MIENTRAS EL AYUNTAMIENTO DE HUÉSCAR RECUPERA SUS CONVENTOS ABANDONADOS EL CONSISTORIO BASTETANO DEJA QUE SE ARRUINEN Y SE HUNDAN LOS RECINTOS MONACALES DE SAN ANTÓN Y SAN JERÓMINO (I)
. Todo ello es el resultado de la política de alcaldes con dos puntos de vista totalmente distintos. Los de Huéscar, que aplican la Ley del Patrimonio y recuperan sus construcciones más relevantes, y los de Baza, que no cumplen con la Ley y pasan literalmente de los monumentos locales. Mientras los alcaldes de Huéscar, señores preocupados por el patrimonio de su ciudad, mueven todos los hilos para recuperarlos, los de Baza pasan del patrimonio, prefiriendo invertir millones y millones de euros en arreglar calles y plazas y en construir edificios de nueva planta como la biblioteca (2.3 millones de euros), futura Residencia y Centro de Servicios Sociales, en vez de recuperar edificios con dichos fines.
    Los dirigentes de la ciudad de Huéscar, personas muy preocupadas por su patrimonio, están realizando todo lo necesario para recuperar los monumentos más relevantes de su población con un destino público. Y lo decimos con todo conocimiento de causa pues conocemos a algunos de ellos, por ejemplo a Agustín Gallego Chillón, un alcalde, que no sólo nos ha pasado información histórica sobre obras de arte de su población sino que está muy preocupado por su patrimonio, rodeándose de oscenses que le informan y le proponen fórmulas para recuperarlos.
     Fruto del interés de estos alcaldes oscenses interesados por su patrimonio son las últimas rehabilitaciones de la Torre del Homenaje, el Pósito, casa de los abades y los conventos de San Francisco y de Santo Domingo, habiéndose gastado en este último monumento 5.01 millones de euros. No olvidamos que Huéscar es una población con menos de la mitad de la población de Baza, unos 8.000 habitantes…
Torre del Homenaje.                                     Pósito.
Pósito.                                                    Santo Domingo.
Casa de los abades.
La rehabilitación del convento de San Francisco de Huéscar y la desaparición del recinto monacal de San Jerónimo de Baza
    Las últimas obras de adaptación del convento de San Francisco de Huéscar comenzaron el 17 de septiembre de 2012. El proyecto se está llevando a cabo con un presupuesto de 153.130 euros.
   La La Diputación Provincial de Granada está afrontando actualmente (comenzaron en septiembre) la última fase de reconstrucción y rehabilitación parcial de la iglesia del antiguo convento de San Francisco que funcionará próximamente como Centro de Interpretación del Cordero Segureño. El proyecto ha sido adjudicado en concurso abierto por un presupuesto de 153.130 euros.
   
    La actuación sobre las ruinas de la iglesia del antiguo convento, ha contado con un presupuesto total (en dos fases) de 780.609 euros, con cargo a Fondos Feder. Una tercera fase, en coordinación con la Delegación de Empleo y Desarrollo Provincial de la Diputación de Granada, pondrá en marcha una serie de instalaciones y cocinas para la innovación y la investigación en torno al cordero segureño.
 
    Este proyecto tiene una finalidad social para dar trabajo a la gente de la comarca, a la vez que una finalidad cultural para rehabilitar esta maravilla que tiene el municipio de Huéscar y que servirá, además, para poner en valor todo lo relacionado con el cordero segureño “que tanta importancia tiene en la cultura de la comarca”.
 
    Encuadradas en el proyecto Ecemed de desarrollo sostenible de los entornos de las ciudades medias de Granada, estas obras abordarán los acabados de la reconstrucción y rehabilitación de las ruinas de la iglesia del antiguo convento de San Francisco partiendo del edificio recientemente reconstruido y rehabilitado desde el punto de vista estructural.
 
Mientras el convento San Francisco de Huéscar se restaura el de San Jerónimo de Baza está abocado a una ruina inminente
 
Como hemos comentado en numerosas ocasiones la ruina de este magnífico conjunto monumental no es algo nuevo, su proceso de destrucción lleva más de quince años. Según la Ley del Patrimonio, independientemente de la titularidad del edificio, se podía y se deberían haber ejecutado las obras de emergencia a partir del primer comunicado realizado en 1995, momento a partir del cual Junta y ayuntamiento han anunciado constantemente su restauración. No debemos olvidar que la iglesia, para colmo de los colmos, es municipal.
 
