¿Quedará mucho para que estemos ante el final de las prevaricaciones de las entidades públicas (Ayuntamiento y Junta) y la connivencia del Defensor del Pueblo Andaluz denunciadas en prensa por varios ciudadanos en los últimos años?  Entendemos que estas denuncias se refieren al incumplimiento de los deberes de los servidores públicos (Ayuntamiento, Cultura y Defensor) ante la obligación de actuar, de aplicar de la Ley del Patrimonio… Analicen lo que está pasando en los últimos 20 años. ES INDIGNANTE.

El 25 de octubre del 2018 el Defensor afirmaba algo que le que es totalmente falso, que se había llevado a cabo la Orden de Ejecución de 2011 (cubiertas, carpinterías, voladizos, portada…), basándose en los informes falsos de las administraciones (Ayuntamiento y Cultura, ANEXO-1).

Llevamos muchos, muchísimos, años demostrándole al Defensor que le están mintiendo, enviándole fotografías para que pueda comprobar con sus ojos cómo las administraciones le engañan.

El gran problema es que el Defensor acepta sus mentiras (se deja engañar). Señor Defensor, preséntese en Baza, vea el palacio y denuncie ante la opinión pública… Se lo estamos pidiendo un año sí y otro también. Podría ver cómo le mienten igualmente en otros BIC (Alcazaba, palacio de los Enríquez, conventos de San Antón y San Jerónimo…). Venga a Baza, se lo pedimos todos los años.

Señor Defensor ¿ve usted las cubiertas de las alas norte-poniente-levante intervenidas, ve restaurada la portada, los aleros, las carpinterías, el patio…? No puede verlos pues están en ruina. Cultura y Ayuntamiento le engañan y usted acepta sus mentiras por enésimo año consecutivo.

Se debería actuar de inmediato, según lo dispuesto en el artículo 24 de la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico. El peligro de desplome a la vía pública es más que evidente, consecuencia de la dejadez de un consistorio que no cumple la Ley y miente a las administraciones. Lo de esperar a que pase a propiedad municipal (afirmación de Cultura-2019) para intervenir son milongas que van en contra de las obras de emergencia marcadas por propia la Ley del Patrimonio.

El hecho de que en la Orden de Ejecución de 2018 se presupuestase en 4.500 euros y en la Orden de Ejecución de 2019, pocos meses después, se llegase a 171.403 euros, demuestra lo que llevamos denunciando, año tras año, escrito tras escrito, durante dos décadas. El consistorio ha falseado los informes de lo realizado en las distintas órdenes de ejecución desde 2004.

A los que los firman documentos falsos (en éste y en otros muchos edificios bastetanos), ya sea el alcalde, un concejal o/y un técnico, deberían aplicárseles las sanciones que marca la LEY. Las órdenes de ejecución de 2004, 2011 y 2019 no se han ejecutado en la mayoría de sus puntos (gran parte de las cubiertas, desplomes del patio, aleros, portada, carpinterías -excepto la limpieza de la principal-…). Desde 2004 años sólo se han pintado las fachadas y en septiembre de 2019 se colocó una chapa en parte de la cubierta asomada a la calle Corredera (4.500 euros). Una parte importante del interior del palacio está a punto de hundirse, lo que podría provocar desplomes hacia la plaza y hacia la calle Corredera próximamente.     

1. Los informes falsos del Ayuntamiento

Por su especial protección, si los propietarios no realizan las obras de emergencia, las tiene que hacer la administración pública de oficio. Así lo reconocía en 2004 la arquitecta municipal en el escrito pertinente enviado a los propietarios del inmueble (ANEXO-2). Recordaba dicha señora que si no se ejecutaban las obras en 15 días se procedería a la ejecución subsidiaria por parte del consistorio (art. 159 de la LOUA 7/2002 de 17 de diciembre). Ni se realizaron las obras de la Orden de Ejecución en 2004 ni en 2011.

1.1. La portada

Aunque Cultura y Ayuntamiento declaren, año tras año, que se ha restaurado la portada es mentira. Lo puede ver cualquier ciudadano. El peligro de desplome a la vía pública es más que evidente.

La portada se está deteriorando a pasos agigantados en los últimos diez años, al agrietarse los fustes de las columnas (no pilastras como dice Ayuntamiento y Cultura), los capiteles y el entablamento. Alarmante es el desprendimiento de parte de uno de los fustes de una de las columnas, hecho que pueden observar ustedes en este artículo.

