LA LEY OBLIGA A REPONER EL EMPEDRADO EN TODA LA PLAZA DE LA CRUZ DE LOS CAÍDOS, NO EN LA MITAD DE LA MISMA COMO ESTÁ HACIENDO EL AYUNTAMIENTO TRAS LA PRESIÓN OFICIAL POR EL INCUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA
La normativa y ordenanzas del P.G.O.U, en la ficha V EH-27, señala que los elementos de interés a conservar por Ley en esta plaza son la pavimentación de empedrado, hito central y arbolado. Los paseos centrales de esta plaza estaban empedrados hasta el momento de iniciarse las obras de restauración, al igual que estaba gran parte de la ciudad hasta mediados del siglo XX.
Por lo ejecutado por el consistorio bastetano podemos afirmar que se ha eliminado gran parte del empedrado de la plaza en contra de lo marcado por el P.G.O.U., en contra de lo marcado por la Ley. La imagen de la ficha del catálogo es muy clara, toda la plaza estaba empedrada. Tan sólo mencionaba (en prensa) hasta hace pocos días el ayuntamiento la reproducción del empedrado en las inmediaciones de la cruz y poco más. Desconocemos quién ha obligado al cabildo a reponer el empedrado, si la Comisión Provincial de Patrimonio o el Defensor del Pueblo Andaluz, organismos a los que hemos recurrido en varias ocasiones tras los anuncios de incumplimiento por parte del ayuntamiento (observen la imagen que han difundido en prensa con enlosetado total de paseos). Vean en la siguiente fotografía el empedrado en el paseo poniente/levante, realizado tras la presión oficial.
          .
Dado que no se está empedrando toda plaza, y se ha enlosetado el paseo norte/sur en contra de la Ley, hemos solicitado de nuevo la intervención de la Delegación Provincial de Cultura y del Defensor del Pueblo Andaluz para reponer la legalidad vigente, la restauración del empedrado en toda la plaza. Vean en la siguiente imagen el tramo norte/sur enlosetado cuando tenía que estar empedrado. Hacen lo que quieren.
     
A pesar de ello hay que decir que en Baza se puede incumplir la Ley, se puede prevaricar y no pasa nada. En este sentido les recordamos el caso de las obras ilegales junto a las ruinas de la alcazaba en la calle Aduana, avisadas a la administración antes de que se cometiera la ilegalidad o la prevaricación en el incumplimiento de mantenimiento de conservación en los monumentos que están hundiéndose (alcazaba, palacio de los Enríquez, iglesia y convento de San Jerónimo…) por parte del ayuntamiento y la Delegación de Cultura, hecho denunciado ante la Fiscalía por el Defensor del Pueblo Andaluz en la primavera de 2009.