PROPUESTAS PARA LA RECUPERACIÓN DE LOS CONVENTOS DE SAN ANTÓN Y SAN JERÓNIMO (II)
 
. Vean ustedes cómo numerosos ayuntamientos recuperan sus edificios destacados como sedes públicas mientras que el de Baza les da la espalda, dejando que se hundan, levantando en su lugar edificios de nueva planta.
 
La puesta en valor de la iglesia y convento de San Antón (lo han mutilado salvajemente desde 1995) y del convento de San Jerónimo (hundiéndose desde hace mas de veinte años) es posible en los tiempos que corren y podemos ver numerosos casos en todas las ciudades españolas. Ambos conjuntos monumentales se pueden rehabilitar como instalaciones culturales (centros de interpretación sobre la abadía de Baza o sobre el barroco en el altiplano granadino, Museo de Arte Procesional), biblioteca, archivo, espacios hosteleros, centros educativos, sanitarios o de la tercera edad (residencias, centros de día…) y ejemplos de todo ello les vamos a presentar poco a poco. Todo depende de que al alcalde y partido en el poder le interese el patrimonio. Y aquí es donde radica el problema. Cuando no hay interés es casi imposible. El patrimonio bastetano no se merece estos gobernantes. Da igual la ideología que tengan.
 
No olvidemos que Pedro Fernández Peñalver, firmó con su puño y letra el Pacto del Patrimonio (2003) en el que se comprometía a transformar los edificios relevantes de Baza (entre los que se incluían estos dos) en sedes públicas y está haciendo todo lo contrario, dejando que se hundan mientras propone construir la biblioteca frente al ruinoso convento de San Jerónimo o levanta en nuevo centro de Servicios Sociales frente a la casa de los Grisolías, uno de los mejores edificios neoclásicos de Baza. El primer artículo sobre la reutilización de estos edificios (ya publicado) lo dedicamos a la recuperación de los mismos con usos culturales, con el ejemplo de la restauración de la iglesia de San José de Vélez Rubio, y este segundo lo dedicamos a recuperación de iglesias y conventos como centros sanitarios, el caso de la iglesia de San Miguel de Morella (Castellón), edificio rehabilitado a través de diversos convenios con distintas administraciones públicas.
 
Como bastetanos preocupados por nuestro patrimonio, a la asociación “Baza Histórica”, como a muchos bastetanos, nos gustaría ver pronto el convento de San Antón (iglesia y recinto monacal) y convento de San Jerónimo en una situación parecida a la que pueden apreciar ustedes en las fotografías de este artículo, se encuentra la iglesia de San Miguel de Morella (Castellón). Posiblemente para algunas personas que lean este escrito es pedir mucho y a éstas les recordamos que es lo que se está haciendo en todas las ciudades españolas cuyos ayuntamientos se interesan por poner en valor su patrimonio y evitar que se hunda.
 
Vean y comparen la iglesia de San José de Vélez Rubio (presentada en un anterior artículo) y la de San Miguel de Morella (Castellón) recientemente restaurada con fines sanitarios aprovechando las inversiones de la Comunidad Valenciana y observen el estado ruinoso de los conventos de San Jerónimo y San Antón (iglesia y recinto monacal). Hay soluciones para el patrimonio bastetano pero hay que moverse para ello. Las subvenciones no caen del cielo. Hay que escoger un futuro uso, negociar con los dueños, entablar negociaciones y presentar proyectos en las distintas consejerías que serán las que aportarán gran parte de las inversiones. En próximos artículos les presentaremos más ejemplos de iglesias, conventos y edificios singulares  recuperados con fines públicos.
 
Iglesia de San Miguel de Morella. Restaurada con subvenciones de la Comunidad de Valencia como Centro de Salud
 
 
 
   
 
1. El delicado estado de la iglesia de San Antón (dos primeras fotografías) y la ruina y demoliciones del recinto monacal (el resto de las fotografías)
 
 
    
 
2. La ruina del convento de San Jerónimo
 
            Su estado es alarmante por los cuatro puntos cardinales. Los hundimientos están presentes en todos sus flancos… Den una vuelta por sus alrededores y podrán verlo.
 
