Los partidos de la oposición deberían ver cómo está el palacio (entrar dentro) y solicitar los expedientes municipales relacionados con el monumento. Si les pasan toda la documentación (que sería lo correcto y legal) podrán ver cómo el consistorio nos ha engañando año tras año. Vean como Cultura y el Defensor, basándose en los informes falsos del Ayuntamiento, afirmaban en 2018 que se habían llevado a cabo las distintas órdenes de ejecución (2003, 2011), siendo totalmente falso (ANEXO-1). De aquellos barros son estos lodos. La oposición debería saber lo que está pasando con el patrimonio de Baza en los últimos 30 años e implicarse directamente.

Casi 20 años de incumplimientos de la LEY del PATRIMONIO han provocado la ruina del inmueble. De los 13.000 euros de la Orden de Ejecución de 2003 a los 171.000 de la orden de 2019 hay una gran diferencia. Y más, teniendo en cuenta que en esta última cantidad no están incluidas muchas obras presupuestadas en 2003 y 2011 pues el consistorio, mintiendo a Cultura y el Defensor, afirma haber ejecutado (portada, aleros, carpinterías…).

Las obras de emergencia que se están llevando a cabo (48.000 e) las está ejecutando de forma subsidiaria el consistorio (la Junta les está obligando) y no llegarán ni al tercio de lo marcado en la Orden de Ejecución de 2019.

Próximamente se tomará la decisión del paso de la propiedad del palacio a los bastetanos. Si unos propietarios no han hecho nada para mantener un inmueble, en el precio de compra-venta se han tener en cuenta varios puntos de vital importancia:

  • La tasación real del inmueble, dependiendo muchísimo del estado ruinoso en el que se encuentra. No es lo mismo comprar un inmueble en buen estado que en ruina, que en este caso se extiende por todo el monumento, desde la planta baja a la torre. La situación es dantesca, caída de techumbres, muros. El precio debería ser totalmente distinto.

  • Habría que descontar en el precio de venta el coste de las obras que ejecute el consistorio (las realizadas, las que están realizando y las que está obligado a ejecutar). El coste de las mismas superará varios cientos de miles de euros, dado el estado agónico del monumento.

El consistorio debería tener todo esto muy en cuenta pues al final somos los bastetanos los que pagamos unos monumentos totalmente ruinosos que costará una barbaridad recuperar (palacio de los Enríquez, convento de San Jerónimo, baños de la Morería y ahora palacio de Cadimo…). Todo por la ineficacia, ineptitud y mal hacer de un consistorio que ha incumplido la ley y ha afirmado (en documentos públicos) que se han llevado a cabo órdenes de ejecución que jamás se efectuaron.

¿Qué ha hecho el Ayuntamiento para que no veamos la ruina del palacio? Tapar las fachadas con pintura. El problema es que los desplomes siguen en todos los monumentos. Es absurdo pintar las fachadas de los inmuebles catalogados y dejar que se hundan por dentro. Primero es salvar el edificio de la ruina (apuntalar, cubiertas) y lo último es pintar. Muy mal gestor, o gestora municipal, quién tomara tan desafortunada decisión. Tapar las ruinas es engañarse asimismo, a los ciudadanos y al Patrimonio.

1. La ruina del palacio se produce por el incumpliendo de la LEY del Patrimonio en los últimas dos décadas, no aplicando el Ayuntamiento las órdenes de ejecución y emitiendo informes en los que se afirmaba que se habían llevado a cabo

No debemos olvidar que en muchos aspectos ha sido el Ayuntamiento uno de los culpables de la ruina de este inmueble pues no ha aplicado la LEY DEL PATRIMONIO, no ha cumplido con las ordenes de ejecución marcadas por la Ley ni ha seguido el resto del protocolo. Pero el colmo de los colmos es que ha engañado a la ciudadanía y a las distintas instituciones públicas afirmando (documentos públicos) que se habían ejecutado obras que no eran reales (2003, 2011…). Con todo ello han provocado la ruina no sólo de este palacio sino gran parte de nuestros monumentos de propiedad municipal, es su forma de actuar (palacio de los Enríquez, iglesia y convento de San Jerónimo, baños de la Morería…). Que conste que esta asociación lleva dos décadas proponiendo ayudas públicas para que se hubiese recuperado la cubierta del palacio y otras partes del inmueble (portada, patio). Si hubiesen seguido el protocolo que marca la Ley, y nos hubiesen hecho caso, no hubiésemos llegado a la situación de ruina en la que estamos.

No sería descabellado que se pagaran muchas de las obras que necesitan los monumentos municipales con los sueldos del señor alcalde, concejales relacionados con el patrimonio local y técnicos, el de aquellos que han firmado documentos falsos. Es vergonzoso tener la mayoría de los monumentos relevantes de Baza (propiedad municipal) en estado ruinoso….

No sólo es que nuestro consistorio no gestiona adecuadamente nuestro patrimonio, pasan literalmente del mismo. Nunca presentan proyectos para la recuperación de estos monumentos bastetanos de propiedad municipal…

El Ayuntamiento, o la oposición, deberían hacer fotografías y difundir ante la ciudadanía la ruina del interior del inmueble, para que los bastetanos veamos la realidad. LOS CIUDADANOS QUEREMOS CLARIDAD. Creemos que los políticos nos la deben. Se les está pagando por ello.

