Varios funcionarios/as, contratados/as de la Delegación de Cultura nos han asegurado en distintas ocasiones que la restauración de los Baños de Marzuela no fue supervisada por la Comisión Provincial de Patrimonio y algo más indignante para nuestro patrimonio, que había un informe en contra de la intervención que al final se ha ejecutado
 
            El aspecto exterior de nuestros baños se ha convertido en una actuación totalmente inadecuada realizada por una administración pública, digna de ponerse como ejemplo a nivel nacional de cómo no se ha de intervenir un monumento. El mismo delegado de Cultura, Pedro Benzal, reconoció hace unos meses, como lo hemos hecho asociaciones y la ciudadanía en general, que la estructura elegida para cubrir los baños rompe con todo lo que hay alrededor, una desagradable actuación permitida solo a la Junta. Pues bien, es el momento de recordarle a dicho señor dos hechos fundamentales, que esta asociación se opuso por escrito a esta intervención antes de iniciarse las obras y en diciembre de 2005 en la reunión que mantuvimos con José Antonio Pérez Tapias, delegado provincial en ese momento. En segundo lugar indicarle que su institución afirma extraoficialmente que la restauración carecía de la supervisión de la Comisión Provincial del Patrimonio y que contaba con un informe en contra de la intervención que al final se escogió.
 
            En varias ocasiones antes de comenzar los trabajos nuestra asociación denunció que esta restauración iba a convertirse en uno de los mejores ejemplos de cómo no intervenir un Monumento Nacional sufragado para el colmo de los colmos con dinero público. Un cubo con un diseño que distorsiona de forma brutal dentro de un barrio de arquitectura tradicional, una intervención nada respetuosa con el Conjunto Histórico protegido. Para mas información ver nuestros artículos: “Los baños árabes de Baza. ¿El rey chico bastetano?”, publicado en la revista Norte la segunda quincena de mayo de 2005 y “Una caja de zapatos sobre los baños árabes”, publicado en diversos periódicos provinciales y nacionales.
 
Las sustituciones realizadas en los muros exteriores se deberían haber realizado con las técnicas y materiales de las mismas características de las casas que había sobre los baños. La Carta italiana de 1987 así lo recomienda para que las intervenciones sean más homogéneas con lo existente. Con demasiada frecuencia, éste es un caso evidente, la obsesión por la diferenciación del material original y los nuevos, han hecho acudir al hormigón armado, demostrando su incapacidad técnica como estética desde una apreciación de la armonía como cualidad de la arquitectura histórica, armonía tantas veces recomendada desde la Carta de Venecia. La Ley del Patrimonio de Andalucía en su título II (artículo 20, punto 3) dice que los métodos constructivos y materiales a utilizar deberán ser compatibles con la tradición constructiva del bien. ¿Creen ustedes que el hormigón que le han colocado en los muros exteriores es compatible con la tipología de los muros de las casas que allí había o con el ladrillo utilizado en la construcción de los baños?.
 

 
F. 1. Aspecto exterior de los baños de Marzuela.
         Una actuación desafortunada
 
            Es vergonzoso e indignante ver como nos toman el pelo, como la administración juega con nuestro patrimonio. Estamos ante la crónica de un atentado avisado hasta la saciedad por la asociación “Baza Histórica” y ante el despotismo y negligencia constante de una Delegación Provincial de Cultura. Solicitamos una y otra vez que cambiaran el proyecto, incluso nos reunimos con el delegado meses antes de iniciarse las obras con objeto de intentar evitarlo. Que ahora nos digan que la nefasta intervención llevada a cabo no tiene la supervisión de la Comisión Provincial de Patrimonio y que hay un informe en contra es de Juzgado de Guardia. Saben que a los integrantes de la Delegación no les pasa nada, como mucho que los trasladen a otro lugar. ¿De que le vale a los Baños Árabes de Baza que hayan sido desviados dos funcionarios de la delegación de Cultura por las decisiones finales en las obras de restauración?. De nada, pues la prepotencia de la Delegación es tan grande que errores como este se repetirán en la Alcazaba y otros edificios bastetanos hasta que llegue alguien sensato a dirigir dicha institución.
 
            Antes de finalizar este punto señalar un dato de vital importancia. Las afirmaciones que aquí realizamos (carecer de la supervisión de la Comisión Provincial de Patrimonio, la existencia de un informe en contra y que han sido desviados dos funcionarios por la aprobación de esta restauración) nos las han confirmado varios trabajadores de esta Institución personalmente y por teléfono.
 
Aspecto externo de los Baños
 
            La delegación presumía de que la intervención iba ser una magnífica obra de la arquitectura actual y en realidad es una catetada más de esta Institución. Esos muros de hormigón son adecuados en una zona moderna, no en un barrio de arquitectura tradicional como es el de Santiago. La propuesta realizada es la misma que podemos ver en muros por todas las ciudades de Andalucía. Vean por ejemplo las tapias del edificio de los Sindicatos en Granada. ¿Les recuerda algo?
 

F. 2. Tapias que bordean el nuevo edificio de sindicados en Granada
         y paredes actuales de los baños de Marzuela de Baza.
 
Solución de “Baza Histórica” para arreglar tan enorme atrocidad
 
            La solución ya la proponíamos en los artículos mencionados anteriormente, el tratamiento de las fachadas de forma tradicional, que fue lo que prometió la Delegación Provincial de Cultura en un primer momento. Como ya están levantados muros habría que revestirlos de nuevo, no es costoso. En esta intervención se habrían de tener en cuenta dos aspectos fundamentales:
 
  1. Paredes. Tratar los muros como si de una casa tradicional se tratase con sus ventanas y puerta de carpintería en color marrón oscuro (aunque estén cegadas) y rejas tradicionales distribuidas de forma irregular siguiendo una disposición más o menos similar a lo que había. La fachada podría cubrirse con ladrillo en las esquinas y recercando los vanos de las ventanas y puerta de acceso, armonizando con la iglesia de Santiago (torre) y con la fachada principal del hospital. Se podría reutilizar ladrillos de edificios demolidos para aportarle más autenticidad.
  2. Alero. Se debería colocar un alero tradicional (aunque sólo tenga función estética) de ladrillo o madera, siguiendo los modelos más comunes del barrio, todos sus edificios cuentan con él.
 

F. 3. Restos de las paredes antiguas de los baños en las que
       se observa el ladrillo como elemento compositivo .
 
En el fondo este revestimiento que sugerimos sería seguir con la tipología que tenían las paredes (mudéjar con ladrillos) y los aleros de las casas allí existentes (fotografía nº 3). Nuestra propuesta quedaría más o menos como pueden apreciar ustedes en las fachadas de la casas de los baños del Bañuelo de Granada (fotografía nº 4).
 

F.4. Aspecto exterior de los baños del Bañuelo en Granada.
Así podrían quedar las fachadas de nuestros baños.
 
Aprovechamos las circunstancias para volver a animar de nuevo a los habitantes del barrio de Santiago a que luchen por tener unos baños con un aspecto externo digno y si ven adecuada nuestra propuesta se movilicen de la forma que vean conveniente, por ejemplo, recogiendo firmas para modificar las fachadas. Nosotros firmaremos los primeros.