BAZA, UNA CIUDAD CON NUMEROSOS INMUEBLES EN RUINAS (II). EL BARRIO DE SANTIAGO
 
El patrimonio bastetano necesita más inversiones en rehabilitación de edificios históricos desde todos los organismos públicos, tanto a nivel local y autonómico como nacional y europeo. Si no se actúa rápidamente seguiremos perdiendo inmuebles catalogados año tras año
 
            Numerosos edificios catalogados distribuidos por todos los barrios de la ciudad se encuentran abandonados y en estado ruinoso. Baza necesita más inversiones en rehabilitación de Conjuntos Históricos provenientes del municipio, de la Junta, del Estado y de la Comunidad Europea o perderemos gran parte de nuestro patrimonio. Las inversiones desde las administraciones supramunicipales deberían distribuirse en relación con el patrimonio catalogado en peligro de desaparición. En este sentido nuestra ciudad podría considerarse como una de las poblaciones andaluzas y españolas con más patrimonio a punto de desaparecer.
 
La solución, desde el punto de vista de la asociación “Baza Histórica” es presentar ante las distintas administraciones públicas un balance de los inmuebles en ruina (con documentación gráfica -fotografías, planos…-) y solicitar desde el ayuntamiento (con proyectos bien documentados y presupuestados) inversiones a través de los distintos programas regionales, nacionales y europeos. Uno de los obstáculos más destacados es que el catálogo del Conjunto Histórico de Baza, que es lo que tiene en su poder la Delegación Provincial de Cultura y la Junta en Sevilla, no refleja la gran cantidad de inmuebles que están deteriorándose día tras día y hundiéndose por lo que dicha información no consta en ámbitos superiores.
 
Un número importante de construcciones catalogadas están abandonadas y en ruina y si no se actúa pronto desaparecerán. Ya han empezado a caer las primeras, convirtiéndose lo que eran edificios catalogados en solares y poco a poco seguirán cayendo el resto. El primer artículo, presentado hace varios meses, lo centramos en Rabalía, dedicando este segundo a otro de nuestros barrios emblemáticos.
 
Santiago, un barrio dentro de nuestro Conjunto Histórico protegido con números inmuebles catalogados en ruina
 
El deterioro y la destrucción de todo tipo de inmuebles catalogados se esta produciendo en los últimos años, especialmente desde 2003, año en el que entró en vigor la declaración de Baza como Bien de Interés Cultural, figura legal que obliga a conservar muchos de los edificios que conforman la identidad especial de este arrabal. Veamos por encima la caótica situación del barrio Santiago, algunas de cuyas vías presentan ya un aspecto deplorable.
 
Un caserío ruinoso
 
El abandono, la ruina y la demolición de casas catalogadas está presente no sólo en la plaza principal del barrio sino en la mayoría de sus calles. Nos centraremos hoy sólo en una parte del barrio, la comprendida entre la calles del Agua y las de Hiladores y Caniles (ver croquis). No debemos olvidar que la Ley obliga a intervenir los edificios catalogados en una ciudad declarada B.I.C. si los dueños no lo hacen. Dejando a parte la casa nº 30 de la Puerta de Salomón, construcción catalogada ya demolida, analicemos por encima el resto.
 
 

 
La plaza de Santiago y entorno de los Baños Árabes
 
La plaza de Santiago y el entorno inmediato de los Baños Árabes, a pesar de contar con dos Monumentos Nacionales, mantiene numerosas casas catalogadas abandonas y ruinosas. Las hay, como la que hace esquina con el callejón de Poyos (nº 14), que presentan caída de aleros y grietas en cubiertas, mientras otras están abocadas a su desaparición tras ser abandonadas hace años, caso de las viviendas nº 10 y nº 14 sitas en el centro de la plaza o la nº 14 de la calle Acequita por mencionar algunas. El aspecto que aportan al entorno de la iglesia de Santiago y los Baños de Marzuela, Monumentos Nacionales, es deplorable.
 
        
 
Vías y plazoletas cercanas a la plaza: Hiladores, Manuel de Góngora, Caniles y Corralazo
 
            Muchas de las calles y plazoletas cercanas a la plaza principal de este barrio mantienen numerosas viviendas abandonas y en ruina. Como botón de muestra vean como están cayendo aleros e incluso cubiertas en la casa nº 3 de la placeta del Corralazo y en la nº 8-10 de la calle Hiladores. Mencionar de igual forma las abandonadas y de mal aspecto como la vivienda nº 8 de Manuel de Góngora, la de la calle de Caniles nº 13 o la del callejón Tras- Hospital por señalar algunas de ellas.
 
        

 
 El callejón de Carmona López y la calle Periagüez, el escenario perfecto para una película de terror, la de una ciudad abandonada y en ruinas
 
Muchos de los edificios catalogados de estas dos vías están abandonados y en ruina, algunos con hundimientos de más de seis años, un espectáculo nada vendible turísticamente para una ciudad histórica andaluza declarada Bien de Interés Cultural.
 
