La asociación “Baza Histórica”, cuyo objetivo es el patrimonio de nuestra ciudad y su puesta en valor, ha propuesto y solicitado en varias ocasiones a la Delegación de Cultura y a la Oficina de Rehabilitación que en las intervenciones que realice en edificios históricos utilice materiales tradicionales como se está haciendo en la mayoría de los Conjuntos Históricos protegidos en las distintas provincias andaluzas tanto en el interior como en el exterior de los inmuebles. La oficina debería convertirse en ejemplo de un trabajo impecable. Además, muchos inmuebles como éste son públicos y podrían restaurarse con todos sus valores. La rehabilitación de su aspecto externo debería contemplar la:
 
1.       Recuperación de la fachada original si tras las obras se descubren (es probable) paredes de corte múdejar con encintados de ladrillo remarcando las esquinas y vanos, tal y como se está haciendo en otras ciudades protegidas (nos remitimos a las fotos de artículos anteriores). Devolverle la fisonomia original a las fachadas sería añadirle un valor incalculabe a los dos edificios y a la ciudad. Señalar que dichas casas son probablemente de los siglos XVI-XVIII (la primera podría ser medieval) y que en ese periodo histórico solían levantarse siguiendo esta tipología múdejar, utilizando el ladrillo como elemento compositivo: reforzando las esquinas y en algunas ocasiones los vanos.
2.       Recuperación de la primitiva puerta de acceso de la casa nº 7 de la calle Tenerías, posiblemente de piedra o ladrillo, mutilada y/o tapada en parte en épocas posteriores. En Baza hay muchos ejemplos como ya hemos demostrado en escritos anteriores, hecho al que dedicaremos un artículo próximamente.
3.       Recuperación de la solera de la ventana de la fachada lateral de la casa nº 1 de la calle Nueva en su color (marrón). La solera primitiva parece ser de losetas cuya unión y composición quedaba a la vista por la parte inferior del entramado, hoy transformada al estar encalada. A lo largo del siglo XX muchas de ellas han sido sustituidas inadecuadamente por losetas de terrazo u otros materiales y colores inadecuados.
4.       Carpinterías de madera y persianas de cadenilla de color marrón oscuro, no de lamas.
5.       Aleros de madera en color marrón oscuro la fachada principal de la casa nº 7 y de ladrillo en su color en el resto, como se hace en otras oficinas de rehabilitación para recuperar los colores tradicionales y para homogeneizar las viviendas. 
6.       Recuperación de los ladrillos, en su color, de las galerías de las plantas superiores de ambas casas (ver fotografía). Las partes de la fachada sin ladrillo (posible cajones de mampostería o tapial) podrían quedar en blanco como en la casa de la Cultura o en color ocre como en la fotografía aportada. La correcta rehabilitación de estas fachadas serviría para aportarle prestancia y valor a estos inmuebles públicos y enclave de la ciudad.
7.         Por último señalar que solicitamos todo esto siguiendo modelos adecuados para que Baza recupere su patrimonio lo más acertadamente posible.
 
 
 
 
 
La rehabilitación correcta de las fachadas de los siglos XVI-XVIII es vital para la imagen de nuestro Conjunto Histórico. Se deberían recuperar los materiales y colores tradicionales de la misma forma que se esta haciendo en muchos edificios granadinos, caso de los presentados en la fotografía nº 3, permitiendo apreciar uno de los mayores valores arqutiectónicos externos de estos inmuebles: su tipología múdejar con ladrillos en la composición de la fachada (esquinas, recercos…) y posiblemente cajones de tapial y mampostería a la vista.