. Reclamamos el mantenimiento adecuado de las carpinterías de los edificios públicos, antes de que sigan los deterioros. Una intervención a tiempo siempre será mucho más económica.

Uno de los aspectos que denota la desidia, y el poco interés por el patrimonio hasta hoy en día, es el estado indigno en el que se encuentran la mayoría de los BIC bastetanos de propiedad municipal y el mantenimiento inadecuado de algunos edificios públicos. ¿Cambiará la situación con el nuevo edil? La Concejalía de Urbanismo y Patrimonio debería tomar carta en el asunto, tal y como le hemos pedido (ANEXO-1). Se le está pagando para dar solución a temas patrimoniales.

Esperemos que el nuevo alcalde tenga más interés por el patrimonio que los anteriores y vea la importancia de que el consistorio mantenga los BIC municipales de forma digna y el manteamiento adecuado del resto de los edificios públicos. Para ello debería mover los hilos necesarios. Nos centraremos hoy en una vivienda de propiedad pública.

                   La residencia de los García del Puerto, casa de la Imprenta Cervantes (S. XVI-XIX)

Le hemos pedido al alcalde, representante de nuestro ayuntamiento, y a la concejala de Patrimonio, que muevan todo lo necesario para que se pongan en valor las carpinterías de este magnífico edifico. Como responsables máximos a nivel local del patrimonio bastetano deberían tomar cartas en el asunto (pueden escoger estas u otras soluciones, las que consideren adecuadas…):

1. Valorar los daños por un especialista y realizar un presupuesto.

Lo primero es efectuar una valoración del estado de los edificios públicos. Vistos los déficit de cada uno de ellos lo siguiente es buscar soluciones.

 

Carpinterías de la planta baja. Puerta principal, finales del siglo XIX. La más deteriorada

2. Realizar las obras de mantenimiento desde el consistorio, enviando a los técnicos pertinentes.

                            Carpinterías de la planta baja. Ventanas laterales. Su intervención puede ser muy barata hoy y cara en el futuro.

3. Pedir el asesoramiento de los técnicos y solicitar la implicación de los inquilinos con su trabajo, aportando los materiales o descontándoles el coste de la ejecución (si lo hacen ellos bajo la supervisión de un especialista) del precio del alquiler.

4. Pedir a la Junta la ejecución subsidiaria de las obras de mantenimiento

A nosotros, como bastetanos, interesados por el patrimonio, no nos parece adecuado que los edificios de propiedad pública se encuentren en estas circunstancias. El Ayuntamiento debería actuar. Por favor, tomen cartas en el mantenimiento adecuado de los edificios públicos. El coste puede ser mínimo. Esperemos que el nuevo alcalde actúe con celeridad.