Mientras numerosas ciudades rehabilitan inmuebles para usos públicos, nuestro consistorio ha ido a contracorriente en las últimas décadas, levantando edificios de nueva planta, perdiendo numerosas oportunidades de recuperar magníficos construcciones antiguas como sedes públicas
 
Tras el anunció oficial de la creación de la nueva biblioteca, con presentación de proyecto en tres meses por parte del ayuntamiento, la asociación “Baza Histórica”, tal y como lleva solicitándolo desde 1999, propone reutilizar un edificio histórico de valor. Hay que buscar soluciones para todos los inmuebles destacados a nivel local, provincial y andaluz, tanto los que están en ruina como a los que estarán próximamente si no se les busca un destino adecuado.
 
            El construir nuevos inmuebles sería un gran error en una ciudad como la nuestra. Sería seguir a contra corriente y con la política errónea de las últimas décadas de levantar construcciones de nueva planta como el edificio junto a los Juzgados o el de la calle Reyes Católicos… Ya en su momento nos opusimos a estas decisiones tan desafortunadas para nuestro patrimonio. En los próximos meses presentaremos diversos artículos e implicaremos a la ciudadanía para que propongan una solución (posibles sedes) para todos los edificios destacados de nuestra ciudad.
 
Ejemplos de ciudades cercanas de distinto tamaño que han restaurado inmuebles con valores patrimoniales para dedicarlos a bibliotecas tenemos en nuestra provincia y en otras próximas: Guadix (edificio s. XIX), Alhama (Hospital de la Reina, s. XV)  o Motril (casa de la Palma) en la provincia de Granada; Vélez Rubio (s. XVIII-XX) en la provincia de Almería; Úbeda (Hospital de Santiago) y Alcalá la Real (convento de las Capuchinas) en Jaén; Alhama (antiguo ayuntamiento, s. XVI) o Mula (Hospital de la Concepción) en Murcia y Antequera (Real Monasterio de San Zoilo) en Málaga, por citar algunos ejemplos…
 
Un edificio adecuado para la biblioteca es la casa del abad Damián Espinosa de los Monteros en el Arco de la Magdalena (antiguo seguro), la de los marqueses de Cadimo (Corredera nº 1) u otra de las numerosas viviendas vacías de valor del Conjunto Histórico. En muchas de las citadas poblaciones mencionadas que han escogido construcciones de valor como sede, se alojan conjuntamente el archivo y la biblioteca.. En este sentido recordar que se necesitan varias salas para depositar documentación de archivo, hoy dispersa, mucha de ella del siglo XX depositada en la antigua cárcel y en la lonja, la cual va a ser demolida próximamente si no nos han informado mal. A estas instalaciones se le podría añadir una Sala de Archivos Privados cedidos o microfilmados (como hemos sugeridos en otras ocasiones), la sede las asociaciones culturales y otra Sala de Internet.

 
Por último recordar que nuestro anterior consistorio no era partidario de recuperar edificios históricos para sedes públicas. En las primeras reuniones de la Comisión del Centro Histórico (1999-2000) nuestra asociación propuso reutilizar la casa de los Cervantes y la del abad mencionado para sedes públicas y el señor alcalde, con Antonio Martínez Martínez, nos contestó que no eran partidarios de tales actuaciones pues recuperar inmuebles históricos creaban numerosos problemas, que ellos preferían levantarlos de nueva planta.
 

Esperamos que en esta nueva legislatura cambien los objetivos de nuestro consistorio y se busquen las soluciones adecuadas que está necesitando el patrimonio de Baza, la salida que nuestros edificios históricos se merecen.
Estos edificios, al igual que otros de gran valor, deberían convertirse en sedes de organismos públicos: educación (Escuela de Idiomas, UNED…) socio-sanitario (consultorio médico, centro de salud, unidad de estancia diurna…). Próximamente les mostraremos ejemplos de ciudades que están recuperando su patrimonio reutilizando numerosos inmuebles históricos como sedes públicas.