Detalles del flanco sur. Hundimiento de cubiertas y muros en el recinto monacal y en la torre de la almazara de los monjes (siglo XVIII).
 
 

 
Detalles del flanco de poniente. Hundimiento de cubiertas y muros en el recinto monacal.

Para no olvidar:
 
1. Situación de los inmuebles. San Antón. Desde 1986 los informes de Cultura afirman que los muros de este templo presentan grietas en algunos paños y en la bóveda de la nave principal, destacando las fisuras transversales y en su arista superior. Todo ello lo pueden ustedes apreciar en el libro “La arquitectura religiosa granadina en la crisis del Renacimiento (1560/1650)” de José Manuel Gómez Moreno Calera (pág. 404) publicado en 1989. El conjunto monumental (iglesia y convento) necesita el estudio detallado de un técnico para valorar todas estas alteraciones, incluidas las fisuras y recalos, ya de lustros, que están provocando más hendiduras y pequeños desprendimientos en las bóvedas. En cuanto al convento de San Jerónimo, recordar que la mitad del mismo también está propuesto para ser declarado BIC y que se está hundiendo por los cuatro puntos cardinales.
 
2.   El P.G.O.U., aprobado en 2009, indica la necesaria y urgente intervención de estos dos conjuntos monumentales ante los problemas que lo amenazan y propone un uso público.
3.   La iglesia de San Antón poseen suficientes valores histórico-artísticos para ser declarada BIC como lo demuestra el expediente elaborado por la Junta en 1986 y el escrito de 1995 emitido por los técnicos de Cultura. La Junta prometió el 19-10-2000 la tramitación urgente de todos los BIC pendientes de Baza. Han pasado diez años y no han movido ni un solo dedo. Su declaración como BIC serviría, entre otras cosas, para recibir fácilmente inversiones de la Junta y para controlar su entorno inmediato. El expediente se tramitará en el momento que el partido en el poder (PSOE) lo determine pues está aprobado en el Parlamento por unanimidad de todos los grupos políticos. Hasta ahora el POSE se opone a que se tramiten los BIC pendientes de Baza. Pedro Fernández Peñalver, el alcalde de Baza, en el Pacto por el Patrimonio (2003) firmo que haría lo necesario para que se tramitasen. Han pasado 7 años y no ha movido ni un solo dedo.
4. La mitad del convento de San Jerónimo esta propuesto, por sus valores, para ser declarado B.I.C.
5.   El ayuntamiento y la Junta tienen que buscar una solución urgente por Ley. Hay tres opciones:
5.1. Ofrecer ayuda a los propietarios para que lo intervengan urgentemente: subvenciones de la Junta, proyectos gratuitos, exención de contribuciones municipales durante un tiempo…
5.2. Realizar la administración las obras de emergencia, pues la Ley del Patrimonio les obliga intervenir si los dueños no lo hacen. En muchas ocasiones una simple chapa de plástico paralizaría los problemas mientras llega la solución definitiva.
5.3. Comprar o permutar estos inmuebles y destinarlos a funciones públicas para el disfrute de los ciudadanos como propone el P.G.O.U. En este sentido volvemos a señalar que estos dos complejos conventuales sería unas magníficas sedes de un centro cultural (interpretación sobre la abadía de Baza o sobre el barroco en el altiplano granadino o un Museo de Arte Procesional), centro asistencial o residencial de la tercera edad, centro sanitario… Es absurdo que el ayuntamiento levante constantemente edificios de nueva planta con dinero de la Junta y deje caer nuestros monumentos.
 
6.   Hacemos extensible esta propuesta a todos los edificios destacados y abandonados de la ciudad: palacios del Infantado, Episcopal, marqueses de Cadimo, torre de las Cinco Esquinas, carnicerías…