Es una de sus obligaciones. Llevamos casi dos décadas esperando que actúe.

Estamos ante cuatro destacados edificios (uno declarado BIC, dos propuestos para ello y una notable casa-señorial de principios del s. XIX) sobre los que esta asociación lleva casi dos décadas solicitando ayuda al Defensor, sin que se haya solucionado absolutamente nada, estando todos ellos en una situación alarmante de ruina.

1. La iglesia de San Antón. Con expediente para ser declarado BIC desde 1986

La situación es alarmante, no se está ejecutando el proyecto urgente de conservación, y puesta en valor del templo, solicitado por el Defensor en agosto del 2020. Tras la confirmación, por parte de Cultura y el Defensor (28/08/2020), de que el templo ha permanecido (durante décadas) y permanece, con graves desatenciones de conservación que pueden abocar a su ruina, unido a la ausencia de registros de intervención (actuaciones que marca la Ley), el Defensor exigió la actuación urgente de Cultura y del Ayuntamiento, si no lo hacían los propietarios, reclamando incluso la expropiación como solución inmediata.

El Defensor debería pedir de inmediato, la aplicación de la Orden de Ejecución y la expropiación. Igualmente debería solicitar que se cumplan lo prometido por el alcalde y Cultura en 2011: tramitación inmediata como BIC y su transformación con un uso público.       

Tejas rotas en todas las cubiertas. Cada vez que llueve entra el agua, provocando más humedades, grietas, desprendimientos y deterioro de las pinturas murales.

INTERIOR. Recalos y grietas de todos los tamaños. Igualmente hay recalos y grietas en el crucero y capilla mayor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. La casa del Tesorero (S. XVIII). Propuesto para ser incoado como BIC desde 2010

El Defensor afirmaba, en su página web (verano del 2020), que se iban a realizar las obras de emergencia en la casa del tesorero, edificio propiedad de una inmobiliaria. Ha pasado más de un año y no se ha hecho nada. La oficina de dicho señor obvia muchos aspectos en la ruina de este inmueble.

El Defensor acepta los informes municipales de que se llevó a cabo la Orden de Ejecución dictada en 2011 y ejecutada en 2015. ¿Cómo se atreve a creerles, teniendo en cuenta que el consistorio emite informes que no se ajustan a la realidad (convento de San Jerónimo, Alcazaba, palacio de Cadimo, iglesia de San Antón…)? El Defensor tampoco está teniendo presentes los registros de intervención supervisados por Cultura.

La ruina del inmueble. El mal estado de las cubiertas y las fachadas, incluidos los aleros

El PGOU (2010) aseguraba que este inmueble estaba muy deteriorado, necesitando una intervención de restauración urgente, proponiendo dicho PLAN un destino público para este edificio. Han pasado once años y el PSOE no ha hecho nada.

Son tres los puntos principales de la ruina de este edificio: cubiertas (en estado ruinoso), fachadas (incluidos los aleros, desplomándose hacia la calle) y espacios interiores (patio, escalera y dependencias en general). Igualmente están en pésimo estado de conservación la mayoría de las carpinterías.

Lo mas necesario, y urgente, es la colocación de una cubierta nueva. Muchas de las dependencias de la última planta están apuntaladas ante la amenaza de desplome. Las techumbres se recalan cada vez que llueve, los aleros se encuentran en un estado agónico (hay desplomes) y las fachadas presentan un aspecto lamentable. ¿Dónde están las obras de consolidación de los tejados y aleros de 2011, que dice el ayuntamiento que se ejecutaron en 2015?, ¿dónde la recuperación de sus fachadas y aleros?, ¿dónde la recuperación de las carpinterías? No hay nada de nada. Aparte de 4 pegotazos de yeso.

Los aleros, desplomándose. Riesgo a la vía pública

Los aleros de cuarto de bocel de la fachada principal, y lateral, están agrietándose, deteriorándose constantemente, con desprendimientos hacia la vía pública. Desde hace más de un año se ha tenido que colocar una red pues están cayendo hacia la calle, tal y como han visto en la imagen anterior.

Rezuman humedad por todos los puntos cardinales. Ya se han parcheado (4 pegotazos de yeso y poco más) en varias ocasiones pero su estado sigue siendo caótico pues se recalan cada vez que llueve. Las maderas en los que se apoyan los aleros se están pudriendo tras décadas de recalos constantes… Dentro de poco podrían desplomarse de forma definitiva. La situación es agónica.                                       

.                              

