En el PGOU (2009) se pide que la iglesia de San Antón tenga un uso público. Han pasado 10 años y el consistorio no le ha buscado ningún destino oficial al templo. Que conste que esta asociación lo solicita todos los años y el Ayuntamiento ni se digna a contestar.

¿Se involucrará el consistorio tal y como prometió en 2011? El interés se demuestra con hechos, permutando la iglesia, presentando el proyecto de recuperación ante la opinión pública… Mientras no haya proyecto no se moverán, no habrá nada.

El Ayuntamiento se excusa, en el informe de la convocatoria de solicitudes de financiaciones de la Comunidad Europea (“Baza sostenible 2020”, pp. 13-14), afirmando que el edificio no es público y que esta nuestra asociación no aporta el coste de la obra de recuperación. En su exposición olvidan tres hechos principales:

  1. Que fue el consistorio y la Junta quienes propusieron que el edificio se use con fines público en el PGOU (2009).

  2. Que el alcalde prometió al Defensor del Pueblo Español (2011) que el templo pasaría a ser público y que lo transformaría en sede oficial.

  3. Que el consistorio tiene una arquitecta municipal para poder hacer un proyecto de rehabilitación. ¿Para qué quieren un/a arquitecto/a que no hace ni un proyecto para nuestros monumentos en ruina? Además, el Ayuntamiento puede pedir ayuda para elaborar dicho proyecto a los técnicos de Cultura y a los de la Diputación. Nos toman por tontos a todos los bastetanos.

Iglesia y convento de San Antón.

Recordatorio fundamental

. En 2011 el Defensor del Pueblo Español nos comunicaba que el Ayuntamiento de Baza y la Consejería de Cultura (dirigida hasta hace poco por el PSOE) le aseguraban que San Antón se recuperaría con usos compatibles a su integridad patrimonial (ANEXO-1). Afirmaban ambas instituciones que cuando dispusiesen de medios el templo se convertirá en equipamiento público. Esta asociación lo pide todos los años. Han pasado 8 años y no han hecho absolutamente nada. El Ayuntamiento no contesta y Cultura (dirigida por el PSOE hasta hace poco) no ha dicho nada o ha contestado por los “cerros de Úbeda”, prometiendo declarar la iglesia BIC en 2019. Ni le han buscado un uso público ni lo han declarado BIC.

. El apoyo municipal a la Semana Santa debería dirigirse, desde nuestro punto de vista, a convertirla en un recurso turístico de primer orden como lo hacen otras ciudades, recuperando un edificio monumental como sede de un Museo sobre la misma. El Ayuntamiento destinó 13.500 euros en 2018, y 15.000 en 2019, para la Semana Santa. ¿No creen los bastetanos que la mejor forma de hacerlo es recuperando una iglesia, como la de San Antón, para convertirla en Museo?

¿Les gustaría ver al alcalde firmando un convenio para transformar San Antón en Museo de la Semana Santa? Se salvaría el templo de la ruina y tendríamos un recurso turístico de primer orden. Además Junta y Ayuntamiento cumplirían con lo que prometen.

. Desde aquí animar a la Federación de Cofradías y Hermandades de Baza para conseguir un Museo de la Semana Santa, como el que tienen ciudades como Lorca o Vélez Málaga por mencionar dos más o menos cercanas. Si la Federación de Cofradías y Hermandades se lo propone el consistorio tendrá que ir moviendo todos los hilos.

1. La recuperación de edificios monumentales con un fin público

La asociación “Baza Histórica”, cuyo objetivo es el patrimonio de Baza y su puesta en valor, viendo que el conjunto monumental de San Antón necesita recuperarse como sede oficial, vuelve a proponer su recuperación con distintos usos públicos.

La rehabilitación de edificios históricos para destinarlos a uso público y/o oficial es una de las directrices fundamentales que recogía la Carta de Venecia sobre conservación y restauración de monumentos y de Conjuntos Históricos (1964) en sus artículos 3, 5 y 7, la Carta de Machu-Pichu (1977) y el Acuerdo de Granada de 1985, ratificado por España en 1989.

Una de las mejores formas para salvaguardar el patrimonio bastetano, sobre el que pesan serias amenazas de desaparición, es dotarlo de una función pública y/o oficial que permita su adecuado mantenimiento de cara al futuro, al tiempo que su uso público garantiza la contemplación y disfrute de la ciudadanía, de aquellos a quienes realmente nos pertenecen.

Aunque en esta política cultural dirigida a la conservación y preservación del patrimonio histórico deberían colaborar las diferentes administraciones públicas (Consejerías de Cultura, Turismo, Fomento, Diputación…), el punto de arranque ha de partir del municipio, del Ayuntamiento, llamado a la conservación y preservación del Patrimonio Histórico, no sólo en su calidad de propietario de bienes sino como el eslabón más importante de la cadena de agentes involucrados en la tarea. Así lo contempla el PGOU.

