LOS NUEVOS LETREROS QUE INUNDAN EL CONJUNTO HISTORICO DE BAZA. EL DESCONTROL DE UN AYUNTAMIENTO QUE NO CONTROLA (I)
 
 
La asociación "Baza Histórica", cuyo objetivo es el patrimonio de nuestra ciudad y su puesta en valor, da las gracias al ayuntamiento y a Cultura por tomar cartas en el asunto de los letreros, cumpliendo lo que marca la Ley del Patrimonio y lo que le ha solicitado esta asociación año tras año a lo largo de la última década, ejecutar un Plan de Eliminación y Sustitución de Letreros Inadecuados del Conjunto Histórico, utilizando tipologías, materiales y colores tradicionales como se está haciendo en la mayoría de las ciudades declaradas B.I.C. en todas las provincias españolas. Lo hacemos tras los diversos anuncios por parte del consistorio relacionados con este tema. En primer lugar señalar las bonificaciones en el impuesto de obras para revitalizar los comercios del centro histórico y en segundo el reciente anuncio sobre el documento que se está elaborando relacionado con los letreros para aplicarlo. En este segundo aspecto es vital recordar a la ciudadanía que Plan General de Ordenación Urbana desarrolla, en uno de sus capítulos, el de Normativa, una serie de normas a aplicar en los letreros de los comercios del Conjunto Histórico. Hacemos esta declaración pues la información que se ha difundido en prensa, como ya es habitual, confunde y no aclara que hay una normativa que no se está aplicando. En una reunión en la Delegación Provincial de Cultura del año 2008 un alto cargo de dicha institución nos reconoció que la culpa de que hubiera tanto descontrol era de la administración, pues ni comunicaba la normativa a la ciudadanía ni aplicaba la Ley, reponiendo la legalidad. Que ahora quieran mejorar la normativa, homogeneizándola en tamaños, materiales y color es de agradecer.
 
El reciente anuncio
 
El lunes 30 de julio el ayuntamiento anunció en prensa que se iban a elaborar varios documentos relacionados con el tratamiento de las fachadas de los edificios dentro del Conjunto Histórico, incluidos los letreros comerciales. Su objetivo esestablecer una normativa estricta  que hasta ahora no se ha aplicado. Y nosotros volvemos a aclarar que no se ha cumplido ni se cumple porque el consistorio no ha comunicado a los ciudadanos la normativa que se tiene que estar aplicando y porque no querido aplicar la Ley del Patrimonio. Si lo hubiese hecho otro gallo nos cantaría. Simple y llanamente.
 
 En el P.G.O.U. hay varios capítulos sobre las normas a aplicar, por ejemplo el número XI, en su artículo 12.98 sobre publicidad exterior se establece, entre otras condiciones, que los letreros no podrán ser luminosos, si sobresalir más de 3 centímetros… Que se quiera mejorar la normativa nos parece muy bien pero hay que aclarar que ahora mismo hay una normativa específica que se debería estar aplicando y que no se aplica. Son dos temas muy distintos. ¿Poco interés del consistorio por nuestro patrimonio? Juzguen ustedes mismos.
 
A pesar de que llevamos casi una década denunciando la colocación de letreros comerciales que distorsionan nuestro conjunto histórico, cada año se colocan más: calles Cabeza, Agua, Alamillos, Cava Alta… En los últimos meses se han instalado bastantes. Algunas calles, como la de la Cabeza, parecen junglas en la que cada comerciante pretende atraer la atención de los viandantes con el letrero más distorsionarte, de mayor tamaño y de mayor colorido. ¡Vaya postal turística estamos ofertando¡
 
Baza podría considerarse como uno de los ejemplos más adecuados a nivel nacional de cómo no actuar en un conjunto urbano protegido…Y ustedes se preguntarán si es difícil controlar la colocación de los letreros comerciales. Nada más simple que querer aplicar la Ley al dar el permiso municipal de obras y al elaborar un folleto (hoja informativa) a adjuntar todos los años en el pago de los impuestos municipales. ¿Está el ayuntamiento aportando la información adecuada a los comerciantes?, ¿querrá nuestro consistorio a partir de ahora controlar los letreros comerciales en nuestro conjunto histórico?, ¿cree nuestro ayuntamiento que es lógico permitir esos letreros en una ciudad protegida?, ¿considera que es bueno para su imagen?, ¿cree que es vendible a nivel turístico?, ¿piensa que podrá controlarlos como se hace en cualquier localidad declarada BIC? Ejemplos de cómo se hacen bien las cosas hay en todas las provincias: Guadix en Granada, Alcalá la Real en Jaén o Priego de Córdoba, por poner tres ejemplos de ciudades de igual tamaño y similar patrimonio.
 
