LAS ESCULTURAS DE PERSONAJES RELEVANTES DE LA HISTORIA DE BAZA EN LAS PLAZAS Y DEMÁS ESPACIOS PÚBLICOS DEL CENTRO HISTORICO (IV). El escultor Juan de Uzeta
La asociación “Baza Histórica”, teniendo conocimiento de que el ayuntamiento tiene pensado ejecutar varias esculturas a ubicar en nuestra ciudad, algunas de ellas en el Centro Histórico, recuerda que lleva realizando propuestas al respecto desde hace casi una década.
Desde comienzos del siglo XXI la asociación está proponiendo el ornato de nuestro Conjunto Histórico con esculturas dedicadas a personajes bastetanos relevantes de nuestra historia.
Para que las esculturas se realicen de forma adecuada y no nos presenten catetadas como la de la Dama de Baza en la Alameda sugerimos varias condiciones imprescindibles para que la elección definitiva sea adecuada y sirva para siempre:
  1. Pedestales. Siguiendo siempre modelos clásicos como el que pueden ver ustedes en la plaza de la Cruz de los Caídos. En relación al pedestal de la escultura recientemente instalada nos pronunciaremos próximamente.
  2. Esculturas. Deberían ser realizadas en bronce u otro material noble, siempre siguiendo modelos clásicos pues estamos en un Conjunto Histórico declarado B.I.C. Las esculturas deberían ejecutarse con esmero y si no es así esperar para cuando haya presupuesto. Los bocetos de las esculturas deberían ser revisados por una comisión para que no pase lo que sucedió con la reproducción de la Dama de Baza.
  3. Escultores. Escoger a profesionales preparados, como el escultor granadino Miguel Moreno. Ya enviamos al consistorio bastetano hace ocho años todos los datos de su taller: dirección, teléfono, fax, e-mail. Es más, estuvimos en su casa-taller para exponerle la propuesta y ver cual podría ser el presupuesto si eran varias las peticiones. Pasados varios años la secretaria de su oficina nos llamó por si el ayuntamiento había aceptado. Tuvimos que decirle que ni tan siquiera se dignaron a contestarnos.
  4. Personajes destacados de la historia de nuestra ciudad. Señalemos hoy algunos de ellos y un ejemplo gráfico de cómo podrían quedar nuestras propuestas. A partir de ahora los presentaremos de forma individual:
 
4.1. Algún héroe o guerrero íbero.
4.2. Al-Qalasadi, uno de los grandes matemáticos musulmanes.
4.2. María de Luna. Una destacada mecenas del Renacimiento.
4.3. Damián Plá, José de Mora, Juan de Uzeta…. Arquitectos y escultores bastetanos destacados del Renacimiento y del Barroco.
4.4. Abad Navarro, uno de los ilustrados más destacados del sudeste español.
4.5. El cronista Luis Magaña
            Por último señalar que la Mesa por el Patrimonio, integrada por todos los partidos políticos (menos el PSOE que se salió), apoyó estas propuestas y realizó otra en el mismo sentido.

 

Ejemplo de escultura colocada en otras ciudades.

Juan de Uzeta (Baza, 1697- Lorca 1779), escultor barroco español

            Juan de Uzeta fue un conocido tallista, escultor y grabador del barroco del sudeste español. Nació en Baza hacia 1699. Su aproximación al oficio escultórico se produjo sin duda durante su infancia y quizás adolescencia en nuestra ciudad en el entorno de los talleres barrocos bastetanos. Pero será su matrimonio en Lorca con Jacinta Caballero, hija del retablista Jerónimo Caballero, en 1721, el elemento que impulse definitivamente su carrera artística, siguiendo una endogamia muy característica en los gremios artesanos de la España de la época. La mayor parte de su producción conocida se reparte por varias localidades andaluzas y murcianas: Huéscar, Lorca y Totana. Algunas de sus obras más destacadas han desparecido.
El centro de su producción fue la ciudad de Lorca. Entre 1727 y 1731 realizó un crucifijo de talla para colocar sobre el Sagrario de la iglesia de San Pedro. También labró el escudo en madera para la Carnicería Mayor en 1738. Pero sus obras más relevantes las realizó en piedra. Así, en 1739 ejecuta para el edificio del ayuntamiento de Lorca cuatro escudos, las estatuas de la Justicia y la Caridad, la imagen en relieve sobre mármol de San José con el Niño y la talla de la hornacina en que habría de ser colocada. En 1742 llevó a cabo la decoración de la Fuente del Oro, conjunto decorativo que fue arrasado por la inundación que produjo la rotura del Pantano de Puentes en 1802. Entre 1747 y 1749 interviene en las Salas Capitulares de la colegiata, labrando en piedra la fachada, la estatua de San Jorge que la remata y las gárgolas de la cornisa. También talla en madera las puertas y balcones de ésta. En 1755 realiza las esculturas y escudos para la Fuente de Totana. De igual forma participó en numerosas obras menores. Murió en Lorca en 1779. Para más información sobre este artista ver los artículos publicados sobre el mismo por el historiador de arte Pedro Segado Bravo.