En último lugar aprecien las magníficas carpinterías del siglo XVIII, quemándose por el sol por no protegerse desde hace más de dos décadas, tema sobre el que profundizaremos en un próximo artículo… Las del interior en las mismas circunstancias.

El Defensor olvida, en su página web, que es un edificio propuesto para ser declarado BIC y lo que obliga la Ley en estos casos. Sorprende que ignore que está propuesto para ser declarado BIC cuando el mismo ha reclamado, en enero del 2020, su tramitación.

3. El palacio de los marqueses de Cadimo (BIC). Municipal

Hoy en día quien entre al palacio encontrará una ruina. Las obras de octubre-noviembre de 2020 (48.000 e) tan sólo han eliminado lo que se estaba cayendo, descombrado, apuntalado algunas zonas y se han colocado pequeñas chapas. Nada más. Uno de los aspectos más destacados de la Orden de Ejecución de 2019, colocar una sobrecubierta sobre todo el palacio, no se ha hecho. Cómo afirman los técnicos, unas cuantas tormentas y la ruina podría ser descomunal. A finales de 2020 el consistorio bastetano afirmó que se invertirían 82.624 en 2021. ¿Dónde está la inversión?   

                      

La ruina prosigue por todo el edificio. La portada se está deteriorando a pasos agigantados en los últimos diez años, al agrietarse las basas, los fustes de las columnas (no pilastras como dice Ayuntamiento y Cultura), los capiteles y el entablamento. Alarmante es el desprendimiento de parte de uno de los fustes de una de las columnas, hecho que pueden observar ustedes en este artículo. El ayuntamiento, Cultura y el Defensor aseguran que la han restaurado. Es totalmente falso.

 

El máximo responsable de la ruina y gastos extras en las obras de emergencia es el Ayuntamiento. Si hubiesen llevado a cabo lo marcado en la Orden de Ejecución de 2003/2004 (13.000 euros) en su momento, y no hubiesen faltado a la verdad en los informes emitidos, no nos encontraríamos en esta situación tan ALARMANTE.

El ayuntamiento acaba de solicitar una subvención del Plan Vive, programa de la Consejería de Fomento, para viviendas de alquiler social. Es lo único que han hecho. Por ahora sin respuesta alguna. Cultura, muy probablemente, no acepte la propuesta tal y como la han hecho.

4. La casa de los Sánchez Morales (principios S. XIX)

El Defensor, en su página web (hace ya unos cuantos años), dijo que estaría pendiente de la ruina de este inmueble y aceptó los informes del consistorio aunque no se correspondían con la realidad (arreglo de cubiertas, fachadas…). En las fotografías que les enviamos (todos los años) los técnicos del Defensor pueden ver las cubiertas y la fachada principal. Pueden apreciar que la cubierta norte no está puesta (sin tejas) y que los elementos decorativos de la fachada principal están desmoronándose aunque el ayuntamiento diga lo contrario. Los hundimientos interiores se están extendiendo a varios partes de la casa. Los técnicos observarán como han estado faltando a la verdad en los informes. SOS, están produciéndose hundimientos interiores.

                  

    Fachada principal. Aspecto de ruina total. Tejado sin cubierta.

 

El Defensor debería hacer un seguimiento y control sobre el cumplimiento de las promesas de la Junta y del Ayuntamiento

El Defensor es consciente y ha visto cómo las administraciones públicas llevan más de veinte años mintiéndonos. El Defensor debería hacer un seguimiento y control a la delegación provincial de Cultura cada año, para que no nos vuelvan a engañar por vigésimo segundo año consecutivo.

El DEFENSOR debería solicitar en el Parlamento:

  • La tramitación urgente, en 2022, de los dos BIC pendientes: Iglesia de San Antón y casa del Tesorero (casa de la plaza de la Cruz Verde, s. XVIII).
  • Reclamar a la delegación provincial de Cultura que incluyan de inmediato estos dos BIC en la programación anual del Servicio de Bienes Culturales en 2022. De no incluirse a principios de año denunciar ante el Parlamento y ante la opinión pública.
  • Reclamar las obras de emergencia en la iglesia de San Antón, casa del Tesorero y casa de los Sánchez Morales. Lo que lleva la oficina solicitando varios años. De no ejecutarse en dos meses, el Defensor debería denunciar ante la opinión pública y el Parlamento.
  • Pedir la expropiación inmediata de los dos edificios propuestos para BIC: iglesia de San Antón y casa del Tesorero.
  • Si no controla de esta forma nos volverán a engañar por vigésimo segundo año consecutivo
  • DENUNCIAR ANTE EL PARLAMENTO Y LA OPINIÓN PÚBLICA.