La asociación “Baza Histórica”, cuyo objeto es el patrimonio de nuestra ciudad y su puesta en valor, ha solicitado en varias ocasiones a la Oficina de Rehabilitación de Baza y a la Delegación Provincial de Cultura que en las intervenciones que realicen en nuestra localidad se recuperen las fachadas tradicionales con sus elementos de forma correcta. No hablamos por hablar, conocemos bien la arquitectura bastetana pues algunos de los integrantes de esta asociación llevamos más de quince años investigando sobre el patrimonio de la misma, además de haber realizado cursos de doctorado sobre actuaciones en Conjuntos Históricos. No sólo hay que recuperar las fachadas mudéjares sino las soleras de los balcones con sus materiales y colores originales, los aleros en su color, las persianas tradicionales… Hoy dedicaremos este artículo a un aspecto muy importante a la hora de restaurar edificios y más si quién realiza las obras es un organismo oficial en edificios comprados por la Junta. Nos centraremos en la recuperación de las portadas de piedra y ladrillo ocultas tras obras posteriores, elementos que se pueden encontrar en las dos casas que está restaurando actualmente la Oficina del Área de Rehabilitación en las calles del Agua y en Caños de la Morería.
 
          

                               
 
          Casa nº 25 de los Caños de la Morería.             Casa de Don Celso.
 
Las fachadas de estas dos casas bastetanas podrían quedar con las de las fotografías que ustedes pueden ver a continuación, las de las fachadas de dos viviendas que estaban totalmente tapadas hasta que se han restaurado recientemente.
 
 
           

                   
 
La recuperación de las portadas de piedra y ladrillo ocultas
 
Muchas casas principales bastetanas, como podrían ser estas dos que está interviniendo la Oficina de Rehabilitación, contaban con portadasde piedra o ladrillo mutiladas y/o tapadas en épocas posteriores que deberían recuperarse. En la planta baja de las construcciones de cierta entidad la puerta de acceso quedaba subrayada por algún tipo de recerco que constituía la única alteración formal en la desnudez del muro. En numerosas ocasiones las piezas de piedra en sillería habitualmente adovelada o ladrillo recercando el vano han quedado ocultas, igualadas con el resto del paramento a causa de los reiterados blanqueos y/o reducción de vanos o huecos realizados en épocas posteriores.
 
En Baza hay muchos ejemplos como ya hemos comentado en escritos anteriores y hoy le presentamos algunos de ellos. Picando las fachadas de forma correcta se puede comprobar perfectamente el tipo de fachada y la existencia de portadas. En algunos casos el ensanchamiento de los vanos como acceso para una cochera o para adaptar la fachada a un nuevo diseño y época ha provocado su destrucción. Quizás la portada de la casa de don Celso se conserve todavía. Si hubo portada de piedra o ladrillo tapada por obras posteriores en la casa de los Caños de la Morería nº 25 ha podido desaparecer pues el muro de esta parte de la casa desafortunadamente ha sido demolido en su mayoría. Que conste que solicitamos control a la Oficina de Rehabilitación y a la Delegación Cultura en varias ocasiones antes de iniciar las obras.
 
Portadas de cantería
 
            En la ciudad de la Edad Moderna fue habitual que las casas principales contarán con portadas de sillería adovelada sin sobresalir del muro, habiendo quedado en muchos casos ocultas a causa de los reiterados blanqueos, caso del inmueble nº 13 de la placeta de la Cruz Verde o tapadas en parte como las de la plaza Mayor o las de la calle Nueva (tras el convento de la Merced). Evidentemente no son las únicas.
 

     

       
 
 
Portadas de Ladrillo
 
De igual forma es muy habitual encontrar en la Baza de la Edad Moderna casas con portadas de ladrillo, no sólo en viviendas principales sino en otras de inferior categoría. Una buena política urbanística con catas obligatorias, que deberían estar contempladas en el PGOU, recuperaría nuestra arquitectura correctamente (fachadas -en muchos casos de corte mudéjar- aleros, soleras de balcones, patios, cubiertas de madera, portadas….). En este artículo pueden ver algunas portadas de ladrillo situadas en la calle Luis García (demolida), callejón de Don Benito (la de enfrente posiblemente también la conserva tapada por lo que nos dijo su dueña), y calle de las Monjas, tapada junto con toda la fachada en épocas posteriores.