Una ciudad histórica protegida por sus valores patrimoniales como la nuestra debería mimar al máximo aspectos tan vitales como el de su iluminación, utilizando farolas de hierro fundido de corte tradicional y artístico (de grosor adecuado) como lo están haciendo numerosas poblaciones de igual tamaño que se preocupan por homogeneizar (aplicar un mismo diseño) su Conjunto Histórico, caso de Guadix, que hace poco ha colocado estos elementos decorativos siguiendo una línea homogénea en todo su recinto urbano, tanto el protegido como el que lo rodea.
 
            No es de recibo cambiar de diseño cada vez que se realiza una intervención como se hace en Baza. Un modelo totalmente inadecuado para la calle Cava Alta, otro para la calle del Agua y otro para la plaza de la Cruz Verde. Una política incongruente y nefasta que nada ayuda a la correcta y adecuada imagen de nuestro Conjunto Histórico.
 
2016-11-14T17:06:16+00:0017 octubre 2007|Noticias|