LAS INTERVENCIONES POCO ADECUADAS DE LA OFICINA DEL ÁREA DE REHABILITACIÓN DE BAZA (I)
 
La asociación "Baza Histórica", cuyo objetivo es el patrimonio de nuestra ciudad y su puesta en valor, ha propuesto y solicitado en numerosas ocasiones a la Delegación Provincial de Cultura de Granada y a la Oficina del Área de Rehabilitación de Baza que en las intervenciones que se realicen en edificios históricos utilice materiales y colores tradicionales como se está haciendo en la mayoría de los Conjuntos Históricos protegidos en las distintas provincias andaluzas, tanto en el interior como en el exterior de los inmuebles, convirtiendo sus actuaciones en trabajos impecables a imitar por la ciudadanía.
En las intervenciones sobre las fachadas de inmuebles de arquitectura tradicional son varios los elementos claves para recuperar su valor externo, proporcionándole contrastes y color a los mismos: aleros, carpinterías y soleras de los balcones, no encaladas como se está haciendo en Baza. Recordar que esto es algo obligatorio en numerosos Conjuntos Históricos. Damos nuestra opinión como especialistas en el patrimonio de la ciudad con tesis que lo avalan y como conocedores de lo que se hace adecuadamente en ciudades históricas protegidas a través de la observación directa y por haber realizado cursos de doctorado relacionados con el tema.
Que conste, que antes de realizar este escrito, hemos solicitado actuaciones adecuadas por escrito una y otra vez a la mencionada oficina y a la Delegación Provincial de Cultura y han pasado literalmente. Lo único que pretendemos es que se rehabilite correctamente, tal y como se hace en otras ciudades.
 Veamos algunos de los numerosos errores que ha cometido la oficina de Rehabilitación de Baza:
 
1. Aleros de madera en color marrón oscuro o ladrillo en su color tradicional, no en otros: blancos, beige o grises. Por ejemplo los inadecuados de la casa nº 1 del callejón de la Merced, rehabilitada por dicha oficina o la última vivienda intervenida, la casa nº 17 de la plaza de las Eras, color gris azulado ajeno a la arquitectura tradicional bastetana. Que conste que hemos solicitado por escrito en varias ocasiones que dichas intervenciones se hagan correctamente. Los aleros de madera de la arquitectura tradicional bastetana siempre han sido de color marrón oscuro. En próximos artículos les presentaremos otros ejemplos.
 
 
 
  
2. Recuperación de las soleras tradicionales de los balcones de la ciudad. Dos ejemplos, la casa nº 1 del callejón de la Merced, con solera de loseta a la vista que quedó encalada en vez de en su color natural tras la restauración y la vivienda nº 12 de la calle Perona Baja, con solera de loseta que tras la rehabilitación efectuada por la mencionada oficina ha sido sustituida por obra encalada, desfigurando por completo la imagen tradicional de este balcón. Que conste que solicitamos la recuperación de la solera de loseta en su color original por escrito (3-6-2009) como se hace en numerosos Conjuntos Históricos que miman su patrimonio. Es próximos artículos le expondremos más ejemplos…
             
     
3. Carpinterías inadecuadas. Las carpinterías y persianas de cadenilla han de ser de color marrón oscuro,no metalizadas, lamas y color claro como las que colocaron en la casa intervenida por el Programa de Rehabilitación en la plaza de la Cascada junto al pósito o las de color gris en la casa nº 1 del callejón de la Merced (fotografía anterior).
Toda esta normativa es obligatoria en numerosos Conjuntos Históricos. En próximos artículos les expondremos otros ejemplos.
 
 
4. Utilizar teja plana y roja en contra de la normativa. Casa nº 41 de la calle del Cáliz. Varios ciudadanos denunciaron en prensa que la oficina estaba colocando tejas rojas y planas en contra de la normativa (árabes de color beige) y la Delegación Provincial les obligó a cambiarlas por las tradicionales de la ciudad. Que sepamos es el único caso en el que la Delegación, presionada por la prensa, ha hecho cumplir la Ley.
  
      
5. Reducir patios a su antojo. Con la obsesión de crear más habitaciones reducen patios a su antojo, no dejando las galerías al descubierto, un verdadero atentado contra el patrimonio. Vean el patio de la casa nº 25 de la calle Caños de la Morería, edificio del siglo XVI. Se le pidió control a la Junta desde 1996 y a la oficina al menos durante dos años antes de hacer las obras. Al final tiraron el patio (pilares de ladrillo a la vista y zapatas) y lo levantaron de nuevo a su libre albedrío, reduciéndolo y, si no nos han informado mal, cerrando las galerías del patio en contra de lo que hacen las oficinas rehabilitación que recuperan los patios en su configuración original.
 
 
 
    
 6. Eliminar o camuflar elementos de gran valor a nivel andaluz. Por ejemplo la vivienda nº 25 de los Caños de la Morería, un edificio destacado del Primer Renacimiento en Andalucía Oriental. Solicitamos a Cultura control desde 1996 y a la oficina durante varios años. Especialmente pedimos que se conservaran dichas cubiertas en numerosas ocasiones antes de empezar las obras. Por un oído les entró y por el otro les salió. Las magnifica cubierta del Renacimiento no se ha puesto en valor. Ahora, en su lugar, nos encontramos con un techo plano. Un atentado bestial contra el patrimonio.
 
 
 
  No todo es negativo, algunas de las últimas actuaciones son correctas, al menos externamente, caso de la vivienda nº 10 de la plaza de San Jerónimo: alero marrón oscuro, ventanas de madera color marrón oscuro, solera del balcón con loseta en su color…. Antes de finalizar este artículo realizar una observación. Muchos bastetanos creíamos tras las últimas intervenciones que la oficina había cambiado a mejor pero lo que están haciendo demuestra que son muy arbitrarios, pueden realizar una intervención adecuada como la de la plaza de San Jerónimo, con errores como la de la plaza de las Eras o verdaderos atentados contra el patrimonio, como el de la casa de los Caños de la Morería nº 25. Más información en próximos artículos.