1. El callejón de Carmona López
 
            Estamos en una vía con acceso prohibido por el hundimiento de varios de sus inmuebles catalogados. La vivienda nº 12 está abandona y su alero cayendo hacia la calle. La casa nº 12 de la calle del Agua, esquina con el mencionado callejón, está en ruina desde hace varios años y es la única que sepamos que se va a salvar… La nº 22 ya no tiene cubierta y amenaza con caer dentro de muy poco.
 
 
 
  
  2. Callejón de Periagüez
 
            Ya se han hundido tres casas catalogadas (las nº 2, 4 y 8) y prácticamente todas las antiguas que quedan en píe están abandonadas y/o en ruina, caso de las viviendas nº 8 y 10 con problemas, caída de aleros…
 
 
 
     Conclusiones y propuestas para no olvidar:
 
1.      Se debería realizar un estudio pormenorizado, con un registro fotográfico incluido, sobre el estado del patrimonio inmueble en todos los barrios que conforman la ciudad histórica declarada B.I.C. para presentarlo como dossier ante todos los organismos públicos de ámbito regional, nacional y europeo con objeto de solicitar inversiones para recuperar nuestra ciudad (con proyectos bien documentados y presupuestados). El apoyo de los técnicos municipales y de organismos andaluces (diputación, delegación de Cultura, oficinas comarcales…) sería más que adecuado.
 
2.      Las administraciones públicas han de velar por la conservación de los inmuebles catalogados en el P.G.O.U. de una ciudad declarada B.I.C., muchas edificaciones con problemas que pueden desaparecer y que hemos visto en este artículo. ¿Qué obras de emergencia ha realizado el delegado provincial de Cultura Pedro Benzal o el alcalde Pedro Fernández en estos edificios de Santiago?. Ninguna. Si estuvieran llevando la supervisión obligatoria de inmuebles que esta asociación les propuso implantar en 1999 otro gallo les cantaría.
 
3.      Nuestro ayuntamiento debería crear, como ya se han hecho en otras ciudades españolas (por ejemplo Antequera) un Centro Municipal de Patrimonio Histórico para iniciar el proceso tan ingente que Baza necesita para recuperar su caserío.
 
4.      A nivel regional se debería solicitar a la Junta más inversiones del programa de Rehabilitación Concertada atendiendo al gran número de casas catalogadas y en proceso de ruina y desaparición.
 
5.      El Ayuntamiento, en colaboración con la Oficina de Rehabilitación Concertada, deberían moverse conjuntamente para proponer a los dueños la rehabilitación de sus inmuebles catalogados recordándoles la obligatoriedad que tienen de conservarlos, ofreciéndoles, además de los proyectos gratuitos, todas las facilidades disponibles: exención de pago de licencias e impuestos los primeros años. De igual forma creemos más que adecuada la restauración de las casas por parte de la mencionada oficina, repartiéndose la propiedad del inmueble (una vez recuperado) entre el dueño y la Junta, dedicando la parte que pase a ser pública a venta o alquiler.
 
6.      Sugerimos programas de recuperación de cubiertas y pintura de fachadas con ayudas de fondos a nivel regional, nacional y europeo (subvenciones a particulares), evitando así la ruina de los inmuebles. Hace muchos años lo propusimos al ayuntamiento y ni siguiera contestó. La que si apoyo nuestra propuesta y trató de llevarla a cabo fue la anterior presidenta del barrio de Santiago, una magnífica mujer que debió acabar frustrada por el poco caso que el consistorio bastetano hacía a las reivindicaciones de su barrio.
 
7.      Baza debería presentar y solicitar un proyecto de recuperación de edificios históricos a nivel europeo como es el Plan Urban, dirigido a zonas urbanas con una población de más de 20.000 habitantes. Numerosos inmuebles del Albaycín se están recuperando a través de este Plan.
 
8.      Existe otras inversiones europeas a las que recurrir, por ejemplo el programa EFTA empleado en la restauración del eje calle de Elvira-Cuesta de Gomérez, con una inversión de 2.500 millones de euros, gestionado todo a través del Banco Europeo de Inversiones. Los inversiones irían destinadas a todo lo que necesita el patrimonio bastetano y que estamos solicitando año tras año: recuperación de cubiertas y fachadas, rehabilitaciones, eliminación de cableados, iluminación de monumentos, renovación de pavimentos y mobiliario…
 
9.      A partir de este momento iremos presentando distintos artículos viendo en líneas generales los distintos barrios. Que conste que en Santiago hay más casas catalogadas abandonadas en proceso de ruina, lo expuesto en este artículo sólo es un resumen para que la ciudadanía vea un problema que está agrandándose día tras día por no haber actuado con anterioridad, por llevar una política poco adecuada, sin la supervisión obligatoria de edificios del centro histórico, tal y como propusimos y solicitamos en 1999 cuando Pedro Fernández Peñalver era concejal de urbanismo.
 
10. Aunque hacemos propuestas claras y sencillas con el fin de recuperar el patrimonio bastetano nuestro alcalde no las ve.