Es un hecho de enorme alegría para el ruinoso patrimonio de nuestra ciudad y el momento adecuado para recordar que este edificio debería rehabilitarse de forma correcta y transformase en sede de un organismo público.
 
En las últimas semanas estamos asistiendo y asistiremos a numerosas declaraciones y a alguna que otra intervención en relación con el patrimonio bastetano, consecuencia directa de que el Defensor del Pueblo Andaluz haya denunciado ante la Fiscalía que el Ayuntamiento de Baza y la Delegación Provincial de Cultura de Granada están incumpliendo la Ley del Patrimonio de forma reiterada desde hace más de una década.
 
Aunque el palacio del Infantado se encuentra mutilado conserva elementos de excepcional interés: la armadura mudéjar del salón noble y su bella fachada principal con decoración plateresca y los escudos de la familia propietaria. En cuanto a su intervención urgente y necesaria decir que la asociación “Baza Histórica” ha solicitado en varias ocasiones la mediación de la Delegación de Cultura de Granada y del Defensor de Pueblo Andaluz para animar al Ayuntamiento a que mueva todos los “hilos posibles” con los propietarios con objeto de que se hagan las obras de inmediato en el edificio con ayudas de la Junta y Ayuntamiento (proyectos gratuitos, subvenciones…) o pase a uso público, tal y como sugiere el P.G.O.U., a través de su compra, permuta…

 
 Intervenciones urgentes en el palacio del Infantado.
 
Hemos de señalar que estamos en el momento adecuado para conseguir que este inmueble destacado a nivel andaluz pase a ser sede de algún organismo oficial a nivel local, comarcal, regional, por ejemplo del Archivo Histórico, siguiendo los ejemplos de numerosas ciudades como Alcalá la Real (Jaén) y Antequera (Málaga)…  Así lo ha propuesto la Mesa por el Patrimonio, integrada por todos los grupos políticos menos el PSOE (se salió), partido este último mas partidario de levantar edificios de nueva planta que de recuperar construcciones históricas como se está haciendo en la mayoría de las ciudades patrimoniales, dándole de esta forma la espalda a nuestros monumentos.

 
En este sentido les recordamos los artículos que hemos publicado sobre Bujalance (Córdoba), Antequera (Málaga) y Guadix, con consistorios y alcaldes que reutilizan construcciones catalogadas para cualquier sede pública: a nivel educativo (guarderías, Escuela de Idiomas, Escuela de Música, UNED…); socio-sanitario (consultorio médico, centro de salud, unidad de estancia diurna…); hostelero (hoteles …), cultural (centro de exposiciones, centro cultural, museo, archivo, biblioteca, centro de interpretación de la abadía de Baza y/o de algún estilo artístico del Altiplano o la comarca…) y administrativo (oficinas comarcales o municipales, agencia tributaria…), aportando una buena salida con su nueva utilización, dado que a su valor intrínseco como inmuebles histórico-artísticos se une su alto valor representativo como sedes.
 
Esta asociación señala, como lo hecho año tras año a la Delegación Provincial de Cultura de Granada y Defensor del Pueblo Andaluz, que el palacio del Infantado está arruinándose desde hace más de veinte años y que la administración local y autonómica han eludido hasta ahora sus responsabilidades según la Ley del Patrimonio: actuar de inmediato evitando más destrucción.
 
Muchos consistorios y alcaldes de ciudades patrimoniales animan, favorecen, proponen, colaboran con entidades públicas, haciendo de mediadores y dando facilidades (planos de restauración y licencias de obras gratuitas, exención de impuestos en los primeros años…) para que se instalen en edificios históricos. Vean en la siguiente fotografía la sede de la Agencia Tributaria de Antequera, que al igual que la de Linares, ha recuperado un inmueble catalogado. ¿Se moverá nuestro ayuntamiento en este sentido?. En el caso de que quieran seguir estas recomendaciones indicar que ha se ser sede de cualquier institución que necesito poco espacio.
 

Para no olvidar
 
1.      La administración pública tiene conocimiento de la ruina del palacio desde 1989. Ese año se hacía público el Plan Especial de Reforma Interior del Conjunto Histórico de Baza y en él se afirmaba que su estructura y cubiertas estaban en estado ruinoso, necesitando una restauración urgente. Desde entonces no se ha hecho ninguna intervención relevante de la que tengamos conocimiento. El palacio lleva décadas abandonado.
2.      El Plan General de Ordenación Urbana (2006) exponía que el inmueble estaba “muy deteriorado” y solicitaba una urgente rehabilitación y restauración de la totalidad del edificio dado su mal estado de conservación.
3.      El Parlamento Andaluz prometió el 19-10-2000 la tramitación urgente de todos los BIC pendientes de Baza por unanimidad de todos los partidos políticos. Muchas serían las ventajas para el palacio si ya estuviera declarado Bien de Interés Cultural. Han pasado diez años y no han movido ni un solo dedo. Todo depende de que el PSOE diga adelante.
4.      En octubre de 2008 se hundió parte de la cubierta y el resto de la techumbre tiene problemas con lo ello implica en un armadura de madera. 
5.      Tras los hundimientos la concejala de Cultura intentaba despistar a los ciudadanos y aseguraba que la intervención no le correspondía ni al Ayuntamiento ni a Cultura sino a los propietarios, obviando la Ley del Patrimonio y el P.G.O.U, que señala que ambas instituciones han de ejecutar las obras si no las realizan los propietarios.
6.      El P.G.O.U. propone que el edificio pase a ser público.
7.      La Mesa por el Patrimonio, integrada por todos los partidos políticos menos el PSOE (se salió), ha solicitado públicamente la recuperación de este edificio y su posible transformación como sede oficial, por ejemplo del Archivo Municipal.
8.      Aunque del dicho al hecho hay un gran trecho señalar que en septiembre de 2008 la Delegación Provincial de Cultura delegación nos afirmó estar de acuerdo con esta propuesta que le hacemos año tras año (recuperar los edificios en ruina como sedes públicas) y aseguró que no aportarían más dinero al Ayuntamiento de Baza para sedes oficiales si no restauraban edificios monumentales, que no iban a seguir apoyando esa política totalmente incoherente y nefasta para el patrimonio bastetano.
9.      La Oficina del Defensor del Pueblo nos ha confirmado en varias ocasiones por teléfono lo que le hemos solicitado año tras año, que iban a intentar convencer al Ayuntamiento de que la recuperación del patrimonio monumental que está hundiéndose va por estos derroteros, los de buscarles fines públicos.