Los ayuntamientos tienen una importante labor con función planificadora en materia de protección patrimonial, demostrando con sus actuaciones no sólo concienciación ciudadana, orgullo y respeto hacia el patrimonio local sino presentando alternativas de creación de riqueza mediante la dinamización del patrimonio histórico cara el creciente turismo cultural.

Estos edificios deberían convertirse en sedes de organismos públicos a nivel educativo (Escuelas Infantiles, Escuela Oficial de Idiomas, Escuela de Artes y Oficios, de Hostelería, Conservatorio de Música y Danza, Universidad…), socio-sanitario (consultorio médico, centro de salud, centro de atención temprana, unidad de estancia diurna…), hostelero (parador de turismo, hoteles, albergue…), cultural (centro de exposiciones, de interpretación de la abadía de Baza o de algún estilo artístico del Altiplano o la comarca, museos, archivos, bibliotecas…) y administrativo (agencia tributaria, oficinas municipales o comarcales, dependencias administrativas/concejalías…), aportando una buena salida con su nueva utilización, dado que a su valor intrínseco como inmuebles histórico-artísticos se une su alto valor representativo como sedes.

Cabe recordar que nuestros anteriores alcaldes no eran partidarios de recuperar edificios históricos para sedes públicas. En las primeras reuniones de la Comisión del Centro Histórico (1999-2000) nuestra asociación propuso reutilizar varios inmuebles para sedes públicas y el señor alcalde, don Antonio Martínez (PSOE), contestó que no eran partidarios de tales actuaciones pues recuperar inmuebles históricos creaba numerosos problemas, que ellos preferían levantarlos de nueva planta. La misma tónica se ha seguido en las últimas legislaturas con el actual alcalde, Pedro Fernández Peñalver. Todos las sedes públicas se han levantado en edificios de nueva planta (Biblioteca, Servicios Sociales, Residencia, SAE…), dejando que nuestros monumentos se arruinen…

Si el Ayuntamiento pregona a los cuatro vientos que va a fomentar el patrimonio, y el turismo, tiene que presentar una oferta turística competitiva, con suficientes recursos culturales, entre los que son imprescindibles centros hosteleros de calidad (como es un parador de turismo) y centros expositivos (museos…) como la mayoría de las poblaciones que potencian el turismo.

La iglesia y convento de San Antón podrían convertirse en un magnífico Museo de Semana Santa, salvando a este monumento bastetano de la ruina.

Crucero de la iglesia de San Antón

                                                                                                        

2. San Antón y el Museo de la Semana Santa. Museo de las Cofradías

La Semana Santa de Baza es una de las expresiones más importantes de la cultura bastetana que aúna fervor religioso con los elementos más importantes de nuestra identidad colectiva a nivel social. La iglesia y el convento de San Antón podrían convertirse en una sede espléndida de un Museo dedicado a dicha manifestación. La iglesia de San Antón puede salvarse de la ruina con un uso público si nuestro alcalde aplica lo que le pide el PGOU y lo que el Ayuntamiento y Cultura llevan anunciando desde el 2011, la transforma con un destino oficial.

Todo depende de que al Ayuntamiento le interese la Semana Santa como recurso turístico y lo demuestre como lo están haciendo en numerosas poblaciones por toda España.

    Con la creación de este museo se podría acoger una amplia y representativa muestra de lo mejor del patrimonio de la Semana Santa de Baza, donde ofrecer a los visitantes un interesante recorrido por la historia y evolución de esta fiesta, resaltando la importancia que tiene para la propia ciudad y para su proyección hacia el exterior. Se podrían dedicar una sala del museo al importante escultor barroco José de Mora, el bastetano más universal.

    La iglesia y convento de San Antón podría convertirse en una magnifica sede del “Museo de la Semana Santa de Baza – Escultor José de Mora”, con algunos espacios de usos compartidos con el Ayuntamiento.

Bóveda de la capilla mayor.

                                                                                                          Como ejemplos siete poblaciones que recuperan su patrimonio para tal fin y que deberían servir de ejemplo para nuestra ciudad.

• Vélez-Málaga. Museo de la Semana Santa

Ubicado en la iglesia de Santa María La Mayor, con un excelente equipamiento cultural, cuenta con una exposición permanente de enseres del patrimonio artístico de las diferentes cofradías veleñas. Dispone de diferentes proyecciones audiovisuales que permiten conocer los orígenes de la Semana Santa y cómo se viven esos momentos en Vélez-Málaga.

• Lorca. Museos de Semana Santa

Otro magnífico ejemplo es la cercana ciudad de Lorca, con dos museos ubicados en sendos conventos:

. Museo de Bordados del Paso Blanco

El conjunto monumental de Santo Domingo (siglos XVI- XVIII) es la sede del Museo de Bordados del Paso Blanco y alberga el patrimonio de esta cofradía, la más antigua de la ciudad.


       En este museo se exhiben los tesoros del arte textil del Paso Blanco: bordados realizados en seda y oro en los Talleres Virgen de la Amargura, entre los que destacan seis Bienes de Interés Cultural que se conservan en la Cámara de las Maravillas bajo un sofisticado programa de conservación.