Desde aquí volver a pedir a las concejalías de urbanismo y cultura que tomen cartas en el asunto, aplicando la normativa existente mientras elaboran la nueva, no permitiendo más letreros distorsionantes e incluyendo la eliminación y sustitución de los letreros comerciales existentes en programas locales, regionales, nacionales o europeos en los que puedan tener cabida, por ejemplo en proyectos de turismo (excelencia turística, Ciudad 21…) Solicitamos la homogeneización de carpinterías y letreros (de pequeño tamaño y sin sobresalir de la fachada…) junto a la adecuación del tamaño de los escaparates, siguiendo los trazados de los vanos abiertos en las plantas superiores de las casas donde están ubicados estos establecimientos, tal y como se hace en ciudades protegidas.
 
El caos en los nuevos letreros
 
Lo único que pretendemos es que las fachadas de los comercios bastetanos se rehabiliten correctamente, tal y como se hace en otras poblaciones declaradas B.I.C. Muchas ciudades históricas protegidas que potencian su turismo, más respetuosas con su patrimonio, tienen prohibidos los letreros comerciales. De esa forma evitan cualquier controversia. Veamos algunos de los errores recientes, consecuencia de un enorme descontrol municipal, de no comunicar a la ciudadanía la normativa y de no aplicar la Ley. Algo que no se controla en absoluto es el colorido de los letreros, atentando contra las más elementales normas de estética a aplicar en un conjunto histórico protegido.
 
            Nuestra localidad cuenta con numerosos letreros totalmente inadecuados y colocados en fachadas de nuevos establecimientos comerciales que se están abriendo en el último o últimos años por todos los barrios de la ciudad. Todo ello demuestra que el ayuntamiento no está aplicando la normativa del P.G.O.U. pues no ha actuado, no ha comunicado la normativa a los propietarios de dichos comercios con lo que se hubiera evitado su incumplimiento.
Comencemos por la parte alta de la localidad, dónde se han colocado unos cuantos letreros, caso de “Frutas y Verduras Marisa” en la calle del Humilladero,  “Peluquería. Caballeros. Martínez” en la plaza de las Eras y “Viajes Algedid” en la calle Cava Alta, algunos de ellos aunque discretos sobresalen mucho de la fachada.
 
En esta misma zona tenemos letreros recientes de gran tamaño, uno de los más llamativos es el de “Compro Oro Granada” en la plaza de las Eras, por cierto no es el único letrero inadecuado de un establecimiento de este tipo de negocios en la ciudad (ver calle del Agua, Dolores…). ¿Porque no avisó el ayuntamiento a los arrendatarios de este local de la normativa del Conjunto Histórico?, ¿está ejerciendo adecuadamente nuestro consistorio sus obligaciones con respecto al patrimonio?
 
Un poco más abajo, en la calle Alamillos podemos encontrar distintos letreros colocados en los últimos tiempos en fachadas de edificios catalogados, por ejemplo “Churrería-Desayunos-Josman” y los varios de “Clínica del Zapato”. ¿Porque no avisó el ayuntamiento a los arrendatarios de estos locales de la normativa del Conjunto Histórico?, ¿está ejerciendo adecuadamente nuestro consistorio sus obligaciones con respecto al patrimonio?
 
Y si seguimos por la calle del Agua, prolongación de la anterior, donde podremos encontrar todo tipo de letreros como el que pueden ver en la siguiente imagen “García de Paredes. Asesores”. ¿Porque no avisó el ayuntamiento a los dueños de este establecimiento de la normativa del Conjunto Histórico?, ¿está ejerciendo adecuadamente nuestro consistorio sus obligaciones con respecto al patrimonio?
 
            Por último observar dos casos llamativos con colores estridentes instalados hace muy poco tiempo: “Grow Shop” en calle Corredera y “Flower Power, Granada” en la calle Zapatería. ¿Porque no avisó el ayuntamiento a los arrendatarios de estos locales de la normativa del Conjunto Histórico?, ¿está ejerciendo adecuadamente nuestro consistorio sus obligaciones con respecto al patrimonio?
          
 
       
      Aunque se puede aplicar la Ley de inmediato no es de recibo que el ayuntamiento no les haya comunicado a los implicados la normativa, lo que hubiera evitado su incumplimiento. Para finalizar lo dicho al principio Cultura nos reconoció que la responsable de que hubiera tanto descontrol era de la administración, pues ni comunicaban la normativa a la ciudadanía ni aplicaba la Ley.