La rehabilitación de edificios históricos para destinarlos a uso público y/o oficial son una de las directrices fundamentales que recogen la Carta de Venecia sobre conservación y restauración de monumentos y de Conjuntos Históricos (1964) en sus artículos 3, 5 y 7, la Carta de Machu-Pichu (1977) o el Acuerdo de Granada de 1985, ratificado por España en 1989.
 
Una de las mejores formas para salvaguardar el patrimonio bastetano, sobre el que pesan serias amenazas de desaparición, es dotarlo de una función pública y/o oficial que permita su adecuado mantenimiento de cara al futuro, al tiempo que su uso público garantiza la contemplación y disfrute de la ciudadanía, de aquellos a quienes realmente nos pertenecen.
 
 Aunque en esta política cultural dirigida a la conservación y preservación del patrimonio histórico deberían colaborar las diferentes administraciones públicas (Consejerías de Cultura, Turismo, Obras Públicas, Diputación…), el punto de arranque ha de partir del municipio, del partido político en el poder, el PSOE, llamado a la conservación y preservación del Patrimonio Histórico, no sólo en su calidad de propietario de bienes sino como el eslabón más importante de la cadena de agentes involucrados en la tarea. Así lo contempla el PGOU.
 
Los ayuntamientos tienen una importante labor con función planificadora en materia de protección patrimonial, demostrando con sus actuaciones no sólo concienciación ciudadana, orgullo y respeto hacia el patrimonio local sino presentando alternativas de creación de riqueza mediante la dinamización del patrimonio histórico cara el creciente turismo cultural.
 
Estos edificios deberían convertirse en sedes de organismos públicos a nivel educativo (guarderías, Escuela de Idiomas, Escuela de Música, UNED…), socio-sanitario (consultorio médico, centro de salud, unidad de estancia diurna…), hostelero (parador nacional, hoteles …), cultural (centro de exposiciones, de interpretación de la abadía de Baza o de algún estilo artístico del Altiplano o la comarca, museos, archivos, bibliotecas…) y administrativo (agencia tributaria, oficinas comarcales…), aportando una buena salida con su nueva utilización, dado que a su valor intrínseco como inmuebles histórico-artísticos se une su alto valor representativo como sedes.
 
Por último recordar que nuestro anterior consistorio no era partidario de recuperar edificios históricos para sedes públicas. En las primeras reuniones de la Comisión del Centro Histórico (1999-2000) nuestra asociación propuso reutilizar la casa de los Cervantes y la del abad Damián Espinosa de los Monteros en el Arco de la Magdalena para sedes públicas y el señor alcalde, don Antonio Martínez Martínez, nos contestó que no eran partidarios de tales actuaciones pues recuperar inmuebles históricos creaban numerosos problemas, que ellos preferían levantarlos de nueva planta. Esperamos que en esta nueva legislatura cambien los objetivos de nuestro ayuntamiento y se busquen las soluciones adecuadas que está necesitando el patrimonio de Baza, la salida que nuestros edificios históricos se merecen.
 
Hay que encontrar soluciones para todos los edificios destacados a nivel andaluz, tanto los que están en ruina como a los que estarán próximamente si no se les busca un destino adecuado. Para ello hemos propuesto, en los últimos años, los siguientes destinos, que pueden cambiarse por cualquier otro que se vea conveniente:
 
 
  1. Palacio de los Enríquez. Centro de Interpretación del Mudéjar Andaluz, Parador Nacional… En esta última opción podría incluirse la iglesia y convento de la San Jerónimo, pudiendo utilizar el templo, si se viese conveniente, de forma compartida con el ayuntamiento para actos culturales como se hace en el parador nacional de Cuenca.
  2. Convento de San Jerónimo. Hotel. Su emplazamiento es ideal. Un empresario ya lo intentó hace poco.
  3. Centro Etnográfico: El Agua y las Industrias Medievales de Baza. Complejo excepcional a nivel andaluz. Propuesto para ser declarado BIC por el Parlamento Andaluz el 19-10-2006. Este conjunto de edificaciones está integrado por los molinos de Boliche y Tenerías, la Casa del Tinte y las Carnicerías. Podría convertirse en un gran referente cultural de Andalucía Oriental sobre industrias medievales de transformación relacionadas con el agua. Se podría vender muy bien a Turismo, Cultura y Diputación. Propuesta realizada en varias ocasiones a la Junta y al ayuntamiento. Próximamente la presentaremos a la Federación Andaluza Fondo de Formación y Empleo y a la Asociación de Empresarios del Altiplano por si la quieren incluir en su programa “El agua y la cultura…”
  4. Iglesia y convento de San Antón, posible sede de un Museo de pasos procesionales como hay en muchas ciudades andaluzas (iglesia de Santa María la Mayor en Vélez- Málaga) y levantinas, iglesia de Santo Domingo en Lorca.
  5. Ermita de San Marcos. Oficina de Turismo.
  6. Palacio del Infantado. Archivo.
  7. Casa de los marqueses de Cadimo. Sedes universitarias: por ejemplo Palacio de los Cobos la UNED en Úbeda, Seminario de San Felipe Neri y palacio de Jabalquinto Universidad de Andalucía en Baeza.
  8. Casa del abad Damián Espinosa de los Monteros (antiguo Seguro) o el palacio episcopal (bodegas bastetanas). Biblioteca,Escuela de Idiomas, conservatorio de Música…
  9. Baños de la Morería en el barrio de San Juan. Uso cultural.
  10. Pósito.