 

. Museo de Bordados del Paso Azul

Con sede en el antiguo convento de San Francisco (Siglos XVI-XVII) acoge un taller de bordados y una exposición de los principales mantos y tesoros que integran el patrimonio de la cofradía del Paso Azul, la Hermandad de Labradores. Este edificio ha sido completamente rehabilitado tras los seísmos del 11 de mayo del 2011 para albergar el museo de esta hermandad de la Semana Santa lorquina.

 • Murcia. Museo Salzillo

La ciudad de Murcia dispone de un Museo parecido, aunque en este caso está centrado en la escultura religiosa del Salzillo. El Museo Salzillo está formado por la unión de dos espacios: las salas del museo propiamente dicho y la iglesia de Jesús, sede de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Muestra en su interior la mayor, y más completa, colección de obras del genial escultor barroco murciano.  La intensa colaboración entre la comunidad autónoma de la Región de Murcia, el Ayuntamiento de la ciudad, Cajamurcia y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno hizo que la gran colección de obras de Salzillo pudiera ser visitada en un edificio en el que contrastan la modernidad de sus estructuras, el barroquismo de la iglesia de Jesús y el movimiento y los sentimientos de las esculturas.


• Museo Semana Santa en Medina de Rioseco (Valladolid)

La ciudad de Medina de Rioseco ha ubicado su museo en la iglesia de la Santa Cruz, con la colección de pasos locales y otros objetos de las distintas cofradías.

 • Museo Semana Santa de Montoro (Córdoba)

La iglesia de Santiago de Montoro se ha transformado el Museo de la Semana Santa, declarada «Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía» en 1998.

 • Museo Semana Santa de Calahorra (La Rioja)

La iglesia de San Francisco se ha convertido en un importante foco de atracción turística al transformarse en Museo de la Semana Santa.

 

3. Las propuestas de la asociación “Baza Histórica”

·  1. Seguir trabajando en el proceso de declaración de la Semana Santa de Baza como «Fiesta de Interés Turístico Nacional». Nos consta que se están dando los pasos oportunos para ello.

 

·     2. Negociación desde el Ayuntamiento con las administraciones competentes para la creación de un Museo de Semana Santa en el edificio de la antigua iglesia y convento de San Antón.

    El centro podría disponer de salas de exposición permanente, una sala de exposiciones temporales así como una serie de salones para reuniones, conferencias, etc, decorados con piezas de bordados y la totalidad de los carteles anunciadores de la Semana Santa.

    Asimismo, el museo podría contar con un pabellón donde albergase la mayoría de los tronos procesionales y esculturales que desfilan en la Semana Santa de Baza, los cuales podrán resultar muy atractivos para los bastetanos y los visitantes. Dicho pabellón, además de permitirnos ahondar en el tema de nuestro interés, nos acercaría más a la Diócesis de Guadix-Baza en colaboración con la misma.

 

    Podría contar también con una sala de exhibiciones temporales en donde se muestre la riqueza en dicho tema que nos podemos encontrar en el altiplano granadino o comarcas limítrofes.

 

La intención es que el visitante pueda realizar su recorrido a través de distintos bloques temáticos diferenciados (fijos o temporales):

–  En él se podría conocer la historia del edificio, así como un repaso a la historia de otros edificios representativos en la Semana Santa.

–  Historia de las Cofradías: hace un recorrido sobre la historia de las cofradías bastetanas dividiéndola en distintos periodos.

La imagen procesional: descubrir interesantes aspectos relacionados con las imágenes procesionales. Ocuparía un lugar destacado el oficio de imaginero, encargado de la realización de las tallas.

–  La imagen oficial de la Semana Santa de Baza: exposición de carteles de Semana Santa, elemento que anuncia cada año esta importante celebración bastetana.

  El ajuar de las imágenes: espacio dedicado al bordado y a la orfebrería donde admirar una representación de piezas delicadas y de gran valor que visten y adornan a las imágenes que salen en procesión en la semana santa bastetana.

La Procesión. En una sala se podría exponer cómo se estructura una procesión, con el nombre y función de cada parte de la misma.


 – Se podría realizar una exposición sobre la figura de uno de los más importantes escultores bastetano del barroco español: José de Mora.

 

   Además, el centro podría ofrecer los siguientes servicios: visitas escolares, recorridos guiados…Igualmente se podrían llevar a cabo proyecciones de documentales, actuaciones y conferencias.

     Sabemos que el trabajo de cada una de las Cofradías de la Semana Santa de Baza, a título particular y el de la Federación de Cofradías en general, ha engrandecido esta celebración en los últimos años. Por ello volvemos a animar a las Federación de Cofradías y Hermandades de Baza para conseguir un Museo de la Semana Santa, como el que tienen ciudades como Murcia, Lorca o Vélez Málaga. Si la Federación de Cofradías y Hermandades se lo propone el consistorio tendrá que ir moviendo todos los hilos…