El pilar de Rabalía está catalogado aunque nuestro consistorio afirme lo contrario
 
 
El consistorio bastetano ha anunciado en la prensa local y provincial que el caño de Rabalía se retranqueará unos metros para que no quede en el centro de la calle tras la ampliación de misma. El ayuntamiento ha declarado que “el caño no está catalogado, ni protegido por su interés patrimonial o monumental. Aunque es innegable que tiene una carga sentimental y etnográfica”. 
 
            Ante las desafortunadas afirmaciones recordarle al equipo de gobierno que deberían mirar con más detenimiento el catálogo del patrimonio histórico de Baza pues dicho pilar si está catalogado por lo que tiene que ser recuperarlo de forma adecuada, respetando su diseño y materiales. En el catálogo del PGOU, en la ficha VF-8, se cataloga el pilar abrevadero del antiguo arrabal de Rabalía con valor etnográfico, dentro de los Elementos del Paisaje Urbano y Ambiental a proteger, señalando para su conservación el artículo 12. 77 de la ordenanza de aplicación.
 
 
Nuestros políticos han tomado la mala costumbre de querer hacer lo que quieren saltándose los catálogos y la Ley, obviando lo señalado por PGOU o por Cultura y/o desinformando previamente a la población para ver si cuela y en este sentido recuerden varios casos recientes junto a este legendario barrio en el que se está hundiendo la mayoría de su patrimonio: casas catalogadas, iglesia y convento de San Jerónimo… Mencionar como el ayuntamiento hizo desaparecer los jardines de la plaza de las Eras a pesar de estar catalogados en el PGOU, ver los informes que presentó el consistorio para eliminar la parte baja de la Alameda alegando que los jardines estaban en mal estado de conservación a pesar de estar catalogados y el incumplimiento de la homogeneización del mobiliario urbano (farolas) que marca el PGOU al utilizar un modelo de farola moderno e inadecuado en las plazas de San Antón, Cruz de los Caídos y Eras mientras instalaban otro correcto en la Carrera de Palacio y Alameda. Por último mencionar las desafortunadas declaraciones del equipo de gobierno en diciembre de 2011 ante las peticiones de control en las obras que se estaban efectuando en el convento de San Jerónimo. El equipo de gobierno afirmó que se realizó una actuación para retirar malezas y también algunas vigas, pero que, dado que era un bien privado, no se produjo control sobre los elementos allí retirados, contradiciendo lo marcado por la Delegación de Cultura desde 2006 que señalaba como obligatorio que “todas las operaciones deberán efectuarse por personal cualificado y debiendo observar el cumplimiento de las disposiciones mínimas de seguridad… bajo la supervisión de técnicos competentes”.
 
Los desatinos se han extendido por toda la ciudad. Vean la farolas inadecuadas de la plaza de la Cruz Verde y calles cercanas (Zapatería, Tenerías…) en contra de la homogeneización marcada por el PGOU, tras asegurar nuestro consistorio que las estaban copiando de Úbeda cuando no era verdad como demostramos en un artículo al respecto y recuerden el primer proyecto que presentaron para restaurar el teatro-cine Dengra, proponiendo vaciarlo por dentro para hacer lo que les viniese en gana a pesar de que el edificio está en el Catálogo del Patrimonio Histórico Andaluz y ha de ser respetado en su totalidad…
 
Esta muy bien que la concejalía pertinente quiera aclarar que va hacer el ayuntamiento en los próximos días con respecto al pilar abrevadero de Rabalía ante la preocupación que han manifestado algunos ciudadanos y pretenda recoger las propuestas, pero  hemos de recordarle que por favor se miren detenidamente el catálogo y cumplan con la Ley.
Para conseguir que el pilar se recupere de forma adecuada, sin costo alguno por parte del municipio, se podía solicitar (lo hemos propuesto hasta la saciedad) la colaboración de una caja de ahorros, como se está haciendo en muchos conjuntos históricos y como ejemplo pueden ver ustedes en las fuentes recuperadas o levantadas por la Caja de Ahorros de Castilla la Mancha o las recuperadas por la General en Loja…
 
 
           
2016-11-14T17:06:09+00:0021 mayo 2012|Noticias|