Un edificio mal catalogado: la tercia abacial de Baza

 

            Acaba de presentarse el definitivo P.G.O.U. con una normativa y catálogo del Conjunto Histórico con numerosos errores a pesar de haber sido comunicados año tras año al Equipo Redactor y a la Delegación Provincial de Cultura, errores en la localización de edificios (nombres de plazas y calles distintos a los reales), inmuebles mal catalogados interna y externamente y una “normativa estética” poco rigurosa en comparación con la de otras ciudades de tamaño similar en toda Andalucía (sevillanas, cordobesas, granadinas, malagueñas, jienenses). La asociación “Baza Histórica” recuerda que ha ofrecido su colaboración en la catalogación y en la elaboración de la normativa estética del P.G.O.U. desde que el Equipo que lo ha realizado llegó a la ciudad y éste ha pasado literalmente de nosotros a pesar de que algunos de los integrantes de esta asociación hemos realizado cursos sobre intervención de ciudades históricas y hemos elaborado tesis relacionadas con la historia y arquitectura de nuestro Conjunto Histórico. Tan sólo nos queda exponer a los ciudadanos lo que es un error monumental muy bien pagado con dinero público. A partir de este mes centraremos nuestros artículos relacionados con el P.G.O.U. en dos bloques, uno sobre normativa y otro sobre el catálogo.

 

Antes de iniciar nuestra andadura por el P.G.O.U. es necesario recordar que  funcionarios y contratados/as de la Delegación Provincial de Cultura de Granada nos han confesado en varias ocasiones por teléfono y personalmente, la última vez en septiembre de 2008 (reunión en sus despachos), que el catálogo de Baza está muy mal hecho pues la mayoría de las fichas individualizadas de edificios destacados están  mal ejecutadas -incompletas, no reflejan nada o casi nada del valor de los inmuebles…-,que si se aprobaba tal y como se encontraba (septiembre de 2008) iba a seruna merienda de negros”. Es vergonzoso e indignante pero es así. Solicitaron que nuestros especialistas le presentarán una relación de 30/40 edificios destacados mal catalogados. La intención era, según la Delegación, pedirle a Juan Carlos García de los Reyes, responsable máximo del P.G.O.U, que presentase el catálogo correctamente, realizando las fichas completas de los edificios que les señalábamos o que no se le pagaba. Dado que dónde se nos dijo digo nos dijeron pocos días después Diego y se ha aprobado el catálogo mal realizado, hemos decidido presentar muchos de los errores del PLAN ante la opinión pública. No es nuestra intención atacar a dichos funcionarios. Les honra el reconocer que lo que se iba a aprobar, lo aprobado al final, era una barbaridad y hasta ahí vamos a leer.

 

 

Un edificio mal catalogado: la tercia abacial de Baza

 

En el catálogo del P.G.O.U. aparece la casa nº 15 de la calle Corredera catalogada como la tercia, omitiendo varios hechos fundamentales, su magnífica portada de mármol y la posibilidad de mantener alfarjes en sus dependencias principales. Toda la información que aquí se expone está sacada de una tesis doctoral.

 

 Pedimos que se catalogue correctamente la Tercia Abacial, con su portada (depositada en fondos municipales), solicitando la reintegración de la misma en su lugar de origen. Antiguos inquilinos nos han comentado que conserva bajos dobles techos cubiertas de madera (posibles alfarjes).

 

Las tercias, construcciones destinadas a la recepción y almacenamiento de los diezmos y primicias (generalmente granos), tributos que en el Antiguo Régimen habían de pagarse a la Iglesia, eran edificios que requerían de bastante espacio y no solían ubicarse en el apretado recinto amurallado de las medinas. Aunque el diezmo de los frutos y las rentas lo cobraba dicha institución, ésta había de entregar a la corona cierta porción, las llamadas tercias reales, las cuales se guardaban en estas construcciones, de ahí el nombre.