1.1. Los informes falsos del Ayuntamiento

Por su especial protección, si los propietarios no realizan las obras de emergencia, las tiene que ejecutar la administración pública de oficio (art. 159 de la LOUA 7/2002 de 17 de diciembre, artículo 24 de la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico…). Así lo afirmaba la arquitecta municipal en 2004. Veamos algunas de las partes del palacio. La oposición debería informarse y pedir responsabilidades. Es muy fuerte lo que está pasando con los monumentos bastetanos. En las reuniones de la Mesa por el Patrimonio hemos comentado, en varias ocasiones, que el Ayuntamiento les omite información de todo lo que está sucediendo, que deberían investigar.

1.1.1. La portada

Aunque Cultura y Ayuntamiento hayan declarado, año tras año, que se ha restaurado la portada es mentira. Lo puede ver cualquier ciudadano. El peligro de desplome a la vía pública es más que evidente.

La portada se está deteriorando a pasos agigantados en los últimos diez años, al agrietarse los fustes de las columnas (no pilastras como dice Ayuntamiento y Cultura), los capiteles y el entablamento. Alarmante es el desprendimiento de parte de uno de los fustes de una de las columnas, hecho que pueden observar ustedes en este artículo.

Al no realizarse las obras de restauración necesarias (mutilación de uno de los fustes…) las columnas que se conservaban correctamente hasta hace diez años están soportando más peso del habitual y están resquebrajándose, tanto en fustes como en capiteles. Los informes municipales afirman que se ha restaurado. Es falso. La situación de desplome se va acentuar de inmediato pues en esta última intervención sigue sin hacerse nada.

1.1.2. No se han restaurado los aleros

En las cubiertas sur y de poniente, las asomadas a la calle Corredera y a la plaza de Santo Domingo, han seguido los recalos periódicos, más acentuados en la segunda. Parte de los aleros que las sustentan están desmoronándose y las claves de la galería aragonesa de poniente están agrietándose. En este mes de octubre se están apuntalando algunas de las claves.

Claves de los arcos agrietándose y aleros desmoronándose.

Observen en segundo lugar como está desmoronándose el magnífico alero neoclásico del palacio, uno de los mejores de la provincia. En algunos puntos, como en el que pueden apreciar, está desapareciendo. Para Cultura y el Defensor, con los informes del consistorio, se han restaurado. Mienten, apoyándose en los informes falsos. En la última intervención tampoco se está haciendo nada.

                                                                     Alero desmoronándose, desapareciendo.

1.1.3. Las carpinterías están desapareciendo a pasos agigantados aunque el Ayuntamiento afirme, por escrito, que se han restaurado. Mienten.

La única puerta restaurada (una limpieza y poco más) es la de la portada. El resto de las carpinterías está en estado más que lamentable, de pura ruina, algunas agrietándose, pudriéndose y desplomándose de sus marcos. La afirmación de Cultura y del Ayuntamiento de que las carpinterías se han restaurado en la última década es totalmente falsa. Miren las siguientes fotografías.

 

En la última intervención tampoco se está haciendo nada.

1.1.4. Cubiertas

¿Se cubrirá todo el edificio con chapa, tal y como marca la Orden de Ejecución de 2019?

A esta asociación han llegado rumores de que no se van a intervenir todas las cubiertas, que tan sólo van a colocar la que mira al patio y poco más… La cubierta está fatal. Su desplome podría producirse próximamente si se deja en el estado en el que está. Si no se cubre todo va a seguir la ruina en el inmueble dentro de muy poco. Vean como sé han puesto sólo cubiertas sobre lo demolido en la zona del patio, una mínima parte de la cubierta que mira a la plaza de Santo Domingo y poco más. Nos espera un invierno y primavera delicada.

 

1.1.5. En la Orden de Ejecución de 2019 (171.403 euros) no se contemplan muchas de las obras solicitadas en las órdenes anteriores pues Cultura aceptó por válidos los informes falsos del consistorio, que afirmaba haberlas ejecutado

Esta última Orden de Ejecución de 2019 no contempla muchas de las obras marcadas en 2004 y 2011 porque el Ayuntamiento sigue mintiendo en sus informes, sigue afirmando que las obras se ejecutaron. Desde esta asociación se ha solicitado que en esta última orden se incluya lo marcado en las órdenes anteriores pues nunca se ejecutaron (portada, aleros, carpinterías…).

El máximo responsable de la ruina y gastos extras es el Ayuntamiento. Si hubiera ejecutado lo marcado en las órdenes de 2003/2004 (13.000 euros) y 2011, y no hubiese falseado los informes, no nos encontraríamos en esta situación de colapso inminente y de gastos desmesurados.

La Ley del Patrimonio OBLIGABA Y OBLIGA AL AYUNTAMIENTO A INTERVENIR DE INMEDIATO, según lo dispuesto en el artículo 24 de la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico.

 

Orden de Ejecución de 2019

OJO. La Orden de Ejecución de 2019, que no se ha podido llevar hasta el momento pues se está intentando evitar el colapso del edificio, implica, entre otras muchas cosas, la intervención de toda la cubierta, la colocación de una sobrecubierta por todo el edificio.