Jerónimo es ideal para establecer las estancias de cualquier instalación pública en torno al claustro (a punto de desaparecer). Siempre hemos solicitado que el claustro principal se recupere siguiendo la tipología existente, no con diseños modernos que lo distorsionen. Así lo ha manifestado por escrito ante la administración competente tanto esta asociación como la “Mesa por el Patrimonio”. Lo que queda del claustro es de gran valor y de recuperarse debería hacerse con rigor, reproduciendo el resto, aunque sea con materiales más económicos. Miren bien el claustro del convento de San Francisco de Huéscar y otro claustro que le presentamos, reutilizados, junto a sus respectivos conventos, con fines públicos.
 
 
   Si faltase espacio se podría utilizar la almazara de los Jerónimos, parte del convento (adosada en su flanco sur) en proceso de ruina y recién puesta en venta…
 
El claustro de San Francisco de Huéscar y el claustro de San Jerónimo de Baza
 
    Más de la mitad del claustro de San Jerónimo ha desparecido a lo largo de los siglos XIX y XX, no pudiéndose ver hoy en día lo que queda pues está bajo los escombros de los últimos hundimientos y tapado por plantas de distinto tipo.
 
    Dado que gran parte del claustro ha desaparecido, esta asociación y la “Mesa por el Patrimonio” ha propuesto en varias ocasiones reproducir las arcadas del claustro (aunque se haga con materiales más baratos -no de piedra-) y levantar alrededor las naves de dos pisos que lo bordeaban (planta baja y planta noble), como si de un edificio de nueva planta se tratase. De esta forma se crearía bastante espacio habitable. Tan sólo había que levantar las arcadas del claustro, siguiendo las líneas de lo construido. Eso es lo que han hecho con la parte del claustro de San Francisco de Huéscar que se había hundido, aunque en uno de los flancos del recinto monacal sólo han levantado las arcadas…
 

                                               
Museos de la Semana Santa. Poblaciones que recuperan su patrimonio para tal fín.
 
Vélez-Málaga. Museo de la Semana Santa
            Ubicado en la Iglesia de Santa María La Mayor de la Encarnación, con un excelente equipamiento cultural que cuenta con una exposición permanente de enseres del patrimonio artístico de las diferentes cofradías veleñas. Dispone de diferentes proyecciones audiovisuales que permiten conocer los orígenes de la Semana Santa y cómo se viven esos momentos en Vélez-Malaga.
      
Lorca. Museos de Semana Santa
 
          Museo de Bordados del Paso Blanco
El Conjunto Monumental de Santo Domingo (siglos XVI- XVIII) es la sede del Museo de Bordados del Paso Blancoy alberga el patrimonio de esta cofradía, la más antigua de la ciudad.
       En este museo se exhiben los tesoros del arte textil del Paso Blanco: bordados realizados en seda y oro en los Talleres Virgen de la Amargura entre los que destacan seis Bienes de Interés Cultural que se conservan en la Cámara de las Maravillas bajo un sofisticado programa de conservación.
                Museo de Bordados del Paso Azul
Con sede en el antiguo Convento de San Francisco (Siglos XVI-XVII) y acoge un taller de bordados y una exposición de los principales mantos y tesoros que integran el patrimonio de la cofradía del Paso Azul, la Hermandad de Labradores. Este edificio ha sido completamente rehabilitado tras los seísmos del 11 de mayo del 2011 para albergar el museo de esta hermandad de la Semana Santa lorquina.
      
 
Murcia. Museo Salzillo
 
El Museo Salzillo está formado por la unión de dos espacios: las salas del museo propiamente dicho y la Iglesia de Jesús, sede de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, y muestra en su interior la mayor y más completa colección de obras del genial escultor barroco murciano. 
                
La intensa colaboración entre la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, el Ayuntamiento de la ciudad, Cajamurcia y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno hizo que la gran colección de obras de Salzillo pudiera ser visitada en un edificio en el que contrastan la modernidad de sus estructuras, el barroquismo de la Iglesia de Jesús y el movimiento y los sentimientos de las esculturas.
 
   
 
2016-11-14T17:06:04+00:00 22 marzo 2016|Noticias|