 

Con la aparición del estado liberal en el siglo XIX y la desaparición de los tributos eclesiásticos estas edificaciones perdieron su finalidad. La circular de 2 de septiembre de 1841 puso el punto final: se aprobaba la enajenación de las propiedades del clero como Bienes Nacionales. Como consecuencia de esta medida y otras posteriores, el edificio de la tercia abacial de Baza fue vendido en 1867 a Emilio Serrano Señán por 21.000 reales. Era una construcción de un solo cuerpo de alzada y planta de 500 metros con las siguientes lindes: sur calle Corredera, norte calle Tras-Tercia, levante otra casa del Estado y poniente Antonio Negros. Creemos que dicha construcción se corresponde con actual número 15 de la calle Corredera.

 

 


 

A pesar de que eran edificios meramente utilitarios, el caso de la tercia abacial bastetana llega a utilizar elementos que embellecen su fachada principal, una portada adintelada de mármol (hoy depositada en el ayuntamiento), material usual en la arquitectura religiosa y civil de carácter señorial de la ciudad en el último tercio del siglo XVIII y principios del XIX. Consta de dos pilastras sobre las que se apoya un sencillo dintel con una cartela central y la inscripción IHS, el anagrama del nombre de Cristo (abreviaturas de “Jesús, Hombre, Salvador”). Antes de las transformaciones sufridas en el siglo XX el inmueble se distribuía en torno a una planta en U, alrededor de un patio de unos 30 metros cuadrados abierto hacia la calle Tras-Tercia. En su lateral izquierdo, en la conexión con la carretera de Granada, había un corral sobre el que se levantó en los años sesenta varias habitaciones y una terraza. En los bajos, donde se abrió el bar Olimpia, había una pequeña bodega.

 

 

 

                              

                   Portada de la Tercia Abacial. En depósito municipal.

 

Para no olvidar:

 

  1. Se está aprobando un P.G.O.U. con demasiados errores, teniendo la Junta conocimiento de casi todos ellos desde hace años.
  2. Se está dilapidando el dinero público pues se está pagando con millones un trabajo que deja mucho que desear.
  3. Esta asociación se ofreció a colaborar en la elaboración de la normativa y en el catálogo desde el primer día que se presentó el Equipo Redactor en Baza, pasado éste literalmente de nosotros a pesar de que algunos de los integrantes de esta asociación hemos realizando cursos sobre intervención de ciudades históricas y hemos elaborado tesis relacionadas con la historia y arquitectura de Baza.
  4. A pesar de que la asociación “Baza Histórica” lo ha comunicado en varias ocasiones el catálogo no identifica correctamente muchas casas en sus calles y plazas correspondientes. Por ejemplo, la casa nº 24 de la calle Almendro aparece en el catálogo como situada en el callejón de Arredondo.
  5. La normativa debería ser más rigurosa para poder contar en un futuro próximo con un Conjunto Histórico digno de los bastetanos.
  6. No sólo están mal catalogados algunos de los edificios monumentales propuestos para ser declarados BIC sino un número destacado de casas de los siglos XVI, XVII y XVIII. Sus fichas están incompletas. No constan correctamente los elementos de valor, no hay planos, fotografías y registros de todo lo destacado. No se señala que tipo de patio tienen (número de columnas, tipos de capiteles, corredores –balaustradas, pies derechos, modelos de zapatas y de alfarjes…-) y que techumbres cubren sus dependencias (número de salones que disponen de artesonados o alfarjes -que modelo siguen-, tipos de canes que los sustentan…). Miren los catálogos de otras ciudades y verán lo que es un catálogo bien hecho.
  7. Existen casas de la Edad Moderna con patios y cubiertas de todo tipo (alfarjes) que no constan en el catálogo, o en el mejor de los casos, sólo tienen catalogadas sus fachadas. Por lo tanto no se mencionan sus elementos de valor: patios, cubiertas de los siglos XVI y XVII. Para el catálogo, en el mejor de los casos, sólo son fachada, por lo tanto el interior se puede demoler pues no existe a nivel oficial.
  8. Cultura nos ha reconocido que si se aprueba el catálogo como está será “una merienda de negros” para nuestro patrimonio. 

 

 

 

 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]