Al no realizarse las obras de restauración necesarias (mutilación de uno de los fustes…) las columnas que se conservaban correctamente hasta hace diez años están soportando más peso del habitual y están resquebrajándose, tanto en fustes como en capiteles.

 

                          

1.2. No se han restaurado los aleros

En las cubiertas sur y de poniente, las asomadas a la calle Corredera y a la plaza de Santo Domingo, siguen los recalos periódicos, más acentuados en la segunda. Parte de los aleros que las sustentan están desmoronándose y las claves de la galería aragonesa de poniente están agrietándose. Dentro de poco pueden comenzar a caer. Si no se interviene urgentemente puede ocurrir una desgracia. Vean en primer lugar las claves de los arcos, agrietándose por el mal estado del edificio. Las grietas están anunciando futuros desplomes y hundimientos. El peligro de desplome a la vía pública es más que evidente.

                       

                       

Claves de los arcos agrietándose y aleros desmoronándose.

Observen en segundo lugar como está desmoronándose el magnífico alero neoclásico del palacio, uno de los mejores de la provincia. En algunos puntos, como en el que pueden apreciar, está desapareciendo. Para Cultura y el Defensor, con los informes del consistorio, se han restaurado. Mienten, apoyándose en los informes falsos.

Alero desmoronándose, desapareciendo.

1.3. Las carpinterías se están deteriorando a pasos agigantados aunque el Ayuntamiento afirme, por escrito, que se han restaurado. Mienten en sus informes de las dos últimas décadas

La única carpintería restaurada (una limpieza y poco más) es la de la portada. El resto de las carpinterías está en estado más que lamentable, de pura ruina, algunas agrietándose, pudriéndose y desplomándose de sus marcos. La afirmación de Cultura y del Ayuntamiento de que las carpinterías se han restaurado en la última década es totalmente falsa. Miren las siguientes fotografías.

                                    

2. Orden de Ejecución de 2019

La Orden de Ejecución de 2019 (que aún no se ha llevado a cabo aunque estemos en 2020) implica, entre otras muchas cosas, la intervención de toda la cubierta. En 2019 sólo se colocó una chapa en parte del ala sur. No se actuó en el resto de las cubiertas.

 

Cubierta asomada al patio interior y cubierta asomada al ala norte

Las cubiertas están a punto de caer. Vean el informe de los bomberos. En los últimos años han estado desplomándose gran parte de los muros hacia el patio interior. El estado es dantesco, desplomes por doquierAdemás existe un peligro inminente de desplome de la cubierta y de los muros de levante al patio delantero (ya se produjeron varios desplomes en 2019) de la casa nº 3 de la calle Corredera, afectando a una propiedad privada.

Cubierta a punto de caer. Otoño de 2016. Muros en los que se apoyaba la cubierta. Unos han caído en los últimos años y lo que queda caerá dentro de poco.

Hace varios años cayeron los muros y viguerías que dividían las plantas de este ala del palacio. Ahora está a punto de caer todo lo que le rodea.

Desplomes hacia el patio delantero de la casa nº3 de la calle Corredera.

       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. En la Orden de Ejecución de 2019 (171.403 euros) no se contemplan muchas de las obras solicitadas en las órdenes anteriores pues Cultura aceptó por válidos los informes falsos del consistorio, que afirmaba haberlas ejecutado

Esta última Orden de Ejecución de 2019 no contempla muchas de las obras marcadas en 2004 y 2011 porque el Ayuntamiento sigue mintiendo en sus informes, sigue afirmando que las obras se ejecutaron. Desde esta asociación se ha solicitado que en esta última orden se incluya lo marcado en las órdenes anteriores pues nunca se ejecutaron (portada, aleros, carpinterías, fachada lateral asomada al patio de la casa colindante -a punto de deslomarse-…).

El máximo responsable de la ruina y gastos extras es el Ayuntamiento. Si hubiera ejecutado lo marcado en la Orden de 2004 (13.000 euros) en su momento, y no hubiese falseado los informes, no nos encontraríamos en esta situación de colapso inminente.

La Ley del Patrimonio OBLIGABA Y OBLIGA AL AYUNTAMIENTO A INTERVENIR DE INMEDIATO, según lo dispuesto en el artículo 24 de la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico.

La asociación “Baza Histórica” ha solicitado al Ayuntamiento (ANEXO-3), a Cultura (ANEXO-4) y al Defensor (ANEXO-5) que se incluyan en la última orden las distintas obras de emergencia que nunca se han hecho pues para la administración estaban ejecutadas, teniendo en cuenta los informes falsos del consistorio.