Es difícil creer en los anuncios del ayuntamiento y Junta tras tantas promesas incumplidas en más de quince años. En 1995 se anunciaba por primera vez el proyecto de intervención del templo. El 17 de octubre de 1999, en la prensa provincial, se pregonaba a bombo y platillo un plan JUNTA-AYUNTAMIENTO para recuperar la ciudad y entre sus actuaciones estrella se prometía que la iglesia de San Jerónimo se iba a declarar BIC de inmediato y que a continuación se restauraría. El 7 de octubre del 2000, ante las denuncias públicas, la Consejería de Obras Públicas anunciaba 27 millones de pesetas para las obras de emergencia, además de informar que la recuperación del inmueble sería prioritaria en los presupuestos del 2001. Desde entonces los distintos delegados de Cultura han pregonado su declaración como B.I.C. todos los años y su recuperación en los prepuestos de la Junta pero jamás se ha presupuestado un euro. Una de promesas más destacadas es que su restauración estaba aprobada en los presupuestos de 2006. Los bastetanos lo celebramos públicamente pues no sabíamos que las inversiones volverían a desparecer. Lo más vergonzoso es que la ruina de los Jerónimos sigue no sólo en la iglesia (zona de la nave central, sacristía y torre) sino en gran parte del convento al que dedicaremos un próximo artículo.
 
Para no olvidar:
1.      Desde 1995 estamos reclamando la actuación urgente en la iglesia y en el convento.
  1. El proyecto de restauración de 1995, con un presupuesto de 300 millones de pesetas, se perdió porque el consistorio no ejecutó lo que le indicó la Consejería: pasar a propiedad pública la casa existente entre la iglesia y el palacio (edificio recientemente demolido) y realizar un acuerdo con los dueños de de las fincas colindantes para poder efectuar las intervenciones de restauración (familias Cossío y Ramos, propietarias del palacio de los Enríquez y recinto conventual de San Jerónimo respectivamente). Afirmación realizada por la Junta en carta enviada al ayuntamiento el 27-12-1999.
3.      El 17-10-1999 Cultura y ayuntamiento anunciaban a bombo y platillo que la iglesia iba a ser declarada BIC de inmediato y que a continuación se rehabilitaría.
  1. El 7-10-2000 la Consejería Obras Públicas anunciaba 27 millones para obras de emergencia y pregonaba que su recuperación sería prioritaria en los presupuestos de 2001.
  2. El alcalde firmó en 2003 el Pacto por el Patrimonio en el que se comprometía a transformar el convento con fines públicos y teniendo la oportunidad de transformarlo en biblioteca (permuta, negociaciones varias…), hecho que se lo ha pedido hasta la saciedad la Mesa por el Patrimonio, ha pasado literalmente hasta hoy. Si la Junta invierte cantidades millonarias en sedes oficiales y el ayuntamiento le da las espaladas al patrimonio luego no se puede quejar de que los ciudadanos reclamemos la aplicación de la Ley del Patrimonio.
  3. En diciembre de 2005 la Junta anunciaba 1.8 millones de euros en los presupuestos de la Junta para realizar su restauración en 2006. El año pasó y no vimos ni un céntimo.
7.      El 8-12-2006 Cultura anunciaba que el proyecto estaba aprobado por la Comisión de Patrimonio y que la restauración se realizará en 2007.
  1. En la primavera de 2008 se anunciaron distintas catas antes de iniciar la restauración.
  2. Tras denunciar el Defensor del Pueblo Andaluz (primavera 2009) ante la Fiscalía que el ayuntamiento y la Delegación de Cultura están incumpliendo la Ley del Patrimonio en numerosos edificios monumentales como la iglesia y convento de San Jerónimo, la Junta anunció la intervención de todo el conjunto.
  3. La Comisión Provincial de Patrimonio anunció el 12-03-2010 que el ayuntamiento iba a realizar en el convento “una intervención de emergencia de inmediato, de forma subsidiaria y repercutir el coste a los propietarios de inmueble”. Los ciudadanos desconocíamos que era otra mentira más. Era la misma noticia que la Directora General de Bienes Culturales, Guadalupe Ruiz, anunciaba el 17-10-2008, que la Junta instaría a la propietaria del inmueble para que lo reparase o, en caso contrario, sería el ayuntamiento o la Consejería quién realizaría las obras, repercutiendo su coste en la propiedad.
  4. El 11 de marzo de 2010 la Comisión Provincial de Patrimonio anunciaba a bombo y platillo que el ayuntamiento tenía vía libre para comenzar el proceso de adjudicación de obras en la iglesia de San Jerónimo. 
  5. El ayuntamiento volvía a divulgar (5-5-2011), en plena campaña electoral, por decimoquinto año consecutivo, inversiones para su restauración. En esta ocasión eran 507.000 euros aportados por la Consejería de Obras Públicas y la Red Eléctrica Española. No se vió ni un céntimo
  6. En el verano de 2011 el Centro Unesco de Andalucía denunció la ruina de este conjunto monumental recordando el incumplimiento de la Ley del Patrimonio por parte de los poderes públicos (ayuntamiento y Cultura).
  7. La Mesa por el Patrimonio lleva años solicitando la colocación de chapas (ayuntamiento, Delegación Provincial de Cultura, Defensor del Pueblo Andaluz) para evitar la pérdida de nuestro patrimonio, que es lo que hacen los ayuntamientos que se preocupan para salvaguardarlo.
 
Hundimientos en el convento
 
 
                                 
 
   
Hundimientos en la iglesia
 
                                                                                             
 

Capillas a punto de desaparecer

 
2016-11-14T17:06:09+00:0030 octubre 2012|Noticias|