La Junta está incumpliendo (década tras década) lo aprobado por el Parlamento para el palacio de los Enríquez. No está llevando a cabo los compromisos anunciados desde 2004. La recuperación de este BIC público es la gran asignatura pendiente de la Junta de Andalucía.

1. La Junta, suspensa en cumplimiento de compromisos

La Junta está incumpliendo los compromisos del Parlamento Andaluz para el palacio de los Enríquez, uno de los BIC públicos más destacados de Andalucía Oriental, al no llevar a cabo el proyecto de restauración integral anunciado por Cultura desde el 10/11/2004, con un plazo de 60 días y con un presupuesto de 487.000 euros (ANEXO-1 ). Si tuviésemos que valorar su actuación en este BIC público tendríamos de darles un 0. No han hecho nada.

 

La Junta está dejando que el monumento desaparezca poco a poco (vean el informe de ruina de la Universidad de Cartagena, 2018). Especialmente preocupante son las carpinterías policromadas, tal y como afirman los técnicos. En 2009 la Junta se comprometía a hacerse cargo de su rehabilitación, un convenio con la Consejería de Cultura (BOPA 332, pp. 13-14) que aseguraba que se acometería la restauración integral, pregonando una partida de 400.000 euros en los presupuestos de 2010 (ANEXO-2 ). La Consejería volvió a anunciarlo el 28/2/2010 (ANEXO-3 ) y el 29/01/2012 (ANEXO-4), declarando en esta última ocasión que sólo faltaba el visto bueno para iniciar el proceso de licitación de obras. Las magnificas carpinterías policromadas están desapareciendo.

Tras la ruina progresiva, y galopante de décadas, la ciudadanía está denunciando en prensa, año tras año, la prevaricación enquistada de las entidades públicas (Ayuntamiento y Cultura) y la connivencia del Defensor del Pueblo Andaluz en éste, y en otros BIC bastetanos, por no actuar según la Ley del Patrimonio. Si el Defensor no denuncia ante el Parlamento (ante la Junta y la opinión pública) y no se presenta en Baza, como creemos que es su obligación, seguiremos en la misma situación de los últimos 25 años. Llevamos un cuarto de siglo con este BIC público en ruinas. Las administraciones públicas se han dado de cuenta que en Andalucía no hay nadie que les haga cumplir la Ley.

 

 

2. La Junta, suspensa en coherencia con lo que el Parlamento ha aprobado durante décadas

Desde 2014 se aprobó (de nuevo) en el Parlamento la intervención del palacio a instancias del PP. A partir de entonces todos los años dicho partido lo ha reivindicado (13/11/2015, 26/11/2017, 21/07/2018, 18/08/2018 ANEXO-5. A finales del 2018, ante las elecciones, el PP pregonaba que si queríamos ver este monumento restaurado, y puesto en valor, confiásemos en su partido. Llevan varios años en el poder y no se ha visto absolutamente nada. Igualmente es importante recordar que el PP anunció, en la Mesa del Patrimonio (junio del 2019), la restauración del palacio para septiembre de ese año. El 25 de junio de 2019 el delegado del gobierno declaraba en prensa que buscaría presupuestos para el proyecto.

 

Estamos ante una de las sinvergonzonerías más grandes de la democracia en España. Todos callan y miran para otro lado. Nuestros BIC siguen hundiéndose. La Junta está machacando a nuestro patrimonio año tras año. Se han sacado de la manga

La credibilidad de un Parlamento, de una Junta, de un delegado provincial, de cualquier político debería tener su primer fundamento en la seguridad de que cumplen con la Ley y con lo que reivindican y prometen. Los ciudadanos nos sentimos defraudados por los políticos que nos gobiernan, tanto los locales como los regionales. Nos hemos acostumbrado a que engañen a nuestro pueblo. Son veinticinco años pidiendo ayuda, un cuarto de siglo solicitando que se cumpla la Ley del Patrimonio. Tanto monta, monta tanto, la Junta de Andalucía como el Parlamento Andaluz. Ninguno está haciendo nada. La rehabilitación del palacio de los Enríquez es la asignatura pendiente de la Junta de Andalucía.