FELICITACIÓN POR LA RESTAURACIÓN DE LA CASA DEL COMERCIANTE ANTONIO CANDEAL EN LA PLACETA DE LA MAGDALENA
. Solicitamos la recuperación del patio tradicional para el disfrute de los ciudadanos y para su inclusión, junto con la casa, en rutas turísticas.
    Hace algunas semanas comenzaron las obras de rehabilitación de la Casa de la Cultura, sita en la placeta de la Magdalena, antigua residencia del rico comerciante Antonio Candeal (S. XVIII). Dado que el imueble necestia ser intervendio correctamente la asociación “Baza Histórica” solicitó (hace más de un año) al consistorio bastetano y la Delegación Provincial de Cultura que las intervenciones fuesen respetuosas, recuperando adecuadamente todos los valores del inmueble, centrandose en:
1. Fachada. La intervención debería poner en valor todos sus elementos. Las carpinterias y las persianas de madera en color marrón oscuro es un elemento de vital importancia a recuperar.
2. Interior. Se deberían realizar catas en los cubiertas ante posibles alfarjes de madera a la vista, quizás se encuentren tapados por dobles techos, algo muy habitual en Baza. De igual forma se deberían hacer catas sobre la escalera y dependencias de la planta noble (salón principal y demás estancias…) por si hay pinturas murales de los siglos XVIII o XIX. Siendo este inmueble sede del Casino de Artesanos a finales del ochocientos, se decoraron con pinturas algunos de sus salones, hecho que pueden comprobar en los periodicios locales del momento y en la tesis: “Baza, de la Ilustración al Historicismo: urbanismo, arquitectura y artes plásticas (1773-1868)”.
2.1. Carpinterias interiores. Solicitamos que se sean adecuadas al inmueble, especialmente en en el color, en consonancia con la carpintería tradicional que aún conserva, evitando materiales y colores inadecuados como la puerta de PVC blanco que ya han colocado  en la dependencia de información, en la planta baja.
2.2. Patio. Para que el edificio vuelva a su antiguo explendor es fundamental la reintegración del patio tradicional (mutiliado), aportándole gran valor al inmueble. De esta forma se disfrutaría por los ciudadanos y podría incluirse en una ruta turística junto al edificio (fachada, escalera…).
La casa del regidor y comerciante Antonio Candeal
    Esta mágnifica residencia fue levantada por el rico comerciante Antonio Candeal hacia 1787. Destaca por su impronta levantina -alero de cuarto de bocel, fachada con recercados de ladrillos a la vista-, patio y escalera…
 
                  
                   Fachada de la casa de Antonio Candeal.
La recuperación del patio tradicional
    El patio está mutiliado, habiendo desaparecido todos sus elementos y su recuperación aportaría gran valor al edifico. Ahora que se está restuarando el inmueble es el momento idóneo de recuperarlo con un diseño tradicional, sobre todo teniendo en cuenta que es una construcción pública para el disfrute de los bastetanos y de foráneos, pudiendo ser ofertado en futuras visitas turísticas (nuestra asociación ya ha propuesto algunas al respecto)… El patio existente no es nada atractivo pues ha perdido toda su identidad. Con poco costo podríamos tener un edificio monumental completo. La asociación “Baza Histórica”, viendo los errores que se siguen comentiendo en nuestra ciudad, ha solicitado al consistorio y a la Delegación Provincial de Cultura que se reintegre el patio tradicional aunque no esperamos que nos hagan mucho caso pues ni tan siquiera se han dignado a contestar. Todo depende de que al ayuntamiento le interese el patrimonio bastetano…
 
Patio actual de la casa de Antonio Candeal.
    El patio actuaba como centro estructural definidor del espacio doméstico además de constituir una estancia más, lugar de uso cotidiano como sala de estar durante el buen tiempo. Hoy en día sus galerías se apoyan en pilares de hierro, fruto probable de la intervención realizada en 1985 al transformase el edificio en Casa de la Cultura. Este espacio debió poseer cierto empaque al ser de paso obligado para acceder a la monumental escalera.
 
    Para conseguir un patio tradicional tan sólo habría que colocar columnas en el lugar donde están los pilares de hierro de la planta baja, cubiertas de madera en los distintos corredores y pies derechos con zapatas y balaustradas de madera en las galerias de la primera y segunda planta. 
     Para finalizar vean dos patios bastetanos bien intervenidos: el de la Alhóndiga y el de la casa de Cervantes, adosado este último edificio al que dedicamos este artículo. Así podría quedar el patio de la residencia principal de don Antonio Candeal. La actuación sería más económica que en los edificios comentados pues el patio de este inmueble es más pequeño y carece de corredor en el frente norte del primer piso.
  
 
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2016-11-14T17:06:05+00:0024 marzo 